Pólvora e Infiernitos

Blindaje a campañas: el punto de quiebre

EFECTOS. El audio de la conversación entre el exalcalde de Cortazar, Hugo Estefanía Monroy, y un presunto miembro del Cartel de Santa Rosa de Lima alcanzó, como era de esperarse, las primeras planas de los diarios nacionales.

SERENOS. Es cierto. Hay que ser prudentes y no incurrir en juicios apresurados. Recordar que las conversaciones telefónicas no tienen un valor probatorio pero sí pueden ofrecer pistas a la Fiscalía Estatal para reforzar líneas de investigación.

DOS FRENTES. Es lógico pensar que en el búnker de Carlos Zamarripa esta conversación no representa algo revelador y que ya tenían antecedentes sobre este asunto. El punto importante no es sólo lo que de aquí se desprenda sino el blindaje que se pueda establecer en el futuro inmediato para que el dinero del crimen organizado no penetre en las campañas y en el financiamiento de los partidos.

CONSECUENCIAS. Ahora mismo, las investigaciones que haga la Fiscalía a partir de estos hechos tendrán que derivar en resultados concretos. Saber si en efecto, hay autoridades de diferentes niveles involucradas con organizaciones criminales y hasta qué punto ha permeado en esa zona dinero de procedencia ilícita.

ACOMPAÑAMIENTO. Veremos si algo puede indagarse desde la Auditoría Superior del Estado con la asignación de obra pública en los municipios involucrados.

INELUDIBLE. Y no estaría mal que en la medida de lo posible, se pueda, a través de reformas, blindar las campañas, los partidos y a los próximos candidatos del financiamiento de dinero ilícito.

YA ES HORA: Historias que se tejieron en radiopasillo, hoy salen a la luz. La Fiscalía no se puede llamar a sorpresa. El gobierno tampoco. Y los partidos políticos a quienes, eventualmente les toque apechugar con el reconocimiento de políticos que pasaron del lado oscuro, no pueden conformarse con el deslinde y la condena.

EL HELICÓPTERO LEONÉS: ¿REPARACIÓN COSTOSA O JUBILACIÓN OPORTUNA?

DUDA RAZONABLE. ¿Cuál es el afán en tiempos donde los recursos no están de sobra y hay que hacer uso eficaz de los dineros públicos, del gobierno municipal de León de destinar 4 millones de pesos para la reparación de un helicóptero que durante los últimos años se la ha pasado constantemente en reparación y tiene pocas horas de vuelo?

HECHOS. En el Comité de Adquisiciones leonés está atorada una solicitud de la Secretaría de Seguridad para adjudicar directamente a un taller la reparación del ‘Halcón’, nombre con el que se le conoce a esta aeronave a un costo de 4.2 millones de pesos.

DETALLES. La aeronave está fuera de circulación desde agosto de 2018 y el gobierno de Héctor López Santillana quiere ponerla otra vez en circulación. Hay un techo presupuestal de 5 millones de pesos para la reparación.

PROYECCIONES. En el Comité que se reunió hace unos días se dio a conocer que rematar el helicóptero sin repararlo tiene un costo de entre 3 y 3.5 millones de pesos mientras que si se pone a la venta con reparación, se elevaría a 9 millones de pesos.

INCÓGNITA. El punto es saber si el gasto de 4.2 millones de pesos garantiza que el famoso ‘Halcón’ volverá a ser útil para las tareas de seguridad o sólo de manera intermitente y que, si una vez reparado, alguien pagará lo que pide el Municipio por él.

A VER. El PAN tiene todo para mayoritear y sacar adelante el acuerdo. La oposición en el cabildo leonés tiene sus dudas. ¿Sería mucho pedir sensatez a los panistas para que su decisión de hoy no se recuerde en unos años más como una ocurrencia costosa y una aeronave arrumbada e inservible? No sería la primera ni la última vez con nuestros políticos.

LA DEL ESTRIBO….

Por enésima ocasión, un gobernador en Guanajuato pide prudencia y paciencia ante el panorama incierto en lo jurídico pero más claro en la concreción del proyecto que ronda al acueducto El Zapotillo.

La buena noticia es que el gobierno federal, desde el presidente Andrés Manuel López Obrador hasta la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero ya dijeron que el proyecto va. La postura de Sánchez Cordero es importante porque como ministra de la Corte, conoció una de los varios recursos sobre el proyecto. Además, el gobierno federal ya se comprometió a apoquinar con la indemnización que solicita Abengoa.

La mala es que esto último involucra un juicio y que puede tardar varios meses o más.

Por lo pronto, este año difícilmente se vuelve a reactivar la obra. Si ya nos esperamos 25 años, qué más da, otro sexenio.

