Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El Poder Judicial del Estado debe garantizar la aplicación en materia de custodia a fin de preservar por encima de todo, el interés superior de los menores, señaló la diputada del PVEM, Vanessa Sánchez Cordero

Lo anterior luego de que correo publicó que el juez de Partido Especializado en Materia Familiar, Urbano Sandoval Torres determinó entregar a los hermanos Ian y Matías de 13 y 15 años de edad (quienes actualmente viven con su padre) a su madre cuando la expareja de ella abusó del menor.

Además que el abogado de los afectados manifestó que los jueces de lo familiar operan con total discrecionalidad, pues no existen protocolos para llevar a cabo los cambios de custodia. 

La legisladora manifestó que el Congreso del Estado no puede legislar en la materia en virtud de que desde el año pasado se aprobó la reforma constitucional con la que se le da facultad al Congreso de la Unión de emitir leyes en materia procedimental familiar, por lo que el tema “ya sale de nuestra competencia desgraciadamente, porque tiene que ver con los procesos”.

No obstante, la también secretaria de la Comisión de Justicia manifestó que es importante que existan los protocolos de actuación y que se revise la legislación permite discrecionalidad, pues estos procesos tienen que estar enfocada siempre al interés superior del menor, por lo que no debe dar a los jueces ningún tipo de juego que les permita decidir a favor de uno de los progenitores si es que se está poniendo en riesgo la integridad física o mental del menor. 

Por ello dijo que es importante primero revisar si existen estos protocolos “porque luego pasa que cuando se estudiaban las iniciativas de los diferentes grupos parlamentarios, llegan los magistrados a decirte que ya tienen implementados una serie de protocolos pero al final, en la realidad no los vemos aplicados, entonces primero hay que ver si existen estos protocolos y segundo si no existen en todo caso, pedirlos y ver que se implementen”.

Vanessa Sánchez Cordero agregó que aunque el Poder Judicial dirá que se cuenta con protocolos y que jueces y magistrados están capacitados, pero muchas veces en las sentencias y resoluciones que están emitiendo, no se nota que tengan en mente el interés superior del menor y “a veces se dejan llevar por otro tipo de criterios que no necesariamente están respaldados en ley”.