Conecta con nosotros

Miguel Zacarías

Pólvora e infiernitos

Periodico Correo

Publicado

En

POLVORA E INFIERNITOS Miguel Zacarias

OCTAVIO VILLASANA: NO PUEDE  O NO QUIERE

DETERMINACIÓN. Al alcalde de León, Octavio Villasana, le quedan tres meses de gobierno y no se sabe si en sus manos está cerrar de una manera más digna su corta etapa como presidente municipal de su ciudad natal o de plano está resignado a hacerlo como hasta ahora, acotado, condicionado y limitado en su margen de maniobra.

UNO TRAS OTRO. La constante en los meses que lleva en el poder han sido conflictos heredados por la administración que encabezó Bárbara Botello en donde el edil leonés aparece acorralado y sin mucha convicción para poner orden y tomar decisiones.

LEYENDAS URBANAS. Y le decía que no se sabe si está en sus manos un cambio de actitud porque cualquiera diría que hasta el momento se impone el diagnóstico de quienes decían que no sería él quien gobernaría sino quien no sólo le entregó la estafeta sino que operó políticamente para que él llegara.

MENÚ. Ponga usted el tema que quiera sobre la mesa. El Molino, el Festival del Globo, la tercera y cuarta etapas del Sistema Integrado de Transporte, el parque Industrial Santa Ana.

DISTINCIONES. La pregunta es cómo opera políticamente el doctor las grandes decisiones. Su antecesora Bárbara Botello Santibáñez no se distinguía por su gran capacidad de conciliación pero iba con convicción a buscar sus objetivos.

INTERLOCUTORES. Como Botello, Villasana tenía en el Verde, a veces, más que un aliado, una aduana que debía superar para cuajar sus proyectos pero en aquel caso había decisión y aquí hay pasividad.

CASO. Y si hay decisión, el asunto entonces está peor porque entonces no hay respeto al liderazgo. El director de Movilidad, Amílcar, dice que hay riesgo de perder más de 200 millones de pesos de recursos federales para el SIT porque Medio Ambiente no aprueba la poda de 400 árboles cuya remediación ya se acreditó.

DEL OTRO LADO. El de Medio Ambiente, Fidel García, asegura que ni Movilidad ni Obra Pública han acreditado el permiso. El tema explota mediáticamente y el alcalde parece no ser capaz de sentar a sus directores para que resuelvan el problema sin gritos ni sombrerazos.

CASO 2. En el caso del fraccionamiento El Molino, la comisión de regidores y síndicos determina el adeudo de compromisos de los desarrolladores: 275 millones pero el secretario del Ayuntamiento, Luis Fernando Gómez, no toma como buena esa decisión de comisiones y se muestra condescendiente con los empresarios.

DUDA FUNDADA. La pregunta es ¿dónde está la mano y la postura del alcalde Villasana para articular una posición coherente que haga saber a los empresarios que en esta administración no hay cuarteaduras y que todos jalan para el mismo lado?

ESTILO Y DECISIÓN. Y así nos podemos ir. Los interlocutores del alcalde leonés están complacidos con su trato, amable, correcto, decente y abierto. El problema es que no hay determinación para ir a fondo en la solución de los problemas.

QUE SÍ, QUE NO. Es como si hubiera varios frentes de poder. La voluntad de Villasana para resolver los problemas con sensatez y apertura pero también las pugnas entre barbaristas y antibarbaristas frente a temas de primer orden.

TRABALENGUAS. La duda es si no quiere o no puede. Da la impresión más de lo segundo. Que deseos le sobran, que voluntad no le falta, pero en una circunstancia como la que vive, la voluntad no es suficiente. Hay varios candados infranqueables. Parece condenado a hacer lo que puede y no lo que debe.

HUMBERTO ANDRADE: LA FORMA, EL FONDO Y LOS TIEMPOS

RARO. Extraña la confusión reglamentaria que rodea el proceso de sucesión en el PAN guanajuatense que podría resultar anecdótica si la fecha de la elección es a la vuelta de no más de 60 días pero que podría caer en la incertidumbre si el proceso se alarga.

AVANTE. El punto es simple: Humberto Andrade ya comenzó a trabajar con los grupos y fracciones al interior del blanquiazul para consolidar por lo menos una candidatura de mayorías, aunque no sea única.

CONTRARIOS. Ese es un signo positivo porque ya ha tenido contacto con algunos integrantes de lo que queda del pacto de la Loma que no lo ven mal como opción.  El problema es que el asunto de los tiempos aún no está lo suficientemente claro para trazar una ruta crítica sólida.

ANTECEDENTES. El pasado sábado como ya se sabe, quedó cancelada la convocatoria que había enviado el Comité Ejecutivo Nacional a Guanajuato para empatar la elección estatal con la del CEN programada para el 16 de agosto.

TEMORES. Pese a que liderazgos panistas de todos los frentes presumían una convocatoria a prueba de impugnaciones, al final los abogados del CDE concluyeron que eso se podía tumbar como si fuera una pirámide de naipes.

SÍ, PERO… Ya se remedió el asunto. Habrá nueva convocatoria con 45 días de por medio, pero hay quienes mencionan otro escollo. El alcalde de Salamanca, Justino Arriaga, asegura que además de corregir los tiempos, se necesita renovar el Consejo Estatal que quedó pendiente de cambiarse cuando se pospuso la elección estatal hace un año para prolongar el mandato de Gerardo Trujillo.

APENAS. Es decir, hoy en el CEN quedará firme oficialmente la comisión auxiliar para la organización de proceso interno que encabeza Éctor Jaime Ramírez Barba. Pero, según su tesis, antes de ir a convocar a elecciones se debe renovar el Consejo Estatal.

ESCENARIO. Esto implica procesos municipales que no son sencillos ni rápidos de tal modo que la convocatoria para la elección estatal tendría que esperar semanas o meses. Hay otros que sostienen que no hay tal condición y que el Consejo Estatal y el Comité pueden renovarse simultáneamente.

PRISAS Y PAUSAS.  No sólo es una cuestión de forma. No es lo mismo que Humberto Andrade comience a consensuar con los grupos al interior del PAN para que lo unjan el 30 de agosto o la primera quincena de septiembre a que la elección se vaya hasta octubre o noviembre.

RIESGO LATENTE. Un largo ‘impasse’ entre los acuerdos y la elección pueden complicar la candidatura de mayorías. Por eso el PAN tiene que resolver pronto su problema de tiempos para que no se vuelvan a aparecer otros fantasmas.

GRILLA Miguel Zacarias

TRANSICIÓN SHEFFIELD-BOTELLO: CUANDO TODO ERA TERSURA

Hace exactamente tres años el alcalde panista de León que iba de salida, Ricardo Sheffield, y la triunfadora de las elecciones de aquel entonces, Bárbara Botello Santibáñez, pactaban las cabezas de sus respectivos equipos de transición.

Del lado sheffieldista, el responsable sería José Luis Manrique y del otro lado, era Martín Ortiz García. Eran los momentos en que todo era miel sobre hojuelas entre ambos políticos.

A Sheffield no se le veía incómodo con la idea de entregar el poder que había detentado el PAN por 24 años a una opositora, mientras que Botello disfrutaba el clímax de su popularidad tras haber derrotado al blanquiazul.

Hoy, tres de esos cuatro personajes que intervinieron directamente en la transición tienen futuro político asegurado.

Sólo Martín Ortiz García, quien se convirtió luego en secretario del Ayuntamiento, no parece tener nada concreto en el horizonte inmediato.

Hace unos días dijo que regresaba a trabajar a su despacho jurídico y descartó la posibilidad de volver a buscar un cargo de elección popular. Ortiz García se quedó con las ganas de ser candidato a alcalde en León y no alcanzó premio de consolación. Habrá que esperar a que se aclaren las aguas en el tricolor leonés.

Bárbara Botello, mientras tanto, aguarda el momento para asumir su curul en San Lázaro en medio de una muy accidentada conclusión del trienio que la llevó a la presidencia municipal. Pese a ser la alcaldesa con licencia, no ha dejado de estar en el ojo del huracán y ni siquiera por el hecho de que concluya la actual administración, dejará de ser noticia por lo que hizo o dejó de hacer en esta ciudad.

Del otro lado, Sheffield y José Luis Manrique, que hace tres años entregaban el poder al adversario, ahora regresan a los espacios públicos. Uno como diputado federal y el otro como regidor.

Mantienen el espíritu de equipo y seguramente harán mancuerna desde su trinchera. Habrá que ver cómo reacciona el exalcalde, a quien le sentaron en el banquillo de los acusados a algunos colaboradores durante la actual administración.

En lo convulso que resultó el gobierno barbarista contra los suyos, ya veremos si busca algún tipo de revancha.

La imagen del día

Que se va Francisco Arroyo: mejor cuenten una de  vaqueros

LG401-(5)

Más de alguno se fue con la finta y creyó que el anuncio que hizo el diputado federal Francisco Arroyo Vieyra, en el sentido de que tras 21 años se retiraba de la carrera parlamentaria, significaba el anuncio de su partida en definitiva de la función pública.

Calma. El veterano político priista sólo está colgando los botines que tienen que ver con la carrera parlamentaria y con la búsqueda de un cargo a través de las urnas.

Después de ser dos veces diputado local, otras tres en lo federal y una vez senador, Arroyo sabe que ya no hay condiciones para mantener la búsqueda de nuevos cargos en lo legislativo.

