Pólvora e infiernitos

POLVORA E INFIERNITOS Miguel Zacarias

HUMBERTO ANDRADE AL PAN: CON EL TRAJE A LA MEDIDA

ASÍ FUE. En la Pólvora del pasado martes en el bloque sobre la entrampada sucesión del PAN guanajuatense, le comenté lo siguiente.

REFERENCIA. “En otros frentes, se mencionó al exsenador Humberto Andrade Quezada quien, gracias a experiencias anteriores, ya no se prende a la primer mención y evitó entrar en especulaciones”.

EVASIVAS. El lunes le marqué por teléfono al exsenador para preguntarle si tenía sustento la mención que de él hacían como el caballo negro en algunos círculos del panismo. Y es que hubo quienes aseguraban ese día que era el ‘bueno’.

LA MULA NO ERA ARISCA. Andrade fue cauteloso en sus palabras. Sabía que lo mencionaban pero se dijo sorprendido. Dijo que estaba tranquilo y que nadie lo había propuesto hasta ese momento. Su mesura es entendible.

EXPERIENCIAS. Ya alguna vez estaba a punto de engullirse la sopa de una diputación plurinominal con coordinación de bancada local incluida y se le cayó ya con el plato enfrente.

CON PERMISO. Hace un año, algunos lo impulsaban para ser candidato a alcalde y cuando la cuerda se tensó y vio que no podía competir contra las armas de Ricardo Sheffield, Diego Sinhué y compañía, optó por bajarse.

NI MANDADA A HACER. Hoy, a Humberto Andrade, la polarización panista le cayó como anillo al dedo. Es su mejor escenario. Emerger entre la confrontación. El acuerdo está dado. El lunes no podía echar las campanas al vuelo porque todavía no estaba cuajado el pacto. Si los anti torresgracianistas le ponían la etiqueta del senador, se iba a caer.

PALOMEADO POR PALACIO. Entre martes y jueves pudo armarse. Ese lunes, el nombre que estaba en el ambiente era el del secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López. Ya platicaremos de lo que viene en el PAN.

CUANDO TE TOCA, AUNQUE TE QUITES… Por lo pronto, le llegó la revancha a Humberto Andrade. Sin muchos gritos ni sombrerazos será dirigente azul a partir del 16 de agosto.

EL SIT ENTRAMPADO Y BANOBRAS TRINANDO CONTRA DESACUERDOS LEONESES

QUIÉN LO DIRÍA. La postura clave en este nuevo pleito PRI-Verde en León por el avance del proyecto del Sistema Integrado de Transporte no la tiene ni el director de Medio Ambiente Fidel García Granados, ni el de Movilidad Amílcar López, ni el regidor Alejandro Arena o el síndico Eugenio Martínez Vega.

HECHOS. Habría que preguntarle al priista Aurelio Martínez Velázquez, a la sazón presidente de la comisión de Movilidad, cómo le fue en su visita a Banobras; qué fue lo que le dijeron los funcionarios federales sobre los más de 200 millones de pesos que tienen listos para enviar a León y por pleitos intragubernamentales, no pueden ser liberados.

EMPLAZAMIENTO. El ‘Chachis’ se trajo de la capital del país la sorpresa de los de Banobras, porque hay fila de alcaldes que ya quisieran la mitad del dinero del que dispone León, y en esta ciudad se ponen piedritas en el camino al interior de la administración mientras el recurso hoy está en riesgo de perderse.

DATOS. El regidor priista también se trajo el ultimátum de los funcionarios federales. Si el 24 de este mes no están liberadas las dos manifestaciones de impacto ambiental para las etapas 3 y 4 del SIT, los recursos se pueden perder.

FANTASMAS. Pero ojo, es interesante lo qué se dice, pero doblemente llamativo quién lo dice. Habrá quienes podrán decir que detrás de la presión en contra del director de Medio Ambiente, en donde se ubican ediles afines a Bárbara Botello y la fracción del PAN, está la alcaldesa con licencia.

SELLO. Pero estos adjetivos no pueden caber en el regidor Aurelio Martínez que incluso ha jugado mucho más cerca de los del Verde y demás antibarbaristas durante los últimos meses.

DIRECTO. Martínez Velázquez, como ya lo había dicho en público y en privado el regidor panista Alejandro Arena, dice que los propios funcionarios federales saben que el síndico Eugenio Martínez llevó un proyecto alternativo de esas etapas del SIT que no fue aceptado.

REACCIÓN. El director de Medio Ambiente, Fidel García, asegura que ni Obra Pública ni Movilidad han respondido con la celeridad adecuada a los requerimientos de la dependencia para que acrediten lo que las obligaciones con el medio ambiente sobre todo en la poda de 200 árboles en un solo punto de la ciudad.

BENEFICIO DE DUDA. Puede que tenga razón porque él es el responsable máximo y no puede incluir en negligencia u omisiones ante la ley.

LA CONTUNDENCIA. Pero si el propio Aurelio Martínez regresó a León con una suerte de regaño de Banobras y reconociendo que se pueden perder los recursos, en Medio Ambiente ni en el Verde podrán hablar de dolo en los cuestionamientos y las críticas. En tiempos donde los recursos para inversión escasean, sería un error dejar ir 200 millones de pesos.

EL MOLINO: LA TRANSPARENCIA NO CUESTA

RAZONES. Por simple decencia política. Por un ejercicio mínimo de transparencia. En compensación por los miles de ciudadanos que cumplen con el pago puntual de su impuesto predial y demás obligaciones con el Municipio y no tienen padrinos que les consigan un descuentito o prórrogas interminables.

LE TOCA. Podemos enumerar más razones aquí. Pero el Municipio de León, su alcalde Octavio Villasana, puede apuntarse un buen puntacho en el asedio permanente de que es objeto día con día por priistas y verdes, en los poderes limitados que ejerce.

NÚMEROS. Y esa muestra de dignidad la puede dar en el caso de El Molino: Deben ser públicos los números que le presentan los promotores de este fraccionamiento en los que, según ellos, no deben los 270 millones de pesos que dice la Comisión del Implan sino sólo 70.

NO SE HAGAN. Y deben ser mostrados a la opinión pública porque no es cualquier cantidad de recursos. No hay nada que temer: Si los empresarios tienen la certeza de que la razón les asiste, no habrá problema.

PUEDE SER. Quien quita y hasta hay un reconocimiento de quienes han cuestionado las técnicas de evasión de sus compromisos de estos empresarios. Si los números les dan, podríamos hasta decir que se les ha tratado injustamente.

TAMAÑOS. Pero aquí lo más claro es lo más decente. Lo que los regidores del Implan dicen que debe El Molino no es una bicoca. Con eso se paga medio distribuidor vial y un buen porcentaje de las afectaciones que se requieren para construir el Eje Metropolitano. Son recursos públicos.

DUDAS. ¿Por qué habría que revisar en lo privado, que para efectos públicos es lo oscurito, las cuentas de este desarrollo inmobiliario con el gobierno?

A VER. Nada le cuesta al gobierno municipal clarificar todo ante la opinión pública. Así terminan de un jalón con la controversia, el misterio y la polémica que ha envuelto a este asunto no sólo en esta sino en anteriores administraciones. ¿Qué dice el doctor Villasana?

GRILLA Miguel Zacarias

LA ALERTA DE GÉNERO QUE NO FUE, LOS COSTOS PARA EL MARQUISMO

Hace exactamente un año, el gobierno de Miguel Márquez lograba conjurar la amenaza que durante muchos meses significó la posibilidad de que en Guanajuato se declarara una alerta de género por parte del gobierno federal.

El llamado Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres rechazaba la posibilidad de decretar una alerta de género en el estado. No obstante, el gobierno guanajuatense no se iba en blanco pues un grupo de expertos solicitaba a la administración marquista la implementación de 13 medidas entre las que destacaban reformas penales.

La solicitud de alerta de género fue presentada por el Centro Las Libres en marzo del año pasado, al reportar 73 feminicidios en el 2013 en diversos municipios.

El informe concluye de este grupo de expertos concluía: “En el estado de Guanajuato existe un conjunto de conductas misóginas que producen violencia extrema contra las mujeres, principalmente en el ámbito familiar, las cuales en muchas ocasiones son reproducidas por las autoridades estatales al minimizar la gravedad del fenómeno de violencia familiar, reduciéndolo al ámbito privado e incumpliendo con su obligación de prevenir la perpetuación de esta modalidad de violencia, permitiendo, además, que se repliquen las violaciones a los derechos humanos de las mujeres”.

El reporte fue elaborado por representantes del Instituto Nacional de las Mujeres, CNDH, Universidad de Guanajuato, El Colegio de México y el Instituto de la Mujer Guanajuatense.

Tras los cuestionamientos, el informe sobaba el chipote, pues decía que se había mejorado la atención proporcionada por diversas instancias del gobierno estatal al tema y se habían realizado varias campañas publicitarias contra la violencia de género.

En parte, por hechos irrefutables de violencia en contra de mujeres, pero también por la fama bien ganada que lograron las autoridades panistas en Guanajuato durante los últimos años, siempre resistentes a las políticas de equidad de género, el gobierno se metió en ese berenjenal.

Caro le costó al gobierno de Guanajuato años acumulados de desatención al problema. Pero pudo ser peor.

La imagen del día

‘Lalo’ Trujillo: La despedida y el discurso anti Torres Graciano

CJgnKr8UwAIdSeJ

 “Quien diga que yo me comprometí a no reelegirme, miente y cuídense de esa persona porque quien miente una vez, miente mil veces”.

Esas fueron las palabras pronunciadas ayer por el todavía dirigente estatal panista Gerardo Trujillo Flores en el clímax de una comparecencia ante los medios de comunicación que terminó siendo una catarsis frente a lo inevitable: No va por la reelección.

La pregunta había sido si era cierta la tesis de que él se habría comprometido a no buscar la reelección si recibía el respaldo de todos los liderazgos en Guanajuato para prolongar su mandato como ocurrió.

Fue el discurso para echar su resto. Eso de que lo está pensando y que aún no lo define es una batalla que da por orgullo. No tiene el respaldo del gobernador Miguel Márquez y, como le había comentado desde la semana pasada, Trujillo Flores ocupa de los respaldos de alto calibre, porque por sí solo, con lo que alcanzó a trabajar en más de cuatro años, no le alcanza para disputar con posibilidades una contienda.

Su única alternativa era que el gobernador decidiera jugársela con él contra viento y marea y topara donde topara. Pero era una apuesta para Márquez de altísimo riesgo.

Trujillo Flores tuvo en el senador Fernando Torres Graciano un escollo insalvable. Todas las críticas y cuestionamientos velados que ofreció ayer en su rueda de prensa iban dirigidos al senador con quien terminó peleado y distanciado.

Las mesas privadas donde concurrían ambos junto al gobernador Márquez y el exgobernador Juan Manuel Oliva se habían vuelto insufribles. No había punto de convergencia entre ambos personajes. Fernando iba a transitar con Trujillo y Trujillo no iba a transigir con cualquier propuesta que llevara el sello torresgracianista.

Trujillo será el primero de los dirigentes panistas de la era ganadora de este partido en Guanajuato que no deja a su sucesor. Lo hizo Juan Manuel Oliva; lo consiguió Gerardo de los Cobos y lo concretó el propio Fernando Torres. Trujillo, no hay que olvidarlo es su ahijado político.

Después del discurso pronunciado ayer en donde se aprecia cierta amargura, Trujillo no puede presentarse como un conciliador. Su única opción es lanzarse a contender. Pero no sería la salida más digna. Es cuestión de tiempo.

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias

Comentarios

Comentarios