Pólvora e infiernitos

CONTRERAS Y SHEFFIELD: EL PACTO MORENA- VERDEGTO

A ACOSTUMBRARSE. Nuestra capacidad de sorpresa tiene que volverse más flexible y amplia. El nuevo mapa político nacional y estatal va a provocar nuevos realineamientos de astros, estrellitas y estrellados.

HECHOS. Ayer desayunaron en un Toks de León, el dirigente estatal del Partido Verde, Sergio Contreras Guerrero, y el excandidato de Juntos Haremos Historia a la gubernatura, Ricardo Sheffield Padilla. Mera casualidad que la reunión se haya dado después de que el Verde se pusiera facilito y prestara cinco diputados federales para que Morena alcanzara la mayoría simple en San Lázaro y garantizara el agandalle de la presidencia de la Junta de Coordinación Política por tres años.

LOS NÚMEROS. En Guanajuato, el escenario en la próxima legislatura local plantea de entrada la pulverización de la oposición. Morena es lejana segunda fuerza y PRD, PRI y Verde tendrán tres diputados cada uno.

EN SINTONÍA. El contacto Sheffield-Contreras no es desdeñable. El expanista fue cauto. No tiene facultades para pactar acuerdos pero habló ayer con el dirigente estatal, Ernesto Prieto, quien avaló el encuentro. (Parece que se conjuraron los demonios en Morena).

EN MARCHA. Entonces es factible que verdes y morenos caminen juntos en algunos temas, no como bloque permanente. Por cierto, ayer por la noche, el tucán oficializó a Vanessa Sánchez como su coordinadora parlamentaria.

LOS SUEÑOS. La apuesta es sumar al PRI y al siempre impredecible PRD en un bloque que plante cara a Acción Nacional en ciertos temas. Lo de tricolores y sol azteca no está garantizado. El PAN ya debe estar haciendo su luchita para cortar los circuitos de una eventual alianza en su contra.

A VER. Por lo pronto, Verde y Morena ya dieron el primer paso para formar su TUCAN (Todos unidos contra Acción Nacional) en Guanajuato. Los contrapesos azules hacen la talacha. En algún momento lo dijo Ernesto Prieto y seguramente será una primera causa que podría unir a los opositores: armar un bloque para evitar que Carlos Zamarripa sea Fiscal General carnal. Veremos si no es llamarada de petate.

Y EN LEÓN, CLEMENTE SUEÑA CON BLOQUE OPOSITOR

SU LUCHA. Y mientras tanto, en León también Clemente Villalpando, quien fuera candidato del PRI a la alcaldía, hace su luchita para armar el ‘Bronx’ del próximo Ayuntamiento.

ASISTENCIA. Hace unos días convocó a los próximos integrantes del Cabildo que no son panistas. Asistieron los dos de Morena con la venia de su padrino Ricardo Sheffield, Gabriela Echeverría y Gabriel Durán; también estuvo Vanessa Montes de Oca del PRI y la del Verde, Fernanda Rentería no estuvo pero hubo un enviado de la dirigencia estatal.

PLANES. Villalpando habló de la posibilidad de una agenda común en el próximo cabildo leonés y de la posibilidad de actuar juntos para hacer frente al blanquiazul, incluso, a partir de la formación de comisiones.

LIMITADOS. El punto es que, en la integración de las comisiones, los opositores sólo podrán hacer valer su derecho al pataleo. El PAN tiene los votos para hacer lo que se le dé la gana.

DESAIRADO. Lo que llama la atención es que el último en enterarse de las travesuras de Clemente fue el dirigente del PRI leonés, Deny Méndez, algo muy normal en el tricolor leonés donde cada quien jala para su santo.

BISOÑOS. Por lo pronto ya quedó sembrada la semilla para un ‘Bronx’ leonés aunque también hay que decir que los regidores de oposición no parecen tener el colmillo de algunos de los que salieron como Sergio Contreras y el propio Salvador Ramírez Argote. Del otro lado, el PAN tiene a algunos con un trienio de aprendizaje como Salvador Sánchez, Ana María Carpio  y Ana Esquivel Arrona. Veremos.

LA DEL ESTRIBO…

El pacto de unidad que parecen haber sellado anayistas y antianayistas para que haya un sólo candidato a la dirigencia nacional en la persona de Marko Cortés podría arrojar como damnificado no sólo al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle sino a la senadora guanajuatense Alejandra Reynoso.

Reynoso se perfilaba como la candidata a la Secretaría General con Cortés en la eventual disputa frente a la dupla Héctor Larios-Moreno Valle. Pero si se materializa el pacto, el secretario general sería Larios.

El que no perdería porque ellos apuestan y casi siempre ganan, son los del Yunque. O era Reynoso o era Larios pero no le quitaban una pluma a su gallo.

LOS TEMAS TABÚ: AYER Y HOY; VERDUGOS Y VÍCTIMAS

El resultado electoral del pasado primero de julio muchas cosas van a cambiar en el país. Entre algunas de ellas, la introducción en la agenda de temas que son tabú y siguen escandalizando a una buena parte de la sociedad guanajuatense.

Ayer, no cabíamos en la sorpresa de ver en la tribuna del senado al expanista Germán Martínez exponer y defender con pasión la propuesta elaborada por la guanajuatense Martha Lucía Mícher Camarena en torno a los derechos de seguridad social de la comunidad LGBTTTI (Lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual).

Algo más que previsible. Muchos años, ‘Malú’ ha batallado con algunos grupos en Guanajuato a favor de estos derechos a sabiendas de que en el estado sólo ejerce el derecho al pataleo y hoy que Morena tendrá mayoría en San Lázaro es la gran oportunidad de hacer realidad algo que parecía inalcanzable.

El tema viene a colación porque hace ocho años, el gobierno de Juan Manuel Oliva sufría lo que debe ser una de las peores humillaciones para un gobierno emanado de ese partido, en lo particular, para las corrientes más ultraconservadoras.

Un día como hoy, la organización civil denominada Las Libres consumaba un triunfo inédito en el estado por su impacto y su trascendencia en un tema tan delicado y polémico como el aborto.

Ese día, eran liberadas siete mujeres que purgaban condenas de entre 25 y 39 años de edad por el delito de homicidio en razón de parentesco (habían abortado) en los Ceresos de Guanajuato y Valle de Santiago. Ellas, se hacían beneficiarias de la entrada en vigor de la reforma penal propuesta meses antes por el gobernador Juan Manuel Oliva.

De haber cumplido su condena original, seis de ellas, habrían recuperado su libertad hasta el 2030 y 2035. María Araceli Camargo Juárez, Ofelia Segura Frías, Yolanda Martínez Montoya, Liliana Morales Moreno, Ana Rosa Padrón Alarcón, Susana Dueñas Rocha y Bonifacia Andrade Hurtado salían libres luego de haber purgado entre 2 y 9 años de su condena.

Ellas se hacían beneficiarias de la causa emprendida por el grupo Las Libres, que encabeza Verónica Cruz, que unos tres meses antes denunció públicamente que a siete mujeres que abortaron en Guanajuato se les configuró otro delito y condenó a prisión.

La denuncia provocó protestas sociales y un impacto que fue más allá de las fronteras; hubo una investigación de la Procuraduría de Derechos Humanos, otra de la ONU y la reforma penal que reduce la pena por homicidio en razón de parentesco, que culminó con su liberación. Un triunfo para los grupos de agenda liberal como el de ayer en el Senado, verbalizado, oh paradojas por un exprominente panista.

‘BETY’ MANRIQUE Y ÉCTOR JAIME: UN SHOW MÁS

En el mar de contradicciones, pragmatismos, transfuguismo partidista y traiciones que envuelve nuestra política en tiempos de transición, ni a cuál irle.

El hecho de que los débiles de antaño sean ahora los reyes de la parroquia en lo federal y que los soberbios del pasado reciente, sólo ejerzan el derecho al pataleo, fuera de su zona de confort, ya plantea un escenario con situaciones complejas.

Ayer, el ahora diputado federal Éctor Jaime Ramírez Barba no se aguantó las ganas y recriminó a Beatriz Manrique, su compañera en San Lázaro, por el transfuguismo de cinco diputados a Morena. Lo hizo vía Twitter.

“PAN-PVEM… PRI-PVEM… Morena-PVEM. Qué valor de partido del PVEM y finalmente Morena-PRI ¿Y México? Qué valores de tu partido. ‘Bety’ Manrique ¡Que vergüenza!”.

La legisladora del tucán le replicó: “¡Ay Éctor, se te olvida como construiste mayorías en Guanajuato? Cambiaste el cristal con el que miras? Allá entonces no te parecía deleznable ocupar las presidencias de la Junta de Gobierno y además la comisión de Administración por tres años como le preocupa a Acción Nacional ahora?”.

Ambos tienen sus razones y parte de la razón, pero también pocos argumentos para defender su consistencia.

La migración de cinco diputados verdes a Morena es simplemente indefendible. El Verde, un partido que a nivel nacional pocos argumentos encuentra ante quienes los acusan de venderse al mejor postor según sea el sexenio, es nuevamente el hazmerreír de nuestra política.

Entre el affaire de esos cinco diputados prestados y el escandalito del gobernador Manuel Velasco, alentado por Morena, poco hay de decencia, vemos que las siglas del poderoso cambian pero no sus prácticas.

Ahora, que del otro lado, los panistas guanajuatenses tendrán que acostumbrarse a la dosis de ‘agua y ajo’ que ellos mismos, y más recientemente el propio Éctor Jaime Ramírez Barba, recetaron en Guanajuato a sus opositores.

Ramírez Barba y algunos de los que aparecen en esta postal en San Lázaro deben recordar como cooptaron a David Cabrera, el famoso ‘pay de limón’, siendo diputado del Verde para sumarlo al PAN.

Y sabe también que gobernó con mano de hierro en el Congreso del Estado y que no se anduvo con medias tintas para hacer valer mayorías cuantas veces se ofreció. El PAN seguirá agandallando en Guanajuato como se la aplicarán seguramente en las cámaras federales.

¿Es para celebrar? Por supuesto que no. Porque lo que menos les importa en sus disputas a los partidos, son los ciudadanos. No principios. No valores. Agandalle, revancha y la máxima: a puñaladas iguales, llorar es cobardía.