Pólvora e infiernitos

POLVORA E INFIERNITOS Miguel Zacarias

PAN: CONFIRMADO, EL 16 DE AGOSTO SE JUEGA TODO

LISTO. Ayer sesionó el Comité Directivo Estatal del PAN y ya aprobó que la elección del nuevo dirigente estatal de este partido se celebre en la misma fecha que la del nacional, es decir, el 16 de agosto.

PREVISORES. La convocatoria no ha sido aprobada aún, pero ya los jerarcas azules decidieron que en un solo día se juegue todo de una vez por todas y que en un solo período se liquiden todas las grillas para que el desgaste sea menor.

ÁRBITRO. Queda pendiente la integración de una comisión auxiliar para la organización de este proceso interno que será consolidada en las siguientes semanas (ahí veremos a Juan Alcocer, Katia Soto y a otros como Éctor Jaime Ramírez y Libia Denisse). Por lo pronto es un hecho que en 45 días los panistas tendrán nuevo jerarca estatal.

FUERA. A la par, ayer el Comité Estatal dio a conocer de manera oficial la expulsión de las filas del partido de 62 personas en todo el estado que participaron como candidatos de otras fuerzas políticas o que estuvieron en otras campañas.

OFICIAL. Se trata simplemente de la confirmación de que ya no estarán más en las filas blanquiazules quienes participaron bajo otras siglas, un protocolo que ahora es obligado en este partido.

LOS DESTACADOS. Nombres como el de Juan Carlos Sáinz que fue candidato en San Francisco del Rincón por el Verde; Martín Rico que se lanzó por Movimiento Ciudadano en Celaya; Uriel Durán y José López que también fueron lanzados por este partido en León o Martín Stefanonni que fue postulado por Encuentro Social en San Miguel de Allende integran el elenco de los más conocidos pero hay muchos otros nombres.

FORMAS. El PAN tiene que cubrir el expediente de expulsarlos porque en otras ocasiones pasó que fueron postulados por otros partidos y regresaron sin problema al redil azul.

EN EL AIRE. Y sobre los nombres para la sucesión estatal, los blanquiazules siguen entrampados. Gerardo Trujillo dice que todavía no decide si busca la reelección; hay otros que le piden que cumpla un acuerdo de que la condición para extender su mandato fue que no buscaría ser reelecto.

EN LA OTRA ESQUINA. Hay quienes hablan de que Vicente Esqueda no tendría empacho en lanzarse y algunos más que todavía se puede buscar un personaje que una a todas las corrientes y sea candidato único.

LO QUE SIGUE. Esa ya será otra historia. Por lo pronto, cierren las puertas que el nuevo jefe estatal azul se elige el 16 de agosto. Falta ver si hay contienda o batalla.

OCTAVIO VILLASANA: CADA VEZ MÁS CERCADO

LA DUDA. ¿A qué le apuesta el alcalde leonés Octavio Villasana en el cierre de esta administración cuando día con día se acumulan nuevas evidencias de su limitado poder, de sus restricciones para ejercer el mando, del condicionamiento que siguen ejerciendo en varias áreas de la administración los diferentes grupos que conviven y coexisten en el actual gobierno?

FIERROS EN LA LUMBRE. Su secretario de Seguridad es una nulidad para resolver problemas focalizados y coyunturales, sus operadores políticos han cometido varios yerros en el cabildeo al interior del Ayuntamiento que lo han hecho cambiar su voto en plena sesión del pleno (caso: Uso de suelo a Parque Industrial Santa Ana).

TRAS BAMBALINAS. La sombra de la alcaldesa con licencia, Bárbara Botello, se percibe en varios temas de la administración. Su influencia es evidente a través de funcionarios y ediles.

SORPRESAS. Del otro lado, el antibarbarismo en el cabildo no tiene empacho en dejar claras sus posturas y también le hace la vida de cuadritos al edil leonés que a veces parece tener sólo la lealtad de la fracción panista que muestra la actitud natural de quién sabe que uno de los suyos, se hará cargo del gobierno a partir del 10 de octubre.

CONTRA LA PARED. El gobernador panista se desvive en elogios por su apertura y bonhomía. Los regidores del PAN no han hecho un solo reclamo desde que está en el poder. Pero quienes fueron aliados en la coalición que llegó al poder hace tres años lo ven como un gobernante influenciable, vulnerable y a veces, desentendido de las cosas del poder, sin la malicia natural del gobernante lo cual en las circunstancias actuales del gobierno leonés eso es sinónimo de debilidad.

JORGE VIDEGARAY: ¿TERCER AIRE A LA VISTA?

NO LO PIERDA DE VISTA. En la danza de nombres para el gabinete de Héctor López Santillana en León, no deja de revolotear en el ambiente el del todavía diputado local priista Jorge Videgaray Verdad.

AQUÍ Y ALLÁ. Y ya suena para SAPAL, pero también para encabezar el consejo del Instituto Municipal de Planeación, ese órgano regulador del crecimiento de la ciudad.

CONDICIONES. Es demasiado pronto para adelantar vísperas; lo que sí le puedo decir es que lo del experimentado empresario leonés no es un sueño guajiro; tiene los resortes, las relaciones y los padrinos en posición privilegiada.

CERCANO. De hecho, si Ángel Córdova hubiese sido el alcalde en León, podríamos decir con tranquilidad que cualquier opción de Videgaray para figurar en el siguiente gobierno leonés estaba prácticamente cancelada. No aplica para el caso de López Santillana.

