Agencias

Ginebra.- La OMS pidió ayer aplazar hasta septiembre las dosis de refuerzo de las vacunas contra el covid, pero Estados