Pólvora e infiernitos

1
COMPARTIR

TODOS CONTRA DIEGO, LOS DE AFUERA Y EL DE ADENTRO

CIRCUNSTANCIA. Y si su adversario más enconado adentro del PAN, Fernando Torres Graciano, no tiene piedad y sigue dándole con todo a él y a su jefe, con mayor razón los partidos opositores (bueno, no todos) que anuncian denuncias por aquí, por allá y acullá en contra de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

ADELANTE. Mucho antes de que renunciara, lo hizo el PRI cuyo silencio ha llamado la atención a partir del anuncio de la salida del delfín del gobernador Miguel Márquez rumbo a 2018.

SEGUNDA. El Partido Verde anunció su propio paquete de recursos el pasado lunes justo unas horas antes de que se consumara el anuncio en Palacio de Gobierno. Ayer le tocó el turno a la dirigencia estatal de Morena que anunció quejas ante el Instituto Estatal Electoral y ante la Auditoría Superior del Estado.

Publicidad

FUEGO AMIGO. Como es natural, Rodríguez Vallejo se convierte en automático en el enemigo electoral número 1 en Guanajuato. El dato adicional es que el más implacable de todos sus críticos es su compañero de partido y competidor, Fernando Torres Graciano, quien desde donde vacaciona, mantiene el fuego de alto calibre y lo mismo cuestiona al exfuncionario estatal que a su jefe el gobernador Miguel Márquez a quien emplaza para que muestre en los hechos su vocación por la transparencia que pregona.

DESAFÍO. Son dos frentes de batalla que Rodríguez Vallejo no puede ignorar. Sobre todo porque las denuncias involucran una publicación periodística en donde hay elementos, por lo menos, para la duda.

LES HABLAN. Mauricio Guzmán y consejeros del Instituto Estatal Electoral que le acompañan tienen una prueba de fuego para demostrar que el árbitro es realmente imparcial y digno de credibilidad y confianza.

El punto aquí es la posición que jugará el Comité Directivo Estatal del PAN que encabeza Humberto Andrade. Por lo pronto, en voz de su secretario general Alfonso Ruiz Chico, respiró aliviado con la renuncia de Rodríguez Vallejo.

LOS DE CASA. Pero el punto neurálgico es qué posición asumirán ante los severos cuestionamientos del senador Torres Graciano. Miguel Márquez ya bajó la cortina y dijo que no había ninguna irregularidad que perseguir. Que su agenda no es la electoral y que eso es cosa del partido.

CONTEXTO. Basta recordar la posición que asumía la nomenclatura panista cuando los precandidatos incómodos a la gubernatura en los últimos 18 años, le tiraban patadas al pesebre azul.

GLADIADORES. Eliseo Martínez denunció el cochinero de la elección de 1999; Javier Usabiaga arremetió en 2005 contra la cancha dispareja en la contienda frente a Oliva y Ángel Córdova hizo lo propio contra Miguel Márquez hace seis años.

ANTES Y AHORA. Las críticas que ha hecho Torres Graciano lo colocan en una línea discursiva incluso todavía más dura que los antes citados a quienes los jerarcas de su tiempo, querían llevar a la hoguera política. ¿Asumirá por fin Humberto Andrade su papel de árbitro?

DANIEL CAMPOS: EN LA MIRA DE SUS ADVERSARIOS

LE TOCA. A propósito de dieguistas, ahora que el exsecretario de Desarrollo Social y Humano renunció a su cargo, en León, los opositores al PAN buscarán una nueva embestida en contra del director de Desarrollo Humano, Daniel Campos Lango.

A PULSO. Este funcionario municipal, uno de los consentidos de Rodríguez Vallejo, se ha ganado el papel de villano favorito de la oposición en el Ayuntamiento leonés gracias a sus constantes tropezones en el manejo de una dependencia que siempre está en el ojo del huracán.

CON TODO. Ya el regidor del Partido Verde, Sergio Contreras, prepara una nueva solicitud de remoción del funcionario a partir de la revisión del presupuesto de 4 millones que se aplica para la contratación de encuestadores en el Municipio, que estarían actuando a imagen y semejanza de lo que habría ocurrido en el programa Impulso en Celaya.

CORAZA.  Aquí se verá de qué lado masca la iguana. El alcalde Héctor López Santillana ha resistido con estoicismo esas peticiones. La lógica indica que el edil leonés no se querrá enemistar con el precandidato azul y mucho menos ahora correrá a Campos Lango quien se hace fuerte por ser ahijado político de Diego Sinhué.

PRI: RESOLUCIÓN, HASTA MAÑANA

SUSPENSO. Al cierre de esta columna, no había información sólida sobre la resolución que habría emitido ayer mismo la Comisión Nacional de Procesos Internos sobre las planillas que compitieron para  integrar el Consejo Político Estatal.

LA SALIDA. Se sabe que la resolución se difirió para mañana. Supuestamente quieren hacer un análisis minucioso de las planillas que contendieron. Lo cierto es que se está dando un espacio para el arreglo en la mesa.

NERVIOS. Desde diversos frentes del tricolor en Guanajuato, se manifestaba cautela en torno a la salida que se habría dado a este asunto. Y esa misma cautela hace aventurar una hipótesis: que al final se abría paso para la salida negociada.

PROTAGONISTAS. Ya sabe usted, los priistas siempre encuentran el modo de acomodar sus reglamentos a la realidad que pretenden en situaciones extremas. La delegada del CEN en Guanajuato Graciela Ortiz se juega también en esta decisión el golpe de autoridad moral que necesita para reafirmarse como una interlocutora de peso entre la conflictiva clase política guanajuatense.

A VER. Una opción es, pues, validar la planilla roja que presentó José Luis Camacho para que sirva como predictamen y base de negociación para integrar a partir de ahí a consejeros de otras corrientes tricolores.

LA DEL ESTRIBO…

El secretario de Seguridad del Estado, Álvar Cabeza de Vaca, se engalla y reacciona con una solidaridad entendible hacia el asesinato del director de la Policía de Celaya,  José Santos.

Habla de una reacción aplastante contra los autores del homicidio. El mensaje de vulnerabilidad hacia quienes integran los cuerpos policiacos, tras ese ataque, es natural. Apelar a la emoción es el primer recurso.

OSORIO CHONG Y MÁRQUEZ: LA COMPLEJA RELACIÓN ESTADO-FEDERACIÓN

“Quieren ver a Guanajuato de rodillas, pero Guanajuato tiene historia, aquí nació la Independencia. Guanajuato no se pone de rodillas, es un estado de oportunidades para el desarrollo integral de las familias”.

Con estas palabras que admitían todo tipo de suspicacias, el gobernador Miguel Márquez se dirigía hace exactamente un año al secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, en una visita que hacía el funcionario federal a León luego de varias semanas en las que la relación entre Guanajuato y la Federación vivía momentos ríspidos.

Recién, el entonces secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López, había dicho que elementos de la Gendarmería nomás habían venido a pasearse al estado y que no cumplían con su función de auxiliar al Estado en labores de supervisión y recorrido en la entidad.

Osorio Chong también sacó de su repertorio un discurso sutil en el que ponía los puntos sobre las íes y rechazaba los cuestionamientos velados del gobierno local y llamaba a trabajar de forma coordinada entre los tres niveles de gobierno para combatir la inseguridad.

“Por acciones dispersas, por esfuerzos dispersos, de unos y de otros, no podemos incidir en la baja de delitos, de homicidios y de circunstancias adversas que se tienen aquí”, dijo.

“Que nadie se equivoque; el gobierno del presidente Peña no trabaja de acuerdo a ideologías ni colores, no puede haber competencia entre gobiernos para atender la seguridad, tenemos que entregar resultados”, expresó.

Hablaba de recursos. Que el gobierno de la República había dispuesto de 288 millones de pesos invertidos en prevención en Guanajuato, más del 50% en León.

Luego, el funcionario federal haría una promesa que ya no cumplió: “en próximas fechas regresaré para hacer un recorrido en las calles de León, caminar de noche las calles que caminan ustedes”, dijo en el acto que sirvió para inaugurar un centro de prevención de adicciones.

Hoy, aunque de baja intensidad, Márquez no ha dejado de lanzar sus misiles al gobierno federal en temas como el ‘huachicoleo’  tras el plantón del director de Pemex o en la insuficiencia de policías federales destacados en el estado.

En corto, y sólo en corto, los funcionarios locales se quejan de la falta de apoyo hacia el Estado.

DIPUTADAS PANISTAS, EMPRESARIOS Y EL SISTEMA ANTICORRUPCIÓN AL BANQUILLO

Las diputadas panistas Libia Denisse García Muñoz Ledo y Beatriz Hernández Cruz literalmente comparecieron ayer ante los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de León, uno de los sectores más escépticos en torno al Sistema Estatal Anticorrupción.

Tanto Libia como Hernández Cruz enviaron un mensaje tranquilizador sobre la principal inquietud que tienen los empresarios leoneses en torno al sistema: que los legisladores se puedan ‘hacer patos’ y que dejen como Fiscal Anticorrupción permanente a quien hoy ocupa de manera provisional el cargo, Navigio Gallardo Romero.

García Muñoz Ledo dijo que está muy claro en los transitorios que hay un plazo de 90 días que correrán a partir de que se inicie el proceso legislativo del siguiente período ordinario de sesiones para nombrar al fiscal definitivo.

Es decir, a finales de septiembre arrancaría y concluiría al finalizar el año. Los cuestionamientos que ha habido para el famoso pase automático, es decir que el interino Navigio se pueda quedar en definitiva parecen ser una presión suficiente para que el PAN y el gobierno no sucumban a la tentación de querer dejarlo.

Sería el suicidio prematuro de un sistema al que, más allá de la defensa que han hecho los panistas del mismo, le faltan dientes y está ensombrecido por las dudas naturales que desierta un sistema configurado y aprobado por un partido como el PAN que ha demostrado resistencias naturales a la apertura, la transparencia y la rendición de cuentas.

Un punto adicional que plantearon los empresarios leoneses, particularmente el dirigente de Coparmex, Jorge Ramírez, y el titular del CCE, Gustavo Guraieb: los recursos que recibirá para operar este sistema. Toda la autonomía que pueda darle el Legislativo, la apertura a la presencia de ciudadanos competentes será inútil si no hay recursos mínimos para operar.

En resumidas cuentas, ayer los empresarios dieron el beneficio de la duda a un Sistema Anticorrupción que todavía suena insuficiente para el combate a quienes le meten la mano al cajón y tuercen la ley desde el poder, en un entorno en el que domina la desconfianza y la falta de credibilidad hacia este tipo de instituciones. La mula no era arisca.