Primero, porque con 21 años a cuestas, como legislador de manera consecutiva, el desgaste político acumulado es evidente pero además si su hija Érika, inicia la suya propia, la prudencia aconseja una actitud distinta.

Pero una cosa es el fin de su carrera parlamentaria y otra cosa que se vaya de la política. Eso todavía está por verse. Él mismo habla de las certezas que tiene en su futuro de corto plazo: Trabajar en su despacho pero en el “de ahí en más a ver qué pasa”, cabe todo un mundo de posibilidades.

Mucho se ha hablado de que busca una embajada, pero es obvio que para eso no puede candidatearse, ni un político de su experiencia puede hablar con ligereza de una posibilidad así.

Son circunstancias que dependen de otros niveles de gobierno y de las sacudidas que sufrirá el gabinete del presidente Enrique Peña ahora que se dé el cambio de legislatura, algo natural a mediados de cada sexenio.

Pero para que un político como Arroyo Vieyra anuncie que se va de la política de manera definitiva falta que todos los caminos para un cargo se le cierren y, hoy, las variables siguen abiertas.

Por lo pronto, hay que borrarlo de los que ya se apuntan por la gubernatura en 2018, aunque en su caso, comúnmente tiró arriba y quedaba en medio. No es tiempo pues del retiro para este personaje que sea como sea tiene su lugar ya en la historia legislativa de este país. 21 años consecutivos de legislador, no cualquiera.

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Miguel Zacarías

Pólvora e infiernitos

LA FALSA GUERRA DE LAS PORRAS Y LOS INSULTOS

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

LA FALSA GUERRA DE LAS PORRAS Y LOS INSULTOS

PREMISA. Nadie entre los que asisten a ese tipo de eventos, sobre todo cuando se reúnen gobernantes de distinto signo y particularmente en una entidad que confronta a gobernantes de Morena y PAN, cree en la autenticidad de la guerra de porras e insultos que por momentos, opacaban los discursos de Andrés Manuel López Obrador y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en la gira del primero por Guanajuato.

CLÁSICO. Y no son auténticas porque son promovidas por los respectivos lambiscones del oficialismo. Del dieguista y del lopezobradorista. Los medios de comunicación en lo general lo saben. Son infaltables los que organizan aplausos y porras para su patrón y mentadas y cuestionamientos para el que no es de su partido.

ANTECEDENTES. Ya ocurrió en Tierra Blanca y en Pénjamo y en Romita. Y en las anteriores visitas presidenciales. Nada le abonan al ambiente que ya de por sí crispan los políticos incondicionales de cada gobernante.

ESPONTANEIDADES. Y quizá nos tendremos que acostumbrar a que sea el ruido del ambiente en cada visita presidencial porque difícilmente alguien desistirá. Los porristas creen que el “orgullo” de cada gobernante, su imagen, está en juego.

“RIESGOS”. Si dejan la plaza sola para la porra rival, solo se escucharán los vítores para el de enfrente y en el peor de los casos, los denuestos para su tlatoani.

IGNORADOS. Triste manifestación esa de nuestra política matraquera. El presidente López Obrador intentó serenar los ánimos, pidiendo que se esperaran para las campañas. En Tierra Blanca lo había hecho Diego Sinhue.

PARA LLORAR. Lo cierto es que, no pocas veces, desde arriba se atiza la tensión y la pugna insulsa. Aplausos sin recato ni merecimiento es lo que menos necesita cualquier político. Que callen las matracas y hablen los resultados es lo que todos necesitan. Lamentable show.

PAQUETE LEGAL DESAPARICIONES: LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

LA CITA. Este viernes se van a reunir los integrantes de colectivos de familiares de víctimas de desapariciones con diputados de las comisiones unidas que analizan el paquete de leyes pendiente de aprobar en Guanajuato en lo que será el encuentro definitivo antes de que el dictamen vaya a comisiones para someterse a votación.

SU RESTO. Los colectivos difundieron hace unos días un decálogo de propuestas para los diputados entre los que destaca la eliminación de la definición de persona “no localizada” para que se convierta de lleno en “desaparecida” y ser pueda generar una reacción inmediata de la Fiscalía.

RESPUESTA. De acuerdo a la diputada Libia Denisse García, ese cambio solo lo tienen ya, las leyes de ciudad de México y Estado de México.

BUEN ÁNIMO… De cualquier manera, no parece haber muchos nubarrones en el horizonte legislativo para que se llegue a un consenso entre diputados y colectivos. El problema central está y seguirá estando en la aplicación de esos preceptos por parte de la Fiscalía. Al final se van a requerir hechos. No palabras.

LA DEL ESTRIBO….