AÑEJO. Videgaray tiene una excelente relación con el alcalde electo leonés con quien hizo una gran mancuerna desde el Congreso en temas económicos cuando López Santillana ocupó la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable.

FACTORES. Pero también la tiene con los dos síndicos electos (Carlos Medina y Luis Ernesto Ayala) aunque más con el primero que con el segundo.

PUESTO. Y en ese gobierno que pretende formar López Santillana sin tintes partidistas pero en donde el partido de los empresarios (por llamarle de algún modo) tendrá un protagonismo indudable, el perfil de Videgaray parece embonar. Que nadie descarte un tercer aire del ‘priista de bien’.

GRILLA Miguel Zacarias

 AURELIO MARTÍNEZ: A UN AÑO DE QUE LLEGÓ A LA DIRIGENCIA LEONESA COMO BARBARISTA

Entre las grandes mutaciones que registró el peculiar cabildo barbarista en este trienio hay que destacar, por encima de todo, la relación cambiante entre la actual alcaldesa con licencia Bárbara Botello y el explosivo exdirigente de la Coparmex.

Hace exactamente un año, ambos vivían el mejor momento de su relación que no parecía tener retorno ya a los enconos del arranque de la administración.

Aurelio Martínez Velázquez era nombrado dirigente del Comité Municipal tricolor a petición de la misma Botello, quien ocupaba de un personaje que desde el partido asumiera un rol más protagónico y beligerante frente a un Alfredo Ling Altamirano, dirigente del PAN leonés, que había cumplido con las expectativas de quienes querían un cuchillito de palo frente al barbarismo.

Esta frase pronunciada hace un año por Martínez Velázquez pinta por sí sola la empatía que tenía con la alcaldesa.

“Tenemos que respaldar la Administración, formo parte de ella, defenderla y hacer señalamientos cuando los tengamos que hacer contra Acción Nacional, ellos no están libres de nada y ya estuvo bueno de que estén nada más golpeando por golpear, ahora sí va a haber alguien que defienda, reconocemos los errores de la Administración pero son más las cosas buenas que hemos hecho”, apuntó el regidor priista.

“Ahora sí va a haber alguien que defienda”, dijo el famoso ‘Chachis’ quien ya había tenido una diferencia con Botello cuando al inicio de la administración cuestionó un proyecto de adquisición de vehículos que encabezó el tesorero Roberto Pesquera.

Y sí, Aurelio Martínez hizo su labor de solidaridad con Botello durante muchos meses hasta que cometió el ‘pecado’ de hacerle un guiño a Ángel Córdova Villalobos cuando aún no había línea para respaldar a quien ya se perfilaba como el candidato de la coalición PRI-Verde-Nueva Alianza.

A partir de entonces, Martínez Velázquez se convirtió en la antítesis del proyecto para el que fue concebido pues se convirtió en uno de los críticos más feroces del barbarismo en la campaña y ahora desde su labor de regidor.

 La imagen del día

 Seguridad León: Nomás dando tumbos

LL-804-(1)

Toda una paradoja que el derrumbe del muro que levantaron sin permiso de la autoridad colonos de Jardines de Providencia en León no sea el principio del fin de un conflicto, sino la evidencia más clara de la dejadez con la que ha actuado el secretario de Seguridad del municipio, Francisco Javier Aguilera Candelas, quien vive horas muy pero muy bajas.

En estricto sentido, la Dirección de Mantenimiento Urbano dependiente de la Dirección de Obra Pública está actuando conforme al reglamento al derribar ese muro. No hay permiso para levantar tal construcción y si bien hay una solicitud de amparo de líderes de Jardines de Providencia, aun no hay una respuesta al mismo.

Pero el asunto no tuvo porqué llegar a esa instancia si Aguilera Candelas hubiese actuado con un poco de sentido común. El problema de la delincuencia en Jardines de Providencia, que incluyó un asesinato, sus reclamos a la autoridad y la advertencia de que construirían un muro, no tienen dos días ni una semana.

La gravedad de esta circunstancia fue escalando varios peldaños. Para empezar, y como ocurre en otros puntos de la ciudad, la policía leonesa ha sido incapaz de detener los estragos de la delincuencia en esa zona de la ciudad.

Y a la par, la Secretaría que encabeza Aguilera Candelas fue incapaz de tender algún puente de diálogo con los vecinos que el pasado domingo realizaron una marcha hasta Palacio Municipal. Cero interlocución, minimización total del problema. El funcionario ni vio ni oyó ni previó lo que podía suceder.

Los resultados están a la vista. La autoridad tuvo que derrumbar ese muro o el mensaje de territorio sin ley hubiese sido más grave. Pero no parece ser esta la solución al problema de fondo.

Y es que en la raíz de todo está la ligereza, el abandono y la incompetencia de un funcionario que día a día confirma que no es el ideal para ese puesto y su presencia sólo contribuye a deteriorar aún más la sensación de fragilidad frente a la inseguridad de los ciudadanos leoneses.

Y para colmo, ayer por la noche, el funcionario tuvo que salir a reconocer, sin ser lo suficiente claro en  Twitter, el exceso de uno de sus elementos que detuvo al compañero reportero Guillermo Villegas mientras hacía su labor en un operativo policiaco. Mal y de malas.

 

 

Más de la Pólvora en Twitter: @MiguelZacarias