Pólvora e infiernitos

LAS RAZONES DE ANTARES VÁZQUEZ

ALGO MÁS. En el voto de la flamante senadora de Morena por Guanajuato, Antares Vázquez Alatorre, para otorgar la licencia a Manuel Velasco gobernador de Chiapas en una comedia de enredos que mal parado dejó al partido gobernante, hay datos colaterales que no se pueden perder de vista.

EN RESUMEN. Y uno de ellos, es que por lo menos dos de los seis senadores que votaron en contra (4 mujeres y 2 hombres) son afines a Leonel Godoy y contrarias al coordinador morenista en el senado, Ricardo Monreal: Blanca Piña y la propia Antares.

LAS TRIBUS. Ambas tienen vínculos cercanos con el político michoacano Leonel Godoy, declarado adversario interno al grupo del zacatecano Monreal. Ni Piña ni Antares que eran fórmula en la boleta por el Senado tuvieron empacho en dar la espalda al primer lineazo.

EL ÁRBOL Y EL BOSQUE. Un dato relevante que deja claro que la disciplina a ultranza no se dio en este primer episodio para Morena. Vázquez Alatorre dijo sin tapujos que no comparte las razones para otorgar esa licencia aunque advierte que ese hecho que generó escándalo mediático, opacó la trascendencia del acuerdo por la austeridad en la Cámara Alta.

LA FAMA. Y sí. Es significativo que por las razones que fueren, mientras ‘Malú’ Micher se sumó a la mayoría morenista que otorgó la polémica licencia, Antares cosechó aplausos. Desafiar la línea y la imposición siempre genera simpatías en política.

MIGUEL MÁRQUEZ, EL ESTADIO LEÓN Y LA DEMAGOGIA FUTBOLERA

HECHOS. En efecto, no hay ampliación de plazo para la entrega del Estadio León de parte de la autoridad municipal a sus nuevos dueños, Roberto Zermeño y Héctor González.

PUNTO DE QUEBRE. El plazo vence hoy pero hay un período de gracia de 20 días para que se entregue el inmueble a sus nuevos dueños y a partir del 28 de septiembre, se hará el uso de la fuerza pública.

MAÑAS. Del estilo de esos abogados que estiran la liga lo más posible y buscan todo tipo de artilugios legales para posponer lo inevitable, los abogados del Municipio de León y las autoridades en sí mismas, no parecen ganar nada con esta ‘prórroga’.

SERENOS. Ayer, la contraparte de la autoridad, es decir el abogado de los Zermeño hizo mutis. Mantiene su estrategia de no litigar en medios. Saben que mediáticamente el plazo para el uso de la fuerza pública vence justo dos días después de la toma de posesión de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo por lo que Miguel Márquez podrá cumplir su promesa de no entregar el Estadio mientras él esté en el poder.

PAPA CALIENTE. En teoría, el asunto le va a tronar a Diego Sinhué Rodríguez Vallejo aunque el tema es estrictamente de orden municipal.

LA SALIDA. Lo cierto es que a Márquez le quedan 19 días para armar el paquete completo: solución jurídica duradera para que el equipo León siga jugando en el inmueble y ‘algo’ que pueda vender, sin espejitos y con mayor solidez la ilusión de un nuevo estadio. Demagogia futbolera antes de la despedida.

LA DEL ESTRIBO…

Como el Chavo del 8, sin querer, queriendo, el gobernador Miguel Márquez alimenta las suspicacias y la diversión entre los reporteros de la fuente que le preguntan sobre su influencia en los nombramientos de su sucesor Diego Sinhué Rodríguez.

Así respondió a la enésima pregunta de si vería conveniente que Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa continúen en el gabinete.

“A ver, les soy bien honesto. Sé que no me la van a creer pero son decisiones que está tomando Diego, les prometo”. Palabra de gobernador.

EL FISCAL CARNAL: LA ESTRATEGIA DE ESPERAR Y NO MOVER UN DEDO

El nombramiento que todos esperan en el gabinete de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo es el del secretario de Seguridad del estado por el morbo que representa conocer si en verdad habrá golpe de timón en uno de los temas más delicados en la actualidad como es la inseguridad.

Deliberadamente excluimos el otro que provoca, gran expectativa, el del fiscal general porque es prácticamente un hecho que Rodríguez Vallejo no se meterá en camisa de 11 varas y esperará a la definición legal sobre el fiscal general de la nación para saber qué es lo que pasará en Guanajuato.

El fiscal se elige de distinta manera y eso le da un poco de respiro a él y otros gobernadores que toman posesión en estos días. Tranquilamente puede decir que es el Congreso del Estado el que tiene la palabra y que esperará definiciones en lo legislativo y que se allanará a lo que diga el Congreso.

Hace exactamente un año, el gobernador Miguel Márquez daba la nota en el búnker del Comité Ejecutivo Nacional del PAN a donde acudía a reunión del Consejo Nacional. En medio de escándalo que dividía al PAN por la posibilidad de que el titular de la PGR, Raúl Cervantes, tenga el paso automático en su cargo.

Y Miguel Márquez anunciaba en la comisión Permanente del Consejo Nacional de su partido anunció que ‘por congruencia’ en Guanajuato propondría una reforma legislativa en la cual se requieran dos terceras partes de la legislatura para el nombramiento del fiscal general.

El pequeño gran detalle es que en este proceso sí podrá participar el procurador de Justicia en funciones. Es decir, se eliminaba el pase automático, pero Carlos Zamarripa queda habilitado para mantenerse en el cargo.

Y esa gran posibilidad se ha convertido ya en el gran misterio del gabinete de Diego Sinhué, aunque habrá que tener paciencia pero sobre todo entender el marco jurídico para no comer ansias.

Si lo que quiere Rodríguez Vallejo es ratificar a Zamarripa, lo que menos necesita es prisa. El balón todavía no está en su cancha. Primero tiene que resolverse en el ámbito federal. En lo legislativo ante la propuesta de asociaciones civiles para que el fiscal general sea autónomo del Ejecutivo, Cuando quede clara la ruta legal allá, podrá haber movimiento acá. Mientras tanto, ahí puede seguir Zamarripa, flotando mientras llega su momento.

EL GABINETE DE DIEGO: EL LIBRITO, LA CONTINUIDAD ¿Y SU EQUIPO?

Sin lugar a dudas, el nombramiento de Yoloxóchitl Bustamante Díez como secretaria de Educación de la siguiente administración estatal robó cámara ayer.

Sus antecedentes como directora del Instituto Politécnico Nacional, como conductora de una de las instituciones más prestigiadas de educación pública a nivel nacional, le han generado reacciones positivas al próximo inquilino de palacio estatal.

Tantas que quienes han elogiado el nombramiento, críticos habituales del panismo gobernante, no citan la forma polémica y con tintes de escándalo en que abandonó Bustamante ese cargo tras señalamientos de que había dado cargos a su exmarido y a su yerno.

En el entendido de que aprendió la lección viene a trabajar a Guanajuato en donde se hizo muy amiga de Juan Manuel Oliva hace un sexenio. Rodríguez Vallejo ha optado por un criterio técnico para elegir a la titular de la SEG. Ni ratificación ni la recurrencia al truculento yunquismo. Bueeeno, esperemos a conocer a los subsecretarios.

Buenos comentarios también en la clase empresarial para el arribo de Mauricio Usabiaga a la Secretaría de Desarrollo Económico. A los hombres del dinero siempre les entusiasma que llegue a la toma de decisiones uno de los suyos y vaya que el celayense lo es.

No se optó por un burócrata sino por un empresario que se hizo mucho del rogar justificadamente. En 2012, Juan Manuel Oliva y Juan Ignacio Torres Landa de PAN y PRI lo tentaron con la candidatura a alcalde de Celaya. Aguantó a pie firme. Ya le dijo que sí a Diego y el reto es satisfacer expectativas.

De los otros cuatro nombramientos, el eje común es que todos ya están en el gabinete de Miguel Márquez. Eusebio Vega Martínez va a una Secretaría de menor presupuesto y peso específico como la de Innovación, Ciencia y Educación Superior, de reciente creación.

Una paradoja que, en su momento, haya ofrecido resistencia (y grilla) a la llegada del titular Arturo Lara porque le iba a robar cámara y facultades. Es su premio, nada desdeñable de consolación. Juanita de la Cruz, vocera con Juan Manuel Oliva y que de estar marginada con Márquez, se convirtió en los hechos en la secretaria de Gobierno, apagafuegos y profesional en el cabildeo, ablandamiento y cooptación en el Congreso local, confirma su perfil de indispensable en el panismo gobernante.

Se entiende con los ojos cerrados con el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala. Esto le permitirá reparar su desgaste fuera del gobierno aunque ahora lo tendrá dentro del PAN, tan veleidoso y exigente.

Respecto a las dos ratificaciones, una de ellas, la del de Salud, Daniel Alberto Díaz, refuerza la influencia de la propia Juanita; la de Gerardo Morales, la inclusión de un personaje perfil. No hay precandidato a nada ahí como hace seis años.

Rodríguez Vallejo parece asumir con tablas y pragmatismo el derecho a equivocarse aunque en el balance global, tendrá que apechugar a las naturales críticas de PAN con lo mismo, continuismo marquista y reciclamiento de personajes.

Y con una más, o ve a los integrantes de su equipo natural sin patas para gallo o perfila cambios muy temprano en su sexenio, mientras van a la curva de aprendizaje.