Pólvora e infiernitos

0
COMPARTIR

LÓPEZ SANTILLANA  NO SE RINDE Y ECHA SU RESTO CON LA BUROCRACIA

MOVILIZADOR. Bajo el auspicio y movilización de su hombre fuerte, el director de Desarrollo Institucional, Enrique Sosa, el alcalde Héctor López Santillana reunió ayer a unos 400 empleados municipales para decirles palabras más, palabras menos, que está puesto para la reelección y que el último minuto también tiene 60 segundos.

CON TODO. En la incertidumbre que rodea el municipio de León porque el dedo de Miguel Márquez todavía no decide si apuesta por la continuidad o va por una candidatura de refresco en esta plaza, el alcalde leonés echa su resto.

OPERADOR. No es casual que la convocatoria a la reunión de ayer en el Real de Minas la haya hecho Sosa, el más activo de su equipo cercano, muy activo para tirar misiles buscando derribar rivales en el gabinete y tratando de afianzar a su patrón para asegurar tres años más de buena chuleta presupuestal.

Publicidad

POLÉMICO. Paradójico que López Santillana eche su resto de la mano de quienes son los más cuestionados por quienes darían la bendición. No olvidar que una de las condiciones que le habrían puesto al alcalde leonés para respaldarlo es deshacerse de varios colaboradores históricos y Sosa tiene varios malquerientes en el grupo hegemónico.

ANTÍDOTO. El punto es que López Santillana sorprendió con un mensaje de mucha empatía, cercano, por momentos aguerrido y hasta sentimental, es decir lo contrario de su imagen habitual.

EL ROLLO MAREADOR. “Estoy aquí para escucharlos a ustedes”; “ustedes tienen la inteligencia para resolver los problemas”, “les agradezco la labor en estos dos años”. Les dijo que el primer año fue para “sacar la escoba y limpiar la porquería que nos dejaron”. Ya sabe que no le dejaron ni para los chicles y que vaciaron información de algunas dependencias.

EL PASADO. Que la sociedad estaba enojada y que tuvieron que encarar los incumplimientos de la administración barbarista.

Y TERCERA PERSONA. Después del clásico ‘coco-wash’, salió el peine. López Santillana les dijo que él era un hombre de proyectos de largo plazo porque así lo dicen sus logros anteriores. Y pidió lealtad. “No para Héctor”. Respaldo a un proyecto, “que no es el proyecto de Héctor sino un proyecto para León”.

EL CIERRE. “Vienen momentos difíciles, no hay que darse por vencidos. No es momento de flaquear ni de distraernos, ni de dividirnos o perderemos la confianza de los ciudadanos”, les exhortó López Santillana a los empleados municipales.

TENACIDAD. Discurso interesante y hasta llegador. Buen intento. Irrefutable la voluntad de López Santillana que no se arruga ante la adversidad. Pero la decisión no la toman sus interlocutores de ayer aunque muchos de esos panistas son los inconformes porque esa empatía la esperaban hace tiempo.

CUESTA ARRIBA. Pero no todo está perdido para Héctor López. La mejor noticia que pudo haber recibido fue la no coalición PRI-Verde. Pero ese arroz todavía está lejos de cocerse.

BEATRIZ MANRIQUE: PERDIENDO PUEDE GANAR….

LA CLAVE. La lideresa moral del Partido Verde en Guanajuato, Beatriz Manrique, se juega mucho a partir de hoy. Y no precisamente porque su futuro y el del partido del tucán dependa del resultado de la elección de la contienda por la dirigencia nacional para la que compitió y de la que hoy se conocerán los resultados oficiales.

LA COTA. No era ni es la favorita, aunque la esperanza muere al último. Hoy a las 6 de la tarde, en la sesión del Consejo Político Nacional de su partido se darán a conocer los resultados oficiales.

LA CLAVE. Y hay que repetirlo. Sería un campanazo si gana. El favorito es el senador Carlos Puente. Pero aun si se da la lógica, Manrique Guevara sabe que queda carrera política por realizar en el ámbito nacional y que la victoria que más le interesa hoy a su partido es la de ir solos en las elecciones locales.

MEDULAR. La decisión en el Consejo Político del Verde está tomada aunque falta que la valide el Consejo Político Nacional. Manrique hizo del discurso de la autonomía de proyectos el eje de su discurso en los seis debates de la competencia.

EL MOMENTO. Un discurso que fue crítico y se contrapunteó en varios momentos con el de Puente. Si no gana la contienda, Manrique sabrá si en los hechos, en la real politik ese discurso contestatario que prendió a sus correligionarios en otros puntos del país, es respetado para Guanajuato 2018.

COLUMNA VERTEBRAL. El Verde ya tiene listo candidato a la gubernatura con Felipe Camarena, en León tiene a Sergio Contreras, a la vez dirigente estatal y en otros puntos del estado tiene prospectos interesantes. Sueña con crecer como nunca antes sin el PRI.

FAENA. Pero también en el PRI Guanajuato creen que todavía le pueden hacer al Verde en el estado ‘manita de puerco’. Esa es la batalla que debe ganar el tucán. Falta, aunque sean antitaurinos, la estocada final.

LA DEL ESTRIBO…

Es cierto que, como dicen algunos priistas, en las candidaturas al 2018 primero se van a acomodar las cajas grandes, luego las medianas y al final las más chiquitas pero ya está cantado que el Comité Ejecutivo Nacional enviará, como casi cada tres años, un delegado especial para el municipio de León que se encuentra entre las ciudades con mayor número de electores en el país.

El dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, ya prepara los ajustes, una vez que se consume la elección del candidato a la gubernatura. Habrá enviado a León de cara a una de las contiendas con la expectativa más desolada de los últimos tiempos.

LOS MILLONES QUE NO PUDO EL SECTOR EMPRESARIAL

Tanto se hicieron del rogar y se resistieron los empresarios leoneses a aportar para el Fideicomiso de Seguridad que, hace más de un año, el gobierno del estado parecía acorralado por la intransigencia de los industriales.

Toda una novela se armó en la constitución de un Fideicomiso por la Seguridad que gobierno e iniciativa privada habían pactado en el segundo semestre de 2016.

El gobierno del estado se comprometió a aportar 50 millones para la inversión en proyectos de capacitación en los municipios de Irapuato, León y Celaya.

Pero los empresarios se resistían una y otra vez. Uno de los argumentos que sostenían algunos líderes empresariales era que no querían convertirse indirectamente en los validadores de políticas públicas del gobierno marquista.

Otro argumento era el económico. Por ejemplo, el ahora expresidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, Gustavo Guraieb Ranth, decía que el sector privado ya aportaba lo suficiente: “Los más de dos mil 300 millones de pesos anuales que aportamos por concepto de impuestos a nóminas, que precisamente aceptamos hace ya 10 años, bajo la condición de que se utilizara también para proyectos de beneficio social, los cuales, sabemos, contribuyen significativamente con la reducción de la pobreza y de la violencia”.

Fue entonces cuando, hace exactamente un año, el gobernador dejó a un lado las cortesías y fue muy claridoso al enviarle una suerte de ultimátum a los industriales leoneses: “si no quieren el Fideicomiso, nos llevamos el dinero a otro municipio”, respondió a botepronto el Ejecutivo estatal en una entrevista.

El compromiso del Estado ya era un hecho y no se podía zafar. Quedaba confirmado el distanciamiento con Guraieb, el siempre crítico líder del CCE que nunca pudo tener empatía con Márquez.

Fue el primer roce que anticipaba que ese proyecto podía terminar mal como al final ocurrió. Porque ante el deterioro de la seguridad en el estado, el aumento de los homicidios dolosos y la oferta de la Sedena al gobernador, Márquez terminó por encontrar el argumento perfecto para quitarle los 50 millones de pesos comprometidos al Fideicomiso que arrancó, pero sin muchos dientes.

CONVOCATORIA PRI: LA CARCAJADA PEÑISTA Y LA ESPERA QUE DESESPERA

“¡Ánimas santas, señor Presidente!”, parece implorar aquí el senador Miguel Angel Chico al jefe del Ejecutivo Enrique Peña Nieto en un acto ayer en la Ciudad de México.

Peña Nieto soltó una carcajada. Andaba de buenas, dice el senador. Parece no haberlo inmutado el duro reclamo de la senadora Layda Sansores con video incluido ampliamente difundido en redes sociales.

Chico ya tiene los santos de cabeza y baja la corte celestial para que le toque el dedazo que está muy cerca de consumarse para Guanajuato.

Parece que es cuestión de horas para que se lance la convocatoria para la elección del candidato a gobernador del PRI y el expartidazo es un hervidero de rumores.

Por lo pronto, la disyuntiva es clara. Tomando en cuenta que la apuesta es a evitar pugnas internas y no jugar a la democracia con asambleas que sólo dejen heridos políticos y más divisiones, el punto de inflexión está ubicado en el senador Gerardo Sánchez García.

Si Gerardo Sánchez es el elegido del dedo mayor, aunque hagan corajes sus detractores, van a apechugar sin mayores aspavientos. Ni Chico, ni José Luis Romero, ni Javier Aguirre tienen perfil beligerante y sí la posibilidad de premio de compensación o consolación si no son los elegidos.

Hasta ahora, ninguno de los suspirantes ha sido convocado a la previsible pasarela que se da previo a una nominación, ya para avisar quién es el ganador de la rifa del tigre o ya para sobar chipotes y convocar a la resignación a los que no serán.

Se dice que ya circuló una encuesta en la que incluso se agregó el nombre de la diputada federal Yulma Rocha Aguilar y en la que Chico, Romero Hicks y Sánchez García mantienen posibilidades.

El primero y el tercero son legisladores y eso les da cierta ventaja aunque Romero presume un perfil más ciudadano.

A Sánchez García no hay que descartarlo. Su padrino Luis Videgaray está cerca de José Antonio Meade pero se dice que sus negativos los conoce mejor que nadie el virtual candidato presidencial.

Sin embargo, también representa el principal riesgo de reclamo o protesta interna. Pero si en la presidencial, nadie armó escándalo ante el implacable dedazo, menos se pensaría que algo ocurra en una entidad como Guanajuato.

Por lo pronto. Tómense todos un té de tila a la espera de quién es el beneficiario del dedo mayor.