Pólvora e infiernitos

ANGÉLICA CASILLAS, MÁS ALLÁ DE UN BOMBERAZO

EL FUTURO. Por cierto, en la designación de Angélica Casillas como directora de SAPAL habrá que anotarle parte de la influencia al candidato de la Coalición por Guanajuato al Frente a la gubernatura, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

EL ADIÓS. Casillas, cuya solicitud de licencia a su curul ingresa hoy al pleno y sería aprobada el jueves siguiente, forma parte de la reingeniería que pretenden darle a este organismo operador de agua justo cuando se tiene que pertrechar para enfrentar desafíos inmediatos, especialmente el de la reactivación de la construcción del acueducto El Zapotillo.

CLARITO. SAPAL no está para experimentar con novatos o improvisados en áreas clave ni para ser el objeto de las ocurrencias del poderoso en turno. Si hay alguien que conoce el tema del Zapotillo como la palma de su mano es ella.

EL RETO. Angélica Casillas, que no es leonesa, pero deberá aprender pronto en donde se encuentra parada.

PAQUETE. Porque SAPAL, como uno de los organismos operadores de agua con mayor eficacia a nivel nacional, con recursos humanos y financieros propios que incluso lo hacen más sólido que varios municipales del estado no puede descuidarse ni dormirse en sus laureles para anidar escándalos a la menor provocación.

MUY CERCA. En una semana más estará despachando en su nuevo cargo. Pedro González ya no podrá completar probablemente su segundo período al frente de este organismo operador de agua.

MÁS LES VALE. Pero en la crisis del binomio que tomó las riendas de SAPAL hace un par de años, el PAN-Gobierno no puede permitirse tropezar nuevamente con la misma piedra. No en ese organismo y en estas circunstancias.

ERNESTO OVIEDO: AUSENCIAS Y OMISIONES AL AMPARO DE LA MARCA.

SIEMPRE NO. Ayer por la mañana, poco después de las 8 de la mañana, a imagen y semejanza del desplante cometido hace tres años por el entonces candidato de PRI y Verde a la alcaldía, Ángel Córdova Villalobos, el equipo del candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, Ernesto Oviedo, avisó que no iba al evento.

DICHOS. “No asistiré a la firma pues considero que en varios de los puntos no puede comprometerme por no ser de la completa facultad de un alcalde, de igual manera en relación a mi política de austeridad por lo que en aras de mi congruencia prefiero no participar en dicho evento”, señala el comunicado.

EL FONDO. ¿Qué tiene que ver su política de austeridad con la ausencia en ese evento? Sólo él lo sabe.

RECUERDO. Del asunto de las facultades, algo por el estilo arguyó hace tres años Córdova Villalobos. Como si los candidatos no cayeran durante la campaña en la trampa de la simulación y no prometieran cosas que resultan inviables.

DA LO MISMO. Lo de Oviedo parece estar más en la sintonía con su carácter evasivo en campaña. Sabedor de que no se le da mucho el pronunciamiento político y menos ante auditorios exigentes y conocedores como el de ayer,  Oviedo prefirió no asistir.

EL TLATOANI. Parece sentirse amparado con el peso del factor ahora en positivo de Andrés Manuel López Obrador. Si Oviedo llega a colarse en el segundo lugar en la contienda leonesa, será todo un objeto de análisis.

EXFEPADE Y RICARDO SHEFFIELD: LA ELECCIÓN DE ESTADO

UNA MÁS. Morena le sigue poniendo en bandeja de plata a su candidato a la gubernatura Ricardo Sheffield todos sus deseos y peticiones.

VISITA DISTINGUIDA. Ayer, estuvo en León el titular de la Fepade, Santiago Nieto, para afinar el misil contra el PAN-Gobierno que presuntamente le construyó un presupuestazo de 8 mil millones de pesos para repartir más regalos, obras pequeñas y muchos etcéteras.

COLOFÓN. A Morena, queda claro, le interesa ganar simpatías y contener la ola azul en León. Vamos a ver si le sale.

LA DEL ESTRIBO…

Hoy regresa Ricardo Anaya, candidato de la Coalición Por Guanajuato al Frente a tierras guanajuatenses. Lo hace en medio de un ambiente de contrastes.

Mientras, su homólogo que va por la gubernatura del estado, avanza en los sondeos, él parece estancarse. Los resultados de encuestas telefónicas después del debate lo dan como ganador.

Es el último tren de Anaya que visita Irapuato en la búsqueda del apapacho guanajuatense que no tiene en otras partes del país.

FORTUNA E INFORTUNIO EN CINCO POSTALES

Episodios y anécdotas preelectorales y postelectorales que hoy tienen su aniversario. Buenas postales para ubicarnos en el tiempo la circunstancia de varios personajes.