Lo dicho. A la propuesta de la aplanadora azul para que se dé una mesa de trabajo con el Fiscal a un año de su nombramiento, la oposición en el Congreso local querrá que sea simple y llana comparecencia. Nada de que el Fiscal Carlos Zamarripa les hará el favor de asistir. Es su obligación rendir cuentas, piensan. Bueno. Por lo pronto es la apuesta de Morena. Quizá Verde y PRI se agreguen. Del resto de la chiquillada no sabemos. Son muy condescendientes y no les gusta incomodar al ejecutivo.

A 2 AÑOS DEL ADIÓS DE MIGUEL CHICO AL PRI

La renuncia a su militancia en el PRI por 40 años del entonces senador Miguel Angel Chico, consumada hace exactamente 2 años, impactaba en 2 vías en la política guanajuatense.

Por un lado, el desgajamiento paulatino que sufre el tricolor en esta entidad en la que le llueve sobre mojado pues de por sí, no ve la suya desde 1991, tras la derrota de 2018, corre el riesgo serio de tener una presencia realmente testimonial.

“Un experimentado político priísta guanajuatense me preguntó: ¿valdrá la pena seguir en un PRI que no es nuestro PRI?  Y tiene razón, por eso mi salida del partido. Eso es lo que me ha desalentado, la desatención de Enrique Ochoa Reza. Se podía haber dialogado, llegado a acuerdos”, reseñó en su carta de renuncia.

Pero por el otro, también dejaba clara la necesidad de Morena en un estado como Guanajuato de nutrirse de cuadros políticos destacados del PAN y del PRI para poder remontar la pesada cuesta de convencer adeptos en una tierra que se le ha negado tradicionalmente a la izquierda.

“Morena me ha abierto las puertas para seguir haciendo política, no sé a qué posición pudiera yo ir. Para el gobierno del Estado hay una candidata a quien respeto. Seguramente tendré oportunidad en otros cargos de elección popular, platicarán conmigo, lo decidirá el partido. Yo me sumo a la campaña del licenciado López Obrador, ya después veremos en qué espacios podemos participar”, leyó en su escrito de renuncia

Cuando Chico Herrera renunció al PRI, Antares Vázquez ya estaba perfilada como precandidata a la gubernatura. Pero, obvio, la forma en que llegó Chico, su talante de senador le colocaba como una opción viable para Morena en Guanajuato.

El resto de la historia se conoce. No fue ni Antares ni Chico el aspirante a la gubernatura pero el expriista pudo ser diputado federal plurinominal y hoy se encuentra adscrito al grupo de Ernesto Prieto en Guanajuato y con renovadas expectativas en un partido como Morena que hoy es la fuerza política en el país.

Un futuro que jamás podría haber tenido en el PRI donde fue diputado local, senador y dirigente del partido. Un segundo aire gracias a su maroma oportuna para llegar a la 4T.

AMLO EN GUANAJUATO: ¿DOCUMENTANDO EL OPTIMISMO O ALIMENTANDO EL PESIMISMO?

Las estampas de ayer en Pénjamo y Romita protagonizadas por autoridades estatales y federales encabezadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo junto a mandos militares y civiles en materia de seguridad, tendrían que representar en sí mismas el derecho a soñar que con las estrategias que han elegido ambas instancias, el problema de la violencia provocada por el crimen organizado puede tener solución.

El jefe del ejecutivo federal, los principales mandos del Ejército, la Marina y la Guardia Nacional, atestiguando el arranque de operaciones de 2 de los 18 cuarteles que operarán en el estado. Cientos o quizá miles de elementos desplegados en Guanajuato. “Cobertura total”, definiría Diego Sinhue.

Coordinación y sintonía como no se había apreciado nunca antes en este prolongado trance que enfrenta Guanajuato entre los gobiernos estatal y federal. Operatividad, presencia, acuartelamiento y estrategia.

Discursos federales de respaldo a Guanajuato nunca han faltado. Ahora, parece haber más garantías palpables del respaldo.

Y sin embargo, no es suficiente para garantizar el éxito en la encomienda. Por alguna razón inexplicable, el secretario Alfonso Durazo habla que los homicidios dolosos han venido a la baja “poquitito” durante los últimos meses.

Extraña que lo diga en un estado que ha tenido el arranque de año más violento de su historia. ¿De plano desconoce una estadística tan básica? Ni en el país ni en el estado aplica. Las cifras no cuadran pero más allá de eso, la expectativa que trazaron el presidente y el propio secretario ayer en sus discursos, es peculiar.

Durazo asegura que sin combate a la corrupción no se pueden garantizar resultados en seguridad y ejemplifica con la obsesión de este gobierno: el sexenio de Felipe Calderón.

Que Genaro García Luna estableció una red de complicidades en la protección de un grupo del crimen organizado que el gobierno actual apenas está desmontando. Si hoy se desmonta la red de complicidades tejida hace más de una década, seamos pacientes: otra década para esperar resultados. Luego el presidente habla en Pénjamo de la urgencia de separar a la delincuencia del poder y del combate a la corrupción de jueces, ministerios públicos y policías.

