Gilberto Navarro
Guanajuato.-
Decenas de mujeres acudieron a firmar en apoyo a la solicitud de que los guías de turistas reciban un curso de violencia de género como requisito para que puedan tener su acreditación.

Esto después de que se denunció un caso de acoso por parte de promotores en la zona de la glorieta de Los Mineros mediante redes sociales.

En seguimiento de la denuncia, Mariana Arcos, la víctima del hostigamiento, comenzó con una campaña de recaudación de firmas en busca de que las autoridades obliguen a los prestadores de servicios turísticos a que se capaciten en violencia de género o de lo contrario no se les pueda acreditar para trabajar en la vía pública.

“Me gustaría que se hiciera de manera obligatoria cursos para este tipo de personas, guías, taxistas, choferes de transporte público, de la estudiantina, que recibieran cursos de acoso, sensibilidad de género y que si van a recibir una licencia tomen estos cursos y que se haga claro de que si no entienden se retire la licencia de manera definitiva y que se les haga un examen antidoping”.

Mujeres de todas las edades acudieron a firmar la petición, lo que causó sorpresa incluso para Mariana, que no pensó que su propuesta tendría tal impacto, sin embargo, consideró que esto es una prueba de que el acoso y hostigamiento callejero está presente en la sociedad y la mayoría de las mujeres lo ha sufrido, pero no todas denuncian a veces por desconocimiento de que es una conducta que ya se tipificó como falta administrativa o incluso podría tratarse de un delito.

Señaló que, después de que hizo la denuncia pública las autoridades municipales la contactaron para preguntarle si pedía la detención de los acosadores, pero ella se negó, ya que consideró que de nada servía detenerlos y que pagaran una multa si estos iban a continuar con estas conductas.

“Se comunicaron conmigo, me dijeron que, si se los llevaban porque era un delito, dije que no, hablen con ellos y háganle saber el acto que cometieron, no quiero que yo vuelva a pasar y no haya ninguna solución, les pedí que hablaran con ellos, que sepan que, si hay una próxima vez, se los iban a llevar”.

Mientras se realizaba la colecta de firmas, varios guías turísticos se presentaron en la zona, al parecer para tratar de intimidar a las mujeres, por lo que policías les pidieron retirarse y ante la negativa uno de ellos fue detenido, al parecer hermano de uno de los acusados de hostigamiento.

Se reúne con el alcalde

Mariana Arcos, se reunió con el alcalde Alejandro Navarro para darle a conocer sus inquietudes, quien señaló que además de que los promotores turísticos se capaciten en este sentido, se extienda a varios prestadores de servicios para evitar que caigan en el acoso y el hostigamiento sexual.

“Sí, que los promotores tomen esta certificación, pero que podamos ir más allá, con choferes de transporte urbano, si podemos ir con los taxistas. Que los mil 600 empleados de la administración municipal tengan una certificación en este tema y dar a conocer a los ciudadanos que no solo es una falta administrativa, sino que también hay repercusiones con el ministerio público”.

El edil emitió una disculpa pública a Mariana y a todas las mujeres que han sufrido acoso sexual en la calle, incluida su propia hija, de quien dijo también ha sido hostigada.

“A nombre de los guanajuatenses yo le pido una disculpa a Mariana, aunque no soy guía, pero creo que tenemos que estar más educados, orientados en este tema y si hemos sido omisos, estamos a tiempo de apretar para que no pase a mayores”.

El curso sería impartido por el Instituto de la Mujer y por la Secretaría de Seguridad Ciudadana, lo cual se realizaría por medio de un acuerdo del Ayuntamiento.

MD