Pólvora e infiernitos

LA CONTRAOFENSIVA, AL ESTILO MORENA

YA ERA HORA. Por fin, la dirigente estatal de Morena Alma Alcaraz pudo armar una defensa de mucho mayor empaque en la posición de su partido frente a varios tópicos en los que el gobierno federal ha sido vapuleado particularmente en este estado que es territorio comanche para ellos.

CUESTA ARRIBA. De manera peculiar en Guanajuato, a Morena le ha costado asumir su papel de defensor del gobierno federal porque se encuentra en el territorio más hostil para ellos pero también porque no logran ocultar las diferencias que hay en la cúpula de su partido en la entidad.

NO FUE. Fue notable la ausencia del coordinador de la bancada en el Congreso local, Ernesto Prieto quien, dijo no estar enterado de la rueda de prensa dominical. Ernesto y Alma siguen de la greña aunque se trata de una guerra fría.

RESPETABLE. Sin embargo, el poder de convocatoria de la lideresa morenista no fue nada despreciable. Una de las 2 senadoras, 2 diputados locales y 5 alcaldes. Hay un diputado federal plurinominal por León que salió por tómbola pero de él ni sus luces.

LÍMITES. La bandera de la austeridad que tantos dividendos electorales le dejó al morenismo, será un argumento cada vez menos redituable si no se le acompaña de mejores gobiernos en lo municipal.

DEFECTILLOS. Quizá no se note tanto la falta de empaque que muestran los morenistas en el Congreso local donde se han visto muy combativos pero poco articulados y con un discurso poco cuajado pero también necesitan apretar el acelerador.

CONTRADICCIONES. No salen bien librados cuándo tratan de defender algo que parece indefendible en el círculo rojo. Programas como el recorte de presupuesto a las estancias infantiles o que traten de explicar que el Fiscal carnal que ellos eligieron a nivel federal sí será autónomo y el de aquí, no.

MENOS TIEMPO. Todavía, la alcaldesa de Salamanca Beatriz Hernández puede sacar a relucir la acusación de que su antecesor panista le dejó un cochinero y puede pegar y de San José Iturbide quejarse de una detención arbitraria.

LO SUYO. Pero, a ellos también les llegará el momento de rendir cuentas, particularmente a la presidenta municipal de Salamanca que se encuentra en una de las zonas neurálgicas del combate al huachicol.

CITA CON LA HISTORIA. En el aspecto geográfico, en el político y en el de la inseguridad. Morena ya dio la cara. Pero ellos saben que ahora no todo es patalear. También, dar resultados.

LA IMPOSIBLE DEFENSA DE ZAMARRIPA

ADELANTE. Este miércoles se celebra la primera mesa de trabajo para consolidar la aprobación de la Ley de la Fiscalía General. Luego llegará la declaratoria de autonomía y posteriormente la coronación esperada de Carlos Zamarripa.

DIFÍCIL. Al PAN-Gobierno le esperan varios tragos amargos antes de que el funcionario rinda protesta. Y en esta coyuntura, ya no sabemos quién se ve más mal. Si los que no quieren pronunciarse a favor del susodicho o quienes lo tratan de defender con argumentos endebles como Jorge Espadas, coordinador de los diputados federales quien señala que la culpa del estado de cosas no es de Zamarripa sino del sistema.

CÓMODO. Una auténtica misión imposible les ha dado el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de quien no se puede entender ese particular heroísmo de inmolarse en su defensa junto a una legión de diputados y funcionarios mientras el funcionario, tan campante, hace su labor y le ponen un blindaje inédito.

TODOS A UNO. El gobernador, la comisionada, el secretario ejecutivo que no ha hablado y todos los panistas para defender sus muy cuestionables resultados. Vendrá por supuesto en las semanas siguientes la embestida más predecible y esperada de sus adversarios y de sus no adversarios que aguantará a pie firme.

LA DUDA. Bajarle el período de ejercicio del cargo, acotarlo con condicionantes que pueden ser concesiones no va a satisfacer a los críticos. ¿Qué hizo este funcionario para encandilar al jefe del ejecutivo estatal que ahora pone a todo el aparato panista a repetir la letanía: con Zamarripa, tope donde tope?

NINGUNA. Es probable que Diego Sinhue esté convencido de que puede con el paquete pero es inevitable pensar en el argumento de que hay pacto o atadura con su antecesor. En el Gobierno, no hay terquedad que supere a esta. Que con su pan se lo coman.

LA DEL ESTRIBO…

Muy bien, muy bien, es el mes del amor y la amistad y la política no escapa a los arrumacos de la cuarta transformación. Del PRIMOR a nivel federal pasamos en Guanajuato a los flirteos entre el Verde y Morena.

Hoy en Palacio Legislativo, habrá rueda de prensa conjunta de los coordinadores de las bancadas de Morena, Ernesto Prieto y del Verde, Vanessa Sánchez Cordero que van a levantar la voz contra la inminente imposición del Fiscal Carnal.

Signo de los nuevos tiempos. Hace unos cuantos meses, en campaña, la lideresa moral del partido Verde Beatriz Manrique vaticinaba el desplome de Morena. “Es como un globo, está inflado de aire”. Los resultados, los sabemos.

El Verde a nivel federal se alejó del PRI y se entregó a los brazos del Morena. ¿Será que en Guanajuato se cocina otro matrimonio por conveniencia? Nunca digas de esa agua no voy a beber…

 

LÁGRIMAS Y RISAS AZULES: A UN AÑO

Pese a que el dedazo fue lo que dominó en Acción Nacional en la selección de candidatos de 2018, eso no fue obstáculo para que el reparto de candidaturas dejó heridos políticos, desertores y alguno que otro, mancillado en su orgullo.

Quizá uno de los más dolidos hace un año fue Éctor Jaime Ramírez Barba quien fuera coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado y que tenía en la mira ser candidato al Senado y tuvo que apechugar con el dedazo implacable de Miguel Márquez a favor de Erandi Bermúdez.

Pero no fue con buenas maneras porque el doctor tuvo que escuchar que el propio gobernador Miguel Márquez le notificara en plena plenaria de diputados locales azules.

Ramírez Barba aguantó a pie firme el anuncio y se tuvo que conformar con una candidatura a diputado federal que era su plan d puesto que tenía en el horizonte la aspiración de ser candidato a gobernador, a alcalde de León o repetir como diputado local.

Ese mismo fin de semana, se registró el toma y daca en León antes de que fuese ratificado como candidato a alcalde Héctor López. En las negociaciones para tratar de calmar a todos, Ricardo Sheffield era el menos querido por el grupo hegemónico.

En su momento, se llegó a proponer al entonces dirigente estatal Humberto Andrade Quezada como una alternativa e incluso el mismo Fernando Torres Graciano llegó a ser citado como una opción pero ambas alternativas fueron desechadas porque el Bronx no quiso resquebrajarse.

Momentos álgidos en los que el panismo puso en riesgo su unidad interna aunque al final salieron airosos y sólo se confirmó la muy previsible renuncia al PAN de Sheffield quien sólo iba a confirmar el rechazo del que era objeto con anticipación.

Jaloneos que se convirtieron en un accidente que marcaron al PAN pero que no lo fracturaron de cara a las elecciones.

LA VIOLENCIA EN GUANAJUATO: LA CUESTA DE ENERO

Sí, en efecto. Los datos son demoledores. Mientras los guanajuatenses padecíamos los efectos más rudos del desabasto de combustible, sin que lo notáramos tanto, se sumaron otros datos tan o más ominosos, implacables y que confirman nuestra triste realidad.

Este domingo Grupo Reforma publicó su propio recuento de los homicidios dolosos en el mes de enero y destaca que en Guanajuato se cometió, uno de cada 5 de los mil 31 que se registraron en el país según este estudio.

186 muertes en la entidad. Habrá que esperar los datos oficiales pero resulte lo que resulte, el panorama no es halagador. Según estos datos, las muertes violentas en Guanajuato son más del doble que las del estado que le sigue en segundo lugar que es Jalisco que tiene 79. Luego vienen Michoacán con 72 y Nuevo León con 71.

La disputa contra el huachicol que emprendió el gobierno federal no sólo dejó a la entidad una crisis de abasto de combustible sino el saldo más adverso en muertes en el país.

Claro, claro. Hoy el gobierno de Diego Sinhue siempre saldrá por delante con el argumento de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya reconoció que la violencia en Guanajuato deriva de un problema federal.

Pero la disputa por quién tiene una mayor culpa no es lo que se revisa aquí. Ambas instancias son corresponsables. La estrategia que se echó a andar hasta el momento puede tener muchas explicaciones. La realidad es que no ha disminuido significativamente el número de asesinados.

Son los muertos que ya hay que atribuirle a los sexenios de López Obrador y Diego Sinhue que apenas arrancan. Que es muy pronto para hacer evaluaciones concluyentes. Puede ser. Que es la inercia de la violencia homicida de años. Probablemente.

Pero en la vida hay razones y resultados. Los resultados están a la vista de todos. El gobierno de López Obrador se precia de que él ya no emprendió una guerra como Enrique Peña y Felipe Calderón. Pero los resultados, por lo menos en Guanajuato son tan sangrientos como antes.

Aquí no ha aplicado el “todos a portarse bien” que predica el jefe del Ejecutivo. Tampoco el golpe de timón que anunció el gobernador al arranque de su sexenio.

Diego Sinhue llegó a presumir que octubre y noviembre mostraban una tendencia a la baja en homicidios. Dijo que diciembre normalmente era alto. Pues ya llegó enero y resulto igual.

No se molesten en repartirse culpas. Ambos son corresponsables. No hay nada que celebrar.

Comentarios

Comentarios