PODER JUDICIAL: CUENTA REGRESIVA PARA LA SUCESIÓN

LISTO. Sabedor de que por ley ya no puede aspirar a la reelección, el magistrado presidente del Poder Judicial, Héctor Tinajero Muñoz ya hace maletas porque dejará la titularidad de ese poder aunque todavía le quedan poco menos de dos años como magistrado.

UN MES. La cuenta regresiva ya arrancó porque la elección del nuevo presidente del Poder Judicial se realizará por ahí del 5 o del 6 de enero.

MUJER. Ya se lo había comentado en este espacio hace más de un mes que quien está perfilada como la nueva presidenta es María Rosa Medina quien hace tres años, de forma inadvertida, llegó a la magistratura. Nadie pensó que desde entonces las cartas estaban marcadas a su favor.

LA MANO QUE MECE LA CUNA. Desde luego que algo tiene que ver en ese asunto que hace muchos años ella conoció al actual gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo cuando trabajaba en el despacho de quien fuera secretario de Ayuntamiento de León en los noventas, Luis Mariano Hernández Aguado.

MAQUINARIA EN MARCHA. Digamos que en 2019, ya todo estaba fríamente calculado para que llegara esta abogada al cargo, quien rindió protesta en diciembre de 2018 cuando Rodríguez Vallejo tenía apenas tres meses al frente del Ejecutivo estatal.

MORENA, RESISTE E INSISTE EN LO SUYO. Después de que en la sesión del pleno del Congreso del Estado del pasado jueves radicalizó su posición respecto a lo que había acordado la Junta de Gobierno en torno a la reclasificación del delito del que se acusa al diputado federal panista Jorge Romero, Morena ha dado muestras en los últimos días que no soltará el tema en la tribuna del Legislativo.

OTRA MÁS. Ayer anunciaron que solicitarán en el pleno la comparecencia del fiscal Carlos Zamarripa para que explique las razones de la decisión que tanta polémica ha causado a partir de que la propia víctima anticipó esa decisión.

PILÓN. Los morenistas también dijeron que solicitarán una auditoría al Instituto Guanajuatense de la Juventud que dirigió el propio diputado electo hace varios años y que sigue ahora su proceso en libertad. Según dicen, tienen información en el sentido de que Romero intercambiaba apoyos y becas por favores sexuales.

¿SOLOS? Habrá que ver si alguno o algunas de las fracciones opositoras al PAN acompañan a los morenistas en este lance. Está claro que los azules dirán que no. Carlos Zamarripa no suele ofrecer información de los procesos en curso cuando se le requiere por los medios. Imagínese ahora que lo quieren llevar otra vez al sillón de los señalados.

LA DEL ESTRIBO…

Hoy sesionan las comisiones unidas de Hacienda y Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso local para revisar el último paquete de iniciativas de leyes de ingresos de los municipios. Vienen las de los ayuntamientos más poblados del corredor industrial y tres pendientes del segundo bloque.

En el caso de la de León, habrá una corrección para permitir un incremento en el último rango en los predios con un mayor valor. Es decir, que quien tiene más, pague más aunque cubriendo los principios de proporcionalidad, progresividad y equidad.

En el caso del Ayuntamiento de Guanajuato podría haber polémica y discusión en la propuesta de cobro de estacionamiento por parquímetros que genera visiones encontradas.

Veremos cómo le va al presidente de las comisiones unidas Víctor Zanella quien, en términos generales, ha salido avante en las mesas previas.

JUAN CARLOS MUÑOZ: CLAROSCUROS DE 13 AÑOS EN LA POLÍTICA

Los contrastes que da la grilla. Hace exactamente 13 años, Juan Carlos Muñoz Márquez llegaba como bombero al maltrecho Patronato de la Expo Bicentenario que el entonces secretario de Gobierno, Gerardo Mosqueda Martínez había convertido en un auténtico desorden y en un nido de conflictos.

Toda una paradoja que conociendo la personalidad de Muñoz Márquez ahora, en aquél momento, fue una de las armas que empleó Oliva para tratar de purificar un proyecto que nació, creció, se desarrolló y que se mantuvo muchos años en el escándalo por lo que representan las instalaciones que nunca han alcanzado la rentabilidad que se le acreditaba.

Un proyecto que luego decidió mantener con presupuesto Miguel Márquez contra viento, marea y críticas. Y como se trata de una infraestructura que no se quiere echar al abandono, hoy se siguen destinando recursos para mantenerlo con vida.

El punto es que el rescate de ese proyecto que debía estar listo para 2010 vio incubar la carrera política de Muñoz Márquez quien desde entonces demostró que no quería estar de paso. Con el padrinazgo del entonces gobernador Juan Manuel Oliva llegó a ser candidato a diputado federal plurinominal.

Fue presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes de la legislatura federal 2012- 2015, pero a la mitad del período decidió dar el ‘volteón’ que mucho enojó a su padrino político. Apoyó a Gustavo Madero en la contienda por la dirigencia nacional cuando Juan Manuel Oliva era compañero de fórmula de Ernesto Cordero, contendiente de Madero.

Lo hizo, junto a sus compañeras y amigas Beatriz Yamamoto y Liz Vargas, aunque esta última se arrepintió.

Fue diputado local de 2015 a 2018 y posteriormente volvió a San Lázaro, pero ya sin el protagonismo que le daba la presidencia de una comisión seis años antes.

En buena medida por ello prefirió solicitar licencia a su cargo mientras en León, con la bendición del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en 2019, fue promovido para ser el presidente del Patronato de la Feria de esta ciudad con el rechazo explícito del Consejo Coordinador Empresarial que tuvo que apechugar porque donde manda capitán…

Sus desventuras y choques en el Patronato de la Feria son otra historia, pero consistentes con su perfil de ave de tempestades…

FERIA LEÓN 2022: SE TOPAN CON PARED LOS INCREMENTOS

Finalmente no hubo de piña para el Patronato de la Feria de León que, figurativamente, hizo su carta a los Reyes Magos y en la Comisión de Patrimonio y Gobierno del Cabildo se la rechazaron.

La principal propuesta era aumentar la tarifa de entrada de 11 a 16 pesos, pero también destacaban la implementación de una ‘fila cero’ en los conciertos gratuitos con un costo de 750 pesos y volver a aplicar uno o dos días de una tarifa de 70 pesos entre semana con derecho a subir a todos los juegos mecánicos posibles, aunque esta ya había sido rechazada desde el principio.

Un par de propuestas tampoco procedieron del Patronato para el evento. Llevar de seis a nueve pesos la entrada de los adultos mayores y bajar la estatura máxima para menores de 1.40 a 90 centímetros con ingreso gratuito.

Al final, la comisión del Cabildo no aprobó esas y otras propuestas que tenían como sustento de parte del Patronato que encabeza Juan Carlos Muñoz Márquez, el déficit que tienen las finanzas del organismo provocado por el hecho de que el año anterior no hubo evento por la pandemia y, segundo, por la mayor inversión que se hizo para la siguiente edición, pues el cartel que se presentará en la Velaria de la Feria tendrá a artistas más taquilleros.

Al final, no procedió la propuesta del Patronato, o no de manera integral como se pretendía. Habrá ‘fila cero’, pero con un tope de pago de 530 pesos.

Lo cierto es que nunca se habían dado tantos remiendos a las propuestas del Patronato en materia de costos para un evento y es probable que en otras ediciones se hubiesen dado pleitos o diferencias similares.

El gran tema es que no trascendían públicamente y la ropa sucia se lavaba al interior del Patronato. La diferencia parece estar en el tejido fino de quien lo encabeza.

Las propuestas normalmente se cabildean en el lugar indicado. Esto es, en el Ayuntamiento que es finalmente quien da el aval o rechaza las proposiciones. Y si hay diferencias desde las respectivas cabezas, es más difícil el entendimiento.

La alcaldesa Alejandra Gutiérrez ya se había opuesto a la idea de una plaza de toros portátil y eso no había sido un buen signo de la relación con Muñoz. Lo de ayer es una consecuencia natural que solo evidencia las diferencias entre las dos instancias.

Nos tenemos que remontar hasta principios de siglo para encontrar un proyecto del Patronato echado para atrás por la autoridad, aunque en aquel momento fue el gobernador Juan Carlos Romero y no el entonces alcalde Ricardo Alaniz.

El empresario Enrique Dorantes, presidente del Patronato, quería instalar un casino y se lanzó porque tenía la bendición de Alaniz, pero no la de Romero y ahí se topó con pared. Al actual diputado federal no le importó que todo estuviera montado.