Hace exactamente nueve años, en el ocaso de la administración de Vicente Guerrero Reynoso (qepd), en León explotaba la polémica tras la publicación de un reportaje que daba cuenta de la falsificación de firmas para la contratación de personal en el Municipio que dependía directamente de quiere era secretario de Desarrollo Social, Fortino Hernández Becerra.

Hernández Becerra, quien sigue vegetando en la nómina panista, era el rey de los acarreos en el PAN hace una década. Parecía haber evidencias suficientes para correrlo pero en el blanquiazul le perdonaron eso y más. Que tanto es tantito.

Un par de años después, en 2011, la entonces alcaldesa de Celaya, Rubí Laura López, vivía el clímax de las tantas crisis de seguridad que ha padecido la ciudad en su administración y no tenía más remedio que correr al entonces director de Policía Municipal, Martín Rodríguez Olvera, luego de una balacera cotidiana en aquellos meses aciagos en esta localidad.

Cuatro años después, las urnas le cobraron el castigo que debió haber recibido desde 2012. Vaya usted a saber si fue un voto de castigo a posteriori o la mala suerte, pero López Silva fue una de los únicos tres personajes panistas que mordía el polvo en la elección para diputados locales. Uno de los prietitos en el arroz del carro casi completo en el corredor industrial.

Ese mismo día en 2015, PRI y Verde en León, seguían lamiéndose las heridas tras la derrota de Ángel Córdova. A través de Whats App, la exalcaldesa Bárbara Botello pedía a sus aliados en Palacio Municipal  cerrar bien la administración y lamentaba que un proyecto político se fuera a la borda por un grupo traidor y ambicioso. Habló de “un hombre desleal y sin convicciones” y manifestaba su deseo de que esta historia sirva de experiencia: “cuando mal se empieza, mal se acaba”.

Un año después, en 2016, Ricardo Anaya, entonces dirigente nacional del PAN, embriagado todavía en el resultado electoral del domingo anterior que le daba al PAN 7 de las 12 gubernaturas en disputa, aparecía en San Lázaro para reunirse con los integrantes de la bancada panista en la Cámara Baja en una reunión que, por sobre todas las cosas, confirmaba la euforia azul que creía que el regreso a Los Pinos era posible. Todavía no está sentenciada la derrota pero…

SAPAL: UN RELEVO CANTADO Y LAS URGENCIAS ELECTORALES

Hace semanas que el relevo del director de SAPAL, Leonardo Lino Briones, estaba cantado, pero como suele ocurrir en estos casos y en estos tiempos, las urgencias electorales del PAN que no quiere ninguna variable fuera de control, detonaron el despido fulminante.

Apenas anteayer en la reunión de candidatos a alcalde, diputados locales y federales de León con el aspirante a la gubernatura Diego Sinhué, los suspirantes le plantearon a este último que por donde quiera que se paraban a pedir el voto, dos eran las quejas fundamentales que se encontraban: la inseguridad y la falta de agua.

En algunas colonias había gente que se quejaba de hasta un mes de la falta del vital líquido. Un dato que trae muy malos recuerdos a algunos panistas, en especial a Miguel Ángel Salim Alle, quien hace seis años en su campaña por la alcaldía se encontraba con un problema peculiar: colonia a donde iba a pedir el voto, colonia donde enfrentaba reclamos.

Esa habría sido una de las causas que contribuyeron a sepultar los sueños de refrendar la alcaldía para el PAN en aquel aciago 2012.

Pero lo de hoy es algo más serio, porque la noticia hoy es que se va Leonardo Lino, pero es probable que en unas semanas más se concrete la partida de Pedro González, el presidente del Consejo.

Son demasiados los líos en los que se ha metido el binomio de SAPAL; uno de ellos, las obras que hacía la paramunicipal en una zona cercana a donde el empresario zapatero tiene una propiedad.

Otro, la toma que se detectó en una zona cercana al fraccionamiento Gran Jardín, un corporativo para el que trabajó Leonardo Lino.

Lino Briones llegó a SAPAL en mayo de 2016 para sustituir a Enrique Torres, un director que hizo toda su carrera dentro de la gallina de los huevos de oro entre las paramunicipales leonesas. Fue una concesión a Pedro González que quería alguien de su confianza en la dirección.

No había hecho click con Torres pero es sintomático que en ese primer trienio no se generó ningún escándalo mediático. Otro dato que llama la atención es que, sea como sea, el despido fulminante lo ejecuta el alcalde interino Luis Ernesto Ayala.

Quizá lo electoral detonó la salida pero, en los hechos consumados, este último parece mostrar más decisión que quien anda en campaña.