Yadira Cárdenas

Salamanca.- La familia Ortega ha sido la más afectada con el incremento del nivel del Río Lerma, luego que han vivido prácticamente dentro del cauce desde hace más de 60 años y ahora han perdido gran parte de sus pertenencias, por lo que piden apoyo urgente para rescatar lo poco que les queda y en cuanto se pueda rehabilitar la vivienda improvisada.

Al no contar con recursos para adquirir una vivienda y a pesar del riesgo que conlleva, desde hace más de 60 años la familia Ortega improvisó su casa en la orilla del río Lerma, pero dentro del cauce, por lo que cada que aumenta el nivel se corre el riesgo de inundarse.

Foto: Yadira Cárdenas

Actualmente son ocho personas las que habitan en el lugar, entre ellas una adulta mayor y niños, quienes prácticamente viven a la intemperie debido a que la corriente del creciente cauce se llevó parte de sus pertenencias, láminas, ropa, trastes, una mesa, entre otros artículos.

“Ahí se quedaron otras cosas que no pudimos sacar, un tanque de gas, las camas, ahorita nos dormimos más arriba porque no creemos que el agua llegue hasta arriba. De todos modos estamos alertas, pero necesitamos ayuda, que nos ayuden a sacar lo que falta, además que nos apoyen con láminas para levantar la casa más arriba”, señalaron.

Mencionaron que hasta el momento no han recibido apoyo del Gobierno municipal ni se han acercado para conocer sus necesidades, solamente dos asociaciones civiles se acercaron a brindarles despensa, así como vecinos les han donado alimentos.

Foto: Yadira Cárdenas

La familia Ortega reconoce que viven en una zona federal y además riesgosa, sin embargo señalan que no tienen otro lugar en donde vivir.

“Ya tenemos muchos años y si han querido quitarnos, pero a dónde nos vamos, esta es nuestra casa, pero ahorita nadie se ha preocupado por nosotros”.

ac