A un año de la renuncia de Sheffield al PAN

Hace exactamente un año, Ricardo Sheffield Padilla anunciaba su renuncia a 25 años de militancia en Acción Nacional, un lance que estaba totalmente perfilado en el ambiente preelectoral y que desencadenó una serie de reacciones en varios frentes políticos.

“Mi decisión obedece a una convicción personal donde no encuentro la congruencia entre la realidad que aqueja al partido, los partidos y valores que lo fundamentan y la grave problemática que hoy vive el PAN.

Me niego a ser parte de algo con lo que no estoy de acuerdo, me niego a salir de mi formación como un social demócrata que soy y siempre he sido; mucho menos puedo sumarme a fortalecerlo en contra de lo que los fundadores de este partido dejaron plasmado en su historia”, expresó Sheffield en su carta de renuncia enviada al comité estatal.

El exalcalde, exdiputado local y federal blanquiazul se había registrado unos días antes como precandidato a la alcaldía de León a sabiendas que todo estaba armado para que Héctor López Santillana fuese por segunda ocasión el aspirante a la alcaldía.

Tres años antes, Sheffield Padilla puso en jaque al panismo al postularse como aspirante. Jerarcas azules y medios de comunicación no tomaron en serio tal aspiración pero ese menosprecio y un proceso no muy cuidado del PAN más las conexiones de Sheffield con el dirigente nacional Gustavo Madero, pusieron a temblar el proceso.

Por eso en 2018, desde la dirigencia estatal, el propio gobernador en conexión con el candidato Ricardo Anaya, blindaron el proceso para evitar que el exalcalde repitiera la travesura.

En una carta que difundió a través de redes sociales, Sheffield calificó el proceso interno para designar candidato a alcalde leonés como inequitativo, desleal, parcial y antidemocrático.

Denunció que en Guanajuato un reducido grupo encabezado por el gobernador Miguel Márquez se dio a la tarea de palomear y descalificar aspirantes.

“El proceso fue desleal porque el gobernador Miguel Márquez y Diego Sinhue se comprometieron personalmente conmigo a no intervenir y no cumplieron”, escribió el ahora procurador Federal del Consumidor.

La suerte estaba echada.

Seguridad Salamanca: el juego de las vencidas

Como si fuera juego de venciditas, la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, no pierde las esperanzas de que el gobierno estatal ceda y finalmente acepte un mando mixto en ese municipio.

Ayer, la presidenta municipal tocó puertas en la Ciudad de México para solicitar auxilio y nomás le abrieron. No sabemos si los legisladores de Morena ya le consiguieron elementos de la Marina con fecha de arribo y todo. Los que le prometieron al estado no llegan aún.

En palacio municipal salmantino recuerdan una reunión que hubo hace un mes aproximadamente con el secretario de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca y el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala, donde les plantearon formalmente la solicitud para que les cedieran 150 elementos.

Y en aquel momento, no hubo una negativa rotunda de parte de los funcionarios estatales pero mucho menos les advirtieron que la propuesta fuera inviable legalmente porque la alcaldesa no podía mandar sobre elementos estatales.

Hernández Cruz les dijo que ella se haría cargo de salario y prestaciones de los elementos, sin cargo para el gobierno estatal. Que si había elementos nativos de Salamanca, mejor o que conocieran la zona. La respuesta recibida entonces fue algo así como ‘vamos a revisar’.

El punto es que el gobierno estatal ya pintó su raya y dijo que no. Al argumento legal se agregaron otros razonamientos como el hecho de que no podían destinar a un Municipio un estado de fuerza de ese calibre.

Ayer, la alcaldesa habría estado en las oficinas del Secretariado Nacional de Seguridad Pública y hasta el momento no ha firmado el convenio para mantener el Mando Único en Salamanca.

El plazo para firmar el convenio vence mañana viernes y ayer la alcaldesa se retiró sin acordar.

Se trata de un juego de venciditas porque en el fondo parece que Hernández Cruz sabe que el gobierno del estado puede apretar pero no ahorcar. Es decir: sin Policía municipal en Salamanca, no puede el gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo dejarla en el desamparo.

Una de las claúsulas del convenio original señala que el Estado debe designar 318 elementos a Salamanca para las funciones de seguridad pública, algo que en el gobierno actual no creen que se cumpla a cabalidad.

En fin. Hoy habrá sesión de Ayuntamiento en Salamanca a la una de la tarde y será inevitable un pronunciamiento de Beatriz Hernández quien, evidentemente, se resiste a aceptar las condiciones que plantea el gobierno estatal.

La más reciente alcaldesa de un partido opositor al PAN que solía recurrir a la Federación por ser de su propio partido fue Bárbara Botello en León. No le fue mal en la cosecha de recursos y apoyo federal extraordinario pero polarizó en extremo.

No sabemos qué perfil de rebeldía quiera construir Hernández Cruz pero la seguridad es un tema muy delicado y más si se le lleva a la arena política.