Pólvora e infiernitos

IMPUGNACIONES ELECTORALES 2018 VS. 2015: VIVAN LAS CONTRADICCIONES

TRANSFORMACIÓN. No sólo en la política, lo que hace tres años era de un color ahora es de otro distinto y los que hace unos años eran blancos ahora son negros.

LA NOVEDAD. También en materia de impugnaciones electorales, hay un cambio radical de posturas a juzgar por una de las impugnaciones que quedaron radicadas en el Tribunal Estatal Electoral respecto a la asignación de plurinominales que hizo el Instituto Estatal Electoral hace unos días.

COMO DICE UNA COSA… Y es que el abogado exrepresentante de Movimiento Ciudadano ante el Instituto Estatal Electoral, Luis González Reyes, litiga la asignación de una plurinominal para la candidata número 2 de la lista de este partido con un argumento que atacó hace tres años ante los tribunales en la materia.

QUÉ TAL… Ante el Tribunal Estatal Electoral y con número de expediente TEEG-JPDC-134/2018, González Reyes, en su calidad de abogado particular, asesora a Alejandra Karina Pichardo Montes con el argumento de que la autoridad electoral debe respetar la paridad de género que, porque a diferencia de hace tres años ya hay jurisprudencia y las acciones afirmativas tienen mayor validez. Haga usted el favor.

CONTEXTO. Pichardo Montes es la candidata número 2, detrás de Jaime Hernández Centeno a quien el IEEG le otorgó la única curul de MC.

DETALLE. ¿Cuál es el punto aquí? El rol que juega ahora Luis González luego de que hace tres años el IEEG asignó a las mujeres que iban en segundo lugar de MC, Griselda Guerrero y Nancy López de Morena, las curules que finalmente ganaron Eduardo Ramírez Granja y David Landeros.

ANTES. Como hombre de confianza de Ramírez Granja, Luis González defendió en ese momento lo que calificó como ‘una arbitrariedad’ de parte del IEEG. De hecho, lo acepta sin tapujos.

AHORA. Pero, desde su perspectiva, el contexto ha cambiado porque hoy la paridad de género ha avanzado y reclama acciones afirmativas como es el caso de la asignación de plurinominales en el estado.

NEGATIVO. González Reyes jura y perjura que asesora a la impugnante porque le pidió apoyo como abogado y rechaza cualquier acción revanchista toda vez que los que hoy dominan a MC en Guanajuato son los que prescindieron de sus servicios por ser un personaje afín a los Ramírez Granja.

¿HABRÁ CAMPANAZO? La impugnación fue interpuesta apenas el viernes pasado. Esta semana seguro resuelve el Tribunal Estatal y seguramente ratificará el reparto del IEEG y entonces se va a la siempre temible Sala Monterrey.

COCHES NUEVOS PARA DIPUTADOS: FRENO DE MANO

PACTO. Para no hacer más olas en el PAN, Juan José Álvarez Brunel y Jesús Oviedo Herrera, coordinadores saliente y entrante de la fracción del PAN en el Congreso del Estado, tratan de enfriar la polémica por la adquisición de vehículos nuevos para los coordinadores de las fracciones y representaciones parlamentarias de la legislatura que entra en funciones en un par de semanas más.

AHÍ MUERE. Álvarez Brunel ya dijo que el acuerdo para la adquisición de vehículos está firme pero que la actual legislatura ya no dará un paso más para la compra y que le corresponderá a la siguiente decidir cómo y cuándo hace la adquisición.

NI UN DEDO. Enseguida entra en escena Jesús Oviedo quien dice que, de entrada, la fracción blanquiazul no hará ningún movimiento para comprar vehículos y que sólo en caso de que sea estrictamente necesario, habrá nuevas unidades para la Junta de Gobierno.

EN LA NORMA. En otras palabras, Oviedo Herrera estaría cancelando esa compra porque si dice que el PAN se guiará por los criterios administrativos que están marcados en el Poder Legislativo, ninguno de los vehículos que conduce hoy algún integrante de la Junta de Gobierno, tiene más de 200 mil kilómetros.

UNA MÁS. Y si los futuros diputados no se arrepienten, habrán creado una polémica innecesaria. Como diría el clásico, ¿pero qué necesidad?

LA DEL ESTRIBO…

Además del tema de seguridad, otra de las revelaciones en la reunión Concamin-Diego Sinhué es la confirmación del escenario pesimista que hay en torno al proyecto del acueducto El Zapotillo.

El propio gobernador electo dijo que es tiempo de revisar proyectos alternos porque el entorno se ha puesto muy peliagudo. Un escenario que no es tan sorpresivo pero que no deja de resultar decepcionante porque la famosa tesis de que con el avance de obra, resultaba más caro no hacer que concluirlo el acueducto, también se echa por la borda. Una desilusión más.

CCE LEÓN: ¿Y LA EVALUACIÓN A LOS DIPUTADOS?

Esa labor de contrapeso del poder político seria que han establecido en Guanajuato, el Consejo Coordinador Empresarial de León también ha visto arrancar proyectos que se quedaron en buenas intenciones y no recibieron seguimiento.

