Redacción

Francia.- En medio del movimiento Black Lives Matter, surgió una nueva grabación de oficiales en París, Francia que atacaron salvajemente a Michel Zecler, dueño de un estudio de grabación en el distrito 17.

Esto puso de nuevo a Emmanuel Macron en los ojos no solo de la zona que gobierna, sino en los de todo el mundo, pues la brutalidad policiaca causó el enfurecimiento de quien vio el video.

Los hechos ocurrieron el 21 de noviembre, cuando  Michel regresaba a su lugar de trabajo cuando presuntamente fue detenido por no usar cubrebocas, pero fue agredido físicamente.

Sin embargo, los oficiales declararon que había sido él quien se había resistido al arresto y que presuntamente había intentado quitarles su arma. La Fiscalía abrió una  investigación en contra del ciudadano por violencia y rebelión.

Pero los policías no contaban que había cámaras de seguridad en la zona donde habían ocurrido los hechos, en donde se evidenciaba claramente que los 3 elementos le propinaron puñetazos, patadas y hasta rodillazos a Michel.

La investigación cambió de rumbo tras esto. El hombre fue dejado en libertad y los oficiales comenzaron a ser investigados por violencia y falsificación de documento público (el parte policial).

Tal grave fue, que un cuarto elemento fue citado a declarar por haber aventado una granada dentro del estudio.

Los implicados fueron suspendidos por cuatro meses en lo que se abre la investigación en Asuntos Internos.

“Las imágenes que todos hemos visto del asalto de Michel Zecler son inaceptables. Nos avergüenzan. Francia nunca debe aceptar la violencia o la brutalidad, vengan de donde vengan. Francia nunca debe permitir que florezcan el odio o el racismo”, tuiteó Macron.

DM

Quizá te pueda interesar: