Redacción

Esperar el periodo vacacional puede resultar ansioso para muchas personas y tristemente es común que la mayoría no realicen actividades si no es hasta sus vacaciones, ya sea por falta de tiempo, dinero o porque simplemente no conocen algún sitio cercano que pueda ser divertido de visitar.

Es una buena idea comenzar a practicar las salidas espontáneas y el conocer más del entorno que te rodea, por eso, esta ocasión verás que incluso puedes disfrutar de una escapada vacacional en un fin de semana, siendo turista dentro de la ciudad o muy cerca de ella.

La Ciudad de México es una de las más grandes del mundo, las cosas que se pueden hacer son demasiadas y cada día surge una nueva actividad. Por supuesto, existen puntos que son muy famosos, pero también algunas joyas ocultas.

Redescubriendo la noche en la CDMX

Por supuesto, estas actividades no sólo se limitan a los horarios regulares durante el día, en la noche también se puede disfrutar de la ciudad y con un ambiente y estética completamente diferentes al que se percibe durante el día.

Hay mucho que hacer en CDMX y uno de los sitios icónicos de la ciudad es el Ángel de la Independencia, lugar predilecto cuando los mexicanos quieren celebrar, ya sea una victoria deportiva o una celebración patria.

Después de una restauración el Ángel se encuentra listo para que pueda ser admirado y conocido por los visitantes, durante la noche este recinto se ilumina con luces estratégicamente colocadas para elevar aún más la belleza de la estatua, así que es un lugar popular para tomar buenas fotos.

Después quizá quieras comer bien y cantar un poco y no hay mejor lugar para hacer eso que en la Plaza Garibaldi, durante la noche es el momento ideal para visitarla pues los bares y restaurantes se encuentran laborando y también hay una gran cantidad de músicos, desde el tradicional mariachi hasta tríos o marimberos.

Escapando de la ciudad sin alejarse demasiado

La Ciudad de México tiene varios Estados alrededor y en cada uno hay algo nuevo que descubrir, los planes de fin de semana son ideales para visitarlos y disfrutarlos.

El Estado de Querétaro es ampliamente visitado y se encuentra cómodamente cerca de la CDMX, en sólo un par de horas te encontrarás en un lugar que inspira a imaginar un tiempo más sencillo y rústico, no por nada en Querétaro hay un par de pueblos mágicos que debes conocer.

Uno de los más visitados es Peña de Bernal, este pueblo es famoso porque tiene el tercer monolito más grande del mundo, es impresionante ver esa enorme montaña que está hecha solamente de lava solidificada.

Por supuesto, en los alrededores además de actividades deportivas o de senderismo también se puede disfrutar de comida típica del Estado y comprar artesanías hechas por los pobladores.  

Tequisquiapan, Querétaro es otro de los pueblos mágicos que llama la atención del mundo cada año gracias a la celebración del festival del globo aerostático donde varias decenas de estos globos se elevan por el cielo creando una postal única.

Así que no hay que viajar demasiado lejos para divertirse, tanto dentro de la Ciudad de México como en sus Estados vecinos, la aventura está a una decisión de distancia.