Una de ellas, la que hace un par de años veía su primer producto y, al final, debut y despedida: un proyecto de evaluación de los legisladores de todos los partidos políticos originarios de León.

Un proyecto que concibió Gustavo Guraieb Ranth y que ya no continuó bajo la gestión de José Arturo Sánchez Castellanos. Será que no encontraron la forma de darle seguimiento o por la polémica que causó ese primer ejercicio.

Y es que de los 15 diputados federales y locales por León, el peor evaluado resultaba el panista Juan Carlos Muñoz en su calidad de presidente de la Comisión de Seguridad y Telecomunicaciones del Congreso local. Nadie como él, recibió una evaluación lapidaria.

“Nos referimos a la Comisión de Seguridad Pública y Comunicaciones en nuestro Congreso local. Dicha comisión ha tenido nula actividad para impulsar reformas, proponer cambios, llevar a cabo gestiones y vigilar el desempeño del Poder Ejecutivo tanto a nivel estatal como municipal, en un gobierno que no ha podido contener los niveles crecientes de inseguridad y violencia”, dijo entonces el líder del CCE.

“En el tema de la seguridad no hay prácticamente nada, y si recordamos que una de las funciones de los legisladores, más allá de proponer iniciativas y reformas, tiene que ver con la vigilancia del desempeño del Ejecutivo en un tema que vaya lo requiere, pues esta comisión debería de tener resultados”, apuntó.

En la evaluación, el CCE incluyó la crítica a legisladores por no haber atendido el llamado: Beatriz Manrique del Verde, David Landeros de Morena, Azul Etcheverry del PRI y Juan Carlos Alcántara del PAN. La primera dijo no haber recibido invitación alguna.

El ejercicio de evaluación que se realizaba a partir del envío de un cuestionario al diputado y la evaluación de su desempeño en base a criterios definidos por el CCE, ya no tuvo una segunda versión ni en 2017 ni en este año.

Una apuesta que parecía interesante se quedó en el archivo muerto y ya no fue retomada por José Arturo Sánchez Castellanos. Y es que no es fácil sentar en el banquillo de los evaluados a los diputados porque no habrá nunca sistema perfecto y se corre el riesgo de encontrar un villano que en ese caso fue Juan Carlos Muñoz y que no necesariamente era el peor de todos.

DIEGO CON CONCAMIN ENTRE LÍNEAS: ÁLVAR Y ZAMARRIPA, PALOMEADOS

Más de algún integrante de Concamin salió ayer de la reunión con el gobernador electo Diego Sinhué Rodríguez Vallejo entre resignado y apesadumbrado. Con cara de ‘ya ni llorar es bueno’ o en el mejor de los casos con su dosis de ‘agua y ajo’.

Lo dicho. La impresión cada vez permea más entre los miembros del sector privado que han escuchado al gobernador electo Diego Sinhué Rodríguez Vallejo hablar sobre el tema de seguridad y quienes ocuparan las carteras principales: el punto es que existe la intención y la voluntad de que permanezcan Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa pero no sabe cómo decirlo o les cuesta trabajo aceptarlo abiertamente.

Como ha ocurrido en otros encuentros empresariales, Rodríguez Vallejo no habló de nombres, ni de ratificaciones ni de candidatos pero ofreció respuestas que, por su repetición en otros foros, parecen dejar claro que no habrá cambios en la alineación en seguridad y que quien se creyó lo del golpe de timón en los nombres, deberá esperar sentado.

Frases como “no basta cambiar a los responsables si no hay cambio de estrategia” o “los resultados en seguridad no se pueden reducir a dos personajes”, permiten inferir a algunos empresarios que es inevitable la permanencia de Álvar Cabeza de Vaca por lo pronto.

Varios temas se abordaron en el encuentro del mandatario electo con los industriales pero el de seguridad, por obvias razones, robó cámara.

Rodríguez Vallejo, palabras más, palabras menos, dijo que es equivocada la creencia de que cambiando un par de personas, la situación en seguridad va a mejorar en automático porque lo que se tiene que cambiar es la estrategia y el modo de atender el problema en la entidad.

Y en ese sentido lanzó una crítica velada a la estrategia seguida por Miguel Márquez. Habló de la disminución de 8 mil 500 policías municipales a 6 mil elementos en lo que va del sexenio y de los bajos salarios que tienen los elementos que en varios casos no superan los 8 mil pesos mensuales.

No fue directo pero no habló mucho de la presencia del Ejército en la entidad, ya sea a través de la milicia directamente o de la Policía Militar. Márquez terminó, como el entrenador desesperado que quiere reaccionar ante el marcador adverso, echar montón con muchos delanteros (en este caso militares) en los últimos minutos del partido.

Álvar Cabeza de Vaca estaría, bajo esta lógica, cerca de la ratificación mientras que Carlos Zamarripa, y así lo dijo Diego Sinhué, entraría en una dinámica distinta porque hay que esperar a ver qué decide el Ejecutivo federal en el tema de la Fiscalía General.

Lo que haga Andrés Manuel López Obrador, hará él. Paradójicamente, el presidente electo puede abrir la puerta para la eventual ratificación de Zamarripa. Si hay fiscal carnal, allá, acá lo habrá también. Dios nos agarre confesados.