Jazmín Castro      

León.- En lo que va del año más de mil 200 perros y gatos sin vida han sido retirados de las calles, predios y arroyos.

El director del Sistema Integrado de Aseo Público (SIAP), Roberto Centeno, explicó que cuentan con una cuadrilla que se dedica a la recolección de los animales muertos, pero aclaró que el personal de Aseo Público no recorre las calles de la ciudad para retirar a los cuerpos de los animales, sino que se tienen que reportar.

Sin embargo, el funcionario reconoció que los ciudadanos no cuentan con la cultura de reportar a su mascota muerta, prefieren tirarla en los arroyos o vía pública, lo que genera un foco de infección.

Con el fin de evitar la contaminación y preservar el medio ambiente, exhortó a la población a que tome la cultura de llamar a la Dirección de Aseo Público y entregue a su personal los animales sin vida, que no tiene costo y esto evita que en la vía pública se descomponga el cuerpo y se genere todo tipo de larvas y moscas

También lee:

LC