Lo hace justo unos días después de la polémica por la liberación de la presunta pareja sentimental del líder del Cartel Santa Rosa de Lima, Antonio Yépez en la que el gobernador llamó a evaluar el trabajo del juez mientras que los morenistas le cargaban toda la responsabilidad a la Fiscalía Estatal.

El secretario de Salud Jorge Alcocer vino a León hace unos días. Le preguntaron sobre las calificaciones del sistema de salud de Guanajuato y prefirió hablar de los altos índices de inseguridad. Un día antes, el presidente López Obrador fue cuestionado sobre feminicidios y terminó hablando de la incontrolable violencia en el estado.

Ayer todo fue tan meloso que pareció real. Una peculiar relación de la 4T y el golpe de timón. Pégame pero no me dejes.

Continuar Leyendo

Miguel Zacarías

Palabras Mayores

“Controlar” la situación dijo el presidente

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Se agravó la situación de violencia en Guanajuato, es cosa de preguntar a la gente de Guanajuato. ¡No protestan porque tienen mucho miedo! en León, en Celaya, en Irapuato pero era un asunto incontrolable, actuamos. Es un poco por lo que tú dices: ¿qué hacen? todos los días llevamos a cabo acciones. No estoy desviando la atención, nada más les quiero decir que se reforzó la seguridad en Guanajuato y estamos logrando, todavía no puedo echar las campanas al vuelo, estamos logrando controlar la situación”- Andrés Manuel López Obrador

“Controlar” la situación dijo el presidente

Previniéndose de la inminente solicitud que de cualquier manera harán algunos diputados de oposición, la aplanadora azul en el Congreso local se curó en salud de algo que además resulta obvio y lo mínimo que se pudiera esperar de ellos.

El presidente de la Junta de Gobierno y coordinador de la bancada panista Jesús Oviedo Herrera dijo que propondrán una mesa de trabajo con el Fiscal  Carlos Zamarripa el próximo 28 de febrero, después de presentar su informe ahí en su cuartel de operaciones en Cervera.

Digamos que ayer los panistas le echaron crema a sus tacos aunque no es ninguna concesión graciosa que nos digan que así como apechugaron hace un año para entronizar a Zamarripa como Fiscal por otros 9 años, ahora le van a pedir que explique sus resultados.

De hecho, se cuidan de no llamarle comparecencia sino mesa de trabajo. La ley contempla que el Fiscal “podrá” comparecer ante el poder legislativo para hablar de sus resultados. Y desde luego que para que se materialice la posibilidad, es indispensable la voluntad de la mayoría en el Congreso local. Eso sí.

Pero sería un despropósito que el PAN-Gobierno en Guanajuato permitieran que Zamarripa permanezca en su zona de confort (hablando de su reticencia a hablar con medios de comunicación, no de su trabajo) y decidiera limitarse solo al informe jugando como local.

Será un formato similar al que se da en las comparecencias de secretarios y funcionarios en la glosa del informe con oportunidad para preguntar de parte de los diputados.

Y entonces, veremos al Fiscal en su jugo, hablando de lo que ha ocurrido durante el último año en la procuración de Justicia y con un golpe de timón que está lejos de encontrar su mejor versión y que ni siquiera puede regodearse en el trofeo que representa para un gobierno, detener a la cabeza de un grupo delictivo.

Antonio Yépez “El Marro” sigue libre y de hecho esta semana, su figura dio de qué hablar en noticieros nacionales que reprodujeron un supuesto video que le atribuyen y que la autoridad local no ha reconocido, pertenezca a este delincuente.

Hasta el cansancio se presume que Guanajuato sea, no uno de los mejor calificados sino de los “menos peor” calificados en materia de impunidad con cifras que solo pueden hablar de la vocación de la autoridad para publicitar que también en tierra de ciegos, el tuerto es rey.

Tras la detención por parte de la Fiscalía General del Estado del presunto responsable del atropellamiento y muerte de 4 personas en Cuerámaro que derivó en una reacción violenta de familiares de las víctimas que hicieron destrozos en el domicilio de la alcaldesa y que ahora purgan una condena por el delito de terrorismo, la dirigente estatal de Morena Alma Alcaraz difundió un video en el que pide la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a favor de estas personas.

También solicita la reclasificación de los delitos y que se reconsidere la acción penal contra quienes reaccionaron de esa manera.

Un caso peliagudo porque el gobernador ya dijo que si bien entiende la desesperación de los familiares de las víctimas, nada justifica querer hacer justicia por su propia mano. Y tiene razón pero hay ingredientes para que este caso concreto, ponga en tela de juicio la mano dura que presume contra los violentos, allende las fronteras guanajuatenses como una virtud de su gestión.

