Pólvora e infiernitos

ROMAN CIFUENTES: EL LINEAZO QUE VIENE

LISTO. La maquinaria se echó a andar en el PAN de Guanajuato para que el ahora delegado de la Secretaría de Educación en la región IV Centro-Oeste, Román Cifuentes Negrete, sea el próximo jerarca del panismo en Guanajuato.

ROMPECABEZAS. Ayer, se eligió a la comisión organizadora de la elección para la dirigencia estatal que será encabezada por Rebeca González Passini. Pero la señal inequívoca que se promueve para el lineazo a favor del funcionario estatal pudiera ser el bajo perfil que han mostrado tanto Diego Sinhué Rodríguez Vallejo como Miguel Márquez en la disputa por la dirigencia nacional que parece aclararse cada vez más.

DE LO NACIONAL… Ya los gobernadores que habían manifestado su apoyo a Héctor Larios hace unos días, se alinearon con Marko Cortés, un asunto que se venía cocinando desde hace algunos días. Y si en lo nacional los azules lograron una concertacesión, la inferencia sería que en el estado no tiene por qué haber contienda.

A LO LOCAL. ¿Quién tendría ánimo de ponerse los guantes en el terruño si hay alguien con la bendición de los dueños del partido y (sobre todo), luego de la demostración de fuerza interna en los procesos de selección de candidatos de la pasada contienda?

PUESTO. Román Cifuentes ya aceptó que aspira y suspira por la dirigencia nacional. Se trata de un político de bajo perfil mediático. El cargo de más relevancia lo tuvo hace un sexenio cuando fue el secretario de Gobierno que le heredó Juan Manuel Oliva al gobernador interino Héctor López Santillana.

COMPARACIONES. Pongámoslo en perspectiva. Después de que Juan Manuel Oliva lidió y batalló con Fernando Torres Graciano y Miguel Márquez, aprendió a convivir y a imponerse a Humberto Andrade, Román Cifuentes se perfilaría como una apuesta ad hoc para Rodríguez Vallejo.

TRINIDAD. Un cierre de pinza con Luis Ernesto Ayala en la Secretaría de Gobierno y Juanita de la Cruz Martínez en la particular, con miras a la operación política externa y el control de variables y amenazas del partido con la reducción del riesgo de fisuras. Vamos a ver.

COCHES NUEVOS PARA DIPUTADOS: EFECTOS COLATERALES

EL DATO. A propósito del voto en contra de la diputada panista Libia Denisse García Muñoz Ledo de la adquisición de 19 vehículos nuevos para la siguiente legislatura, dicen los que saben que estamos ante lo que podría ser quizá el único asunto que en comisiones fue votado en contra por un panista.

ILUSTRATIVO. Habría que escudriñar los archivos. El dato no deja de ser anecdótico pero al fin curioso.

NI MANDADA A HACER. Lo cierto es que este lance promovido por Acción Nacional le pone a las fracciones distintas a Acción Nacional en el Congreso local la gran oportunidad de armar su primer ejercicio de pataleo en aras de la austeridad.

¿QUÉ MÁS PUEDEN PEDIR? ¿Desaprovecharán la oportunidad los diputados de Morena cuyo partido en el Senado y en el Congreso federal promueve acciones de austeridad de mayor alcance a la no adquisición de autos nuevos?

LA CONGRUENCIA. ¿Qué va a decir y a hacer la coordinadora del partido Verde, Vanessa Sánchez, toda vez que su compañero Antonio Méndez avaló en la Comisión de Administración la adquisición de nuevos vehículos?

VOLVER AL PASADO. ¿Qué va a hacer José Huerta Aboytes, forjado a la usanza del viejo sistema que nunca decía que no a los privilegios de los políticos cuando Santiago García sostuvo que el respaldo a la compra de nuevos vehículos era una cortesía política que merecían los integrantes de la nueva legislatura?

IMPREDECIBLES. ¿Cómo van a reaccionar los perredistas que siempre son una caja de sorpresas y el ejemplo de la falta de cohesión?

TENTACIONES. ¿Y la chiquillada de Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el partido del Trabajo? ¿Renunciarán a los pocos privilegios que los colocan en un nivel VIP en el nuevo Congreso?

MÁS LES VALE. Y sobre el tema del parlamento abierto, los diputados tendrán que aprender a hacer de la transparencia una sana costumbre y que en esa materia no pueden ser selectivos. Por más que quieran esconder o minimizar algún acuerdo, ya avanzaron a un camino que no tiene retorno.

NATURALEZA HUMANA. La proclividad a la opacidad está demostrada. No puede ser parlamento abierto a las conveniencias. La simulación siempre será más costosa.

LA DEL ESTRIBO…

Ya surgieron los rigurosos, puntillosos (o malquerientes) de Gerardo Trujillo Flores en el PAN que advierten que en los afanes de hacerlo el próximo secretario general del Congreso, tiene una objeción legal que debe sortear.

El artículo 260 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo señala que para ser titular de la Secretaría General se requiere entre otras cosas, “contar con título profesional en alguna de las ramas de las ciencias jurídicas legalmente expedido y contar con una experiencia de cuando menos 5 años”.

Ojo, no es indispensable que sea abogado. Trujillo Flores es ingeniero. Seguro, quienes lo empujan saben que si es el elegido, todo, absolutamente todo, está fríamente calculado.

ÁNGEL CÓRDOVA: EL OTRO PADRINAZGO PRESIDENCIAL QUE NO FUNCIONÓ

“Agradezco al doctor José Ángel Córdova Villalobos lo que ha hecho por México y también le deseo el mayor de los éxitos en los proyectos que emprenda; no sin razón, tanto en la Organización Mundial de la Salud como en otros ámbitos de la salud panamericana se considera al doctor Córdova como uno de los mejores secretarios de salud”.

Hace exactamente siete años, el entonces presidente de la República, Felipe Calderón, saludaba así la salida del gabinete de Ángel Córdova Villalobos para lanzarse a la aventura de la candidatura del PAN a la gubernatura que finalmente no consiguió.

Fue el punto de inflexión para el médico gastroenterólogo que tropezaría con la misma piedra de algunos otros en el ‘Bronx’ panista que creyeron que con personajes con aceptable reputación en el estado y popularidad más allá de las fronteras guanajuatenses, podían doblegar al poderoso aparato oficialista del panismo guanajuatense.

Córdova Villalobos que había sido un buen diputado federal llegó al gabinete calderonista, merced de su buena relación con Margarita Zavala de quien fue compañera de bancada.

Su labor en la Secretaría de Salud le fue suficiente para ganar la nominación en el mítico pacto de la Loma que integraron en su momento Ricardo Sheffield, Luis Alberto Villarreal y el recientemente fallecido Javier Usabiaga Arroyo, pero no le alcanzó para su sueño de ser candidato a la gubernatura.

Como ocurrió con Eliseo Martínez Pérez, Córdova no quedó satisfecho tras la derrota interna en el PAN y buscó desafiar al blanquiazul pero se quedó con las ganas de ser postulado como candidato a la gubernatura de PRI-Verde debido a la rebelión de Juan Ignacio Torres Landa (qepd).

Torres Landa logró la derrota más honrosa del PRI en la era panista y dejó la duda de qué hubiera pasado con Córdova en la boleta. Algunos creen que era la llave para doblegar al PAN; otros piensan que se hubiese quedado en la orilla por muy poco pero hay quienes piensan que hubiese acelerado la descomposición del PRI en Guanajuato.

El calderonismo perdonó su desliz en la parte final del sexenio y lo acogió nuevamente en el gabinete como secretario de Educación acaso como una premonición de lo que ocurriría seis años después con la cordovista número 1 que jugó el papel de rebelde en el PAN.

JAVIER USABIAGA: ADIÓS AL ‘REY DEL AJO’

Uno de los grandes referentes para entender la política de Guanajuato durante los últimos 23 años, consentido irrefutable de Vicente Fox Quesada, uno de los tres personajes que desafió sin éxito el lineazo del oficialismo blanquiazul que vivió la última campaña política, respaldando a un candidato distinto al de Acción Nacional, murió este domingo.

Javier Usabiaga Arroyo, exitoso agricultor celayense, falleció víctima de las complicaciones del cáncer, enfermedad con la que luchó desde hace varios años.

Su respaldo a José Antonio Meade, candidato derrotado de la reciente contienda presidencial, explica por sí mismo su relación con el PAN, el partido que lo cobijó durante más de dos décadas.

Usabiaga formó parte de ese bloque de empresarios que respaldaron a Vicente Fox Quesada en su segunda intentona por ser gobernador de Guanajuato. El empresario celayense es una de las muestras más exitosas del pragmatismo del de San Cristóbal.

Lo reclutó para ser secretario de Agricultura en su gestión como gobernador. Usabiaga fue leal al foxismo y apoyó sin reparos sus aspiraciones presidenciales cuando sólo ellos creían que podían lograrlo.

Y Vicente Fox nunca dudó que iba a ser su secretario de Agricultura y luego su gallo para gobernar Guanajuato.

Desde el centro, creyeron que podían doblegar al aparato albiazul y al Yunque que en 2005 construyó el andamiaje para ungir a Juan Manuel Oliva cuyo palmarés palidecía frente al de Usabiaga. Pero este último tuvo que aguantar la suma del próximo secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala, como tercero en discordia. La división del ‘Bronx’ facilitó el triunfo de Oliva.

Usabiaga se mantuvo en la militancia de los rebeldes del PAN un sexenio más y aspiró a ser otra vez candidato a la gubernatura en 2012, aunque él supo que no tenía posibilidades frente al natural Ángel Córdova.

Después de la nueva derrota del ‘Bronx’ en 2012, Usabiaga ya no fue tan vertical contra el oficialismo azul al punto que aceptó la invitación de Miguel Márquez para formar parte de su gabinete lo que ayudó a los mandones del PAN a debilitar a los opositores.

Con Córdova en retirada del PAN, Luis Alberto Villarreal listo para pactar, Usabiaga optó por amor y paz. Solo, en el ring, se quedó con los guantes Ricardo Sheffield. El apoyo de Usabiaga a Meade pudo ser una muestra de rechazo al agandalle anayista o una simple extravagancia ante la victoria inevitable de Andrés Manuel López Obrador. Descanse en paz, el ‘Rey del Ajo’.