DIEGO, ECTOR Y HÉCTOR A 5 AÑOS DE LOS CAMBIOS

¿Qué les ha deparado la política durante el último quinquenio a los protagonistas de esa tanda de cambios que hizo el entonces gobernador Miguel Márquez aquél 15 de febrero de 2015?

Ese día a Diego Sinhué como nuevo secretario de Desarrollo Social y Humano en sustitución de Ector Jaime Ramírez Barba quien era promovido como candidato a diputado local; al mismo tiempo, Guillermo Romero Pacheco asumía la secretaría de Desarrollo Económico en sustitución de López Santillana que iba como candidato a alcalde en León.

No hay ninguna duda de que el principal beneficiario del destino fue el actual gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo quien en aquel momento, superaba la decepción que le había provocado no ser el candidato a alcalde de León cuando era el gallo del mismísimo gobernador Miguel Márquez.

Una aspiración que naufragó debido a la rebelión dentro del PAN y con bendición del CEN panista que echó a andar el hoy procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla y al veto de Carlos Medina Plascencia quien tuvo que salir del ostracismo para pagar algún rédito de la intromisión.

Romero Pacheco mientras tanto pudo llegar a un cargo que en otras circunstancias, difícilmente hubiese alcanzado porque no se veía cómo López Santillana hubiese salido de Desarrollo Económico.

Mientras tanto, Ector Jaime Ramírez Barba saltó del gabinete estatal a ser diputado y luego, el mismísimo coordinador de la bancada panista en el Congreso durante la pasada legislatura.

Ya en 2018, Ramírez Barba no pudo presumir la misma suerte porque tuvo que conformarse con una diputación federal aunque hay que decir también que en la pequeña fracción azul actual en San Lázaro, Ector Jaime brilla con luz propia sobre todo como contrapeso de un gobierno federal que ha decidido dar golpe de timón en el sistema de salud en donde Guanajuato hace resistencia.

López Santillana mientras tanto, sufre las de Caín como alcalde leonés y el problema de inseguridad que no cede y que lo tiene en permanente estado de alerta.

LOPEZ OBRADOR Y DIEGO SINHUE Y LA INSEGURIDAD: EL TIEMPO SE AGOTA

En la mañanera del pasado viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador literalmente desconoció las cifras que condenan a Guanajuato en materia de homicidios dolosos y aseguró que la situación en Guanajuato se estaba controlando. Ajá.

Eso, a contrapelo de las aclaraciones y declaraciones de algunos gobernantes y diputados panistas quienes piden acciones más efectivas de la Federación y no discriminar al Estado.

Los Municipios mientras tanto viven sus propios calvarios y tejen su propia narrativa para argumentar porqué las cosas no marchan como ellos quisieran.

La Guardia Nacional consolida su presencia en la entidad con el arranque de los 18 cuarteles aunque todavía con un número no determinado con precisión de efectivos. Las cuentas son contradictorias y todos tienen “otros datos”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo la semana anterior que vendrían 5 mil pero el gobernador Diego Sihue refirió que un mando militar le dijo que serían 4 mil 200 y otro más, que solo 2 mil.

Esta semana, el alcalde de León Héctor López Santillana habló de que en la ciudad estaban desplegados solo 150 elementos que nos harían pensar que si en la ciudad más poblada solo hay esa cifra, quizá en lo global no haya más de 2 mil en el estado.

No obstante, el despliegue de efectivos de la Guardia no tiene que ver necesariamente con el tamaño de la población pues incluso podría ser a la inversa. Que en Municipios, con menos estado de fuerza municipal o estatal, haya más efectivos de la Guardia Nacional.

Es el caso de Salamanca que apenas reconforma su policía municipal. Con el añadido de que la alcaldesa morenista Beatriz Hernández Cruz se ha quejado de la supuesta discriminación del Estado y ha pedido apoyo federal.

Más allá del despliegue que tenga Guanajuato, para la Federación está en el primer foco de atención por el nivel de violencia que padece a la pare de los vecinos Michoacán y Jalisco.

Estamos ante una de las últimas grandes apuestas del Estado y la Federación coordinados para paliar los efectos de la violencia en Guanajuato y al menos contener la cifra y que no siga aumentando con preocupante desproporción.

Y ocurre justo en un momento en el que desde Guanajuato, se aprecia un endurecimiento del discurso hacia lo que hace y deja de hacer el estado. El viernes, López Obrador sacó a de la chistera la violencia en nuestra entidad cuando le preguntaban sobre los feminicidios.

No es una buena señal que el insulso enfrentamiento de declaraciones de diputados y líderes partidistas pueda alcanzar a los poderes ejecutivos. Sería la peor señal de todas, confirmar lo que pronosticaban los agoreros del desastre: que tarde o temprano, Diego Sinhue y López Obrador, terminarían confrontados con saldo adverso para el estado que sigue esperanzado a que fluya recurso federal para obras de infraestructura. Soñar no cuesta nada

Continuar Leyendo

Miguel Zacarías

Pólvora e infiernitos

Empresarios con AMLO y contra AMLO: la otra polarización

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Empresarios con AMLO y contra AMLO: la otra polarización

PREMISA. Todo un tema la personalidad de polarización que para muchos provoca el presidente Andrés Manuel López Obrador en varios frentes.

LA MARCA DE CASA. Muy ilustrativo, por ejemplo, el tuit del presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León José Arturo Sánchez Castellanos quien ayer escribió: “las ocurrencias de López Obrador ya no nos sorprenden; lo que es inconcebible es que los empresarios más ricos y poderosos del país se hayan prestado al show de la rifa del avión presidencial. No más ocurrencias. Urge un gobierno serio y empresarios responsables”.

HECHOS. La novedad no es ni siquiera que un político como López Obrador se reúna con los hombres más poderosos económicamente en el país para pedir apoyo en la rifa que no es rifa del avión presidencial y en los hechos, invalide su propia apuesta de separar el poder político del poder económico.

REBELIÓN. Lo novedoso es que, desde el sector empresarial formal, el de las cámaras, se cuestionen estos acercamientos que en otros momentos, no eran motivo de debate.

NORMAL. En todos los gobiernos, no solo el federal sino los estatales y en los municipales de ciudades de gran tamaño es usual que se den las reuniones de los empresarios poderosos de una región, más allá de quienes son los presidentes de cámaras con los gobernantes.

PERFIL. Personajes que, independientemente de los vaivenes políticos, tienen su peso específico frente a los gobernantes en turno y que, para estos últimos suelen ser pulso, impulso o freno para estrategias y políticas públicas. O incluso para ocurrencias.

LA COYUNTURA. Si los empresarios más poderosos del país cierran filas con el presidente en una de las decisiones más polémicas y cuestionadas (aunque no sea la más importante en el momento) y liderazgos de cámaras establecidas discrepan y disienten abiertamente, estamos frente a otro hecho inédito.

UNOS Y OTROS. Este miércoles, en la cena de Palacio Nacional quedó claro por ejemplo que hay una agrupación empresarial que al menos desde su líder, Francisco Cervantes de la Concamin, es afín a la 4T y otra, como la Coparmex que encabeza Gustavo de Hoyos que ha sido la más crítica, que ni siquiera fue convidada.

NO VA. Sánchez Castellanos discrepa por ejemplo con el líder nacional del CCE Carlos Salazar quien también estuvo en la cena en Palacio Nacional.

LA PRUEBA. De hecho, la división entre los empresarios “de arriba” y los “de abajo” (para usar términos lopezobradoristas) se materializa con la conformación que exhibe en otro tuit, el propio Sánchez Castellanos: un exhorto al presidente para que no elimine los puentes o fines de semana largos.

RÚBRICA. El comunicado es firmado por la recientemente formada Asociación Nacional de Consejos Empresariales Regionales que integran los CCE´s de varios municipios y estados del país.

BLANCO Y NEGRO. Un fruto claro de la división que hoy existe en la visión como contrapesos del gobierno de los empresarios poderosos y los que están integrados a agrupaciones empresariales. Quién lo iba a creer. Los que algunos fueron identificados como la mafia del poder, cuestionados por los organismos empresariales regionales. La 4T y sus interminables polarizaciones.

LA DEL ESTRIBO…

En algunos municipios sobre todo en León, parece que ya hasta se les olvidó que el secretario de Desarrollo Social y Humano del gobierno estatal es Gerardo Morales Moncada.

De por sí, desde que asumió el cargo el sexenio pasado en sustitución de quien hoy es gobernador, siempre le gustó el bajo perfil, ahora que tiene como subsecretario a Aldo Márquez parece que lo pusieron más discreto todavía y ya algunos se preguntan por cual distrito va el subse “a todas voy”. Signos de los nuevos tiempos… y del futurismo electoral.

DAVID LANDEROS: A 3 AÑOS DEL ORIGEN DE LOS ESCÁNDALOS EN MORENA

En aquél momento, el tema resultó un escándalo en el Palacio Legislativo que diluyó cualquier perfil combativo que pudiese mostrar el único diputado por Morena en esa legislatura.

Hoy, queda claro que fue apenas la punta del iceberg porque los protagonistas de aquel desaguisado, hoy siguen en el ojo del huracán en un partido que hace de la fractura, una constante.

Todo estalló cuando, hace 3 años exactamente, se filtraron en un medio capitalino, audios en los que el diputado de Morena David Landeros habla con familiares y acusa a sus asesores Oscar Aguayo, Alejandro Bustos y Emiliano Cruz de hacer uso irregular de partidas legislativas.

Landeros, quien había ganado la diputación a través de los famosos sorteos que organizó Morena, dizque para dale oportunidad a ciudadanos comunes y corrientes de acceder a cargos populares, resultó ser solo un personaje útil para los proyectos de los arriba mencionados, más experimentados en política que se aprovecharon de la ingenuidad del diputado.

No era el primer escándalo de Landeros quien, evidentemente limitado en sus conocimientos legislativos y colmillo político, fue fácil presa del entorno.

Dejó que le impusieran a su suplente como asesor y en conjunto con los otros asesores, provocaban tropezones al diputado que acusó que Bustos quería verlo caer para asumir la curul.

Pero Landeros reaccionó; despidió y demandó penalmente a sus asesores. Uno de ellos, Oscar Aguayo se vio involucrado luego en otro escándalo por presuntas irregularidades en la obtención de firmas para ser integrante de la planilla en Guanajuato capital en los tiempos en los que Ernesto Prieto era dirigente del morenismo.

En marzo del año pasado, Emiliano Cruz fue sentenciado a 3 años de prisión por el delito de fraude, un caso que se originó por la acusación de Landeros.

En otras palabras, lo que destapó en aquel momento Landeros no fue una cloaca ocasional sino el perfil verdadero de un partido en el que cada quien ve para su santo y lo que menos importa es la institucionalidad.

Ver hoy a Alma Alcaraz y a Ernesto Prieto, ostentándose como dirigentes es la simple consecuencia de un instituto sinónimo de escándalo y puñaladas traperas.

LA VIOLENCIA EN EL CORREDOR INDUSTRIAL: 4 ALCALDES SIN RESULTADOS

Como nunca en la historia, de manera simultánea, las 4 ciudades más pobladas del corredor industrial en Guanajuato son golpeadas por la violencia del crimen organizado.

León, Irapuato, Celaya y Salamanca, enfrentan un problema serio de homicidios dolosos que los coloca con los índices más altos no solo en Guanajuato sino a nivel nacional.

Y frente al problema serio que los agobia, los 2 alcaldes y las 2 alcaldesas enfrentan ese desafío con distinta personalidad, estilo y discurso. Celaya por la cercanía geográfica con la zona donde radica el Cartel de Santa Rosa de Lima tiene la cuesta más empinada por remontar como ha quedado demostrado con hechos recientes y la alcaldesa Elvira Paniagua no siente lo duro sino lo tupido.

En Salamanca, la extracción partidista de la alcaldesa Beatriz Hernández y su afinidad con el gobierno federal aunada a las herencias incómodas de su antecesor panista, le permiten todavía a estas alturas, manejar un discurso retador y victimista frente al estado.

León e Irapuato mientras tanto, viven sus propios infiernos y sus alcaldes tienen que encararlos pero lo hacen en distinto tono.
En León, el arranque de este 2020 ha sido particularmente violento al punto que el secretario Mario Bravo prefirió ya no hablar de este tema con medios porque poco puede abonarse en lo positivo.

Ayer, en la sesión de Ayuntamiento, el alcalde Héctor López Santillana aprovechó el momento para hacer una reflexión que puede tomarse como un mea culpa ante las circunstancias adversas. No solo porque los homicidios dolosos van en aumento sino algunos otros delitos como el robo a transeúnte y los delitos patrimoniales que también pueden ser fruto del modelo de seguridad que se ha adoptado que promueve la denuncia.

Frente a su cabildo en pleno, el edil leonés hizo una reflexión serena del momento que atraviesa León y sobre todo, desmintió que haya descoordinación o divorcio con la Federación.

“Nunca ha sido mi intención rehuir el problema… Entiendo la inquietud y la desesperación de los ciudadanos, soy el primero en este tema pero es el momento en que tenemos que hacer un trabajo profundo, analítico para entender contra quién estamos combatiendo”, dijo ayer frente a su cabildo.

Por su parte, el alcalde irapuatense Ricardo Ortiz Gutiérrez, hizo también anteayer una reflexión muy a su estilo del alto índice de homicidios dolosos que padece la ciudad fresera.

“Cualquier persona asesinada duele, pero a mí me paree que hoy por hoy la gente buena es la que nos hace falta, la que sí de verás no debería de pasar por una circunstancia de ésta, los demás, los que han andado en cosas chuecas deben de asumir las consecuencias de sus actos, no es simplemente el deslindarse o darle la vuelta, pero tampoco podemos estar cuidando, incluso a los que se portan mal”.

Una declaración inusual para un gobernante y hasta políticamente incorrecta. Lamentablemente para el edil, el argumento de que los malos se matan entre ellos no sirve para exonerar a los gobernantes por los malos resultados.

Y hoy, las cifras dicen que con todo y su discurso, autocrítico o repartidor de culpas, ninguno de los 4 han estado a la altura de las circunstancias.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Publicidad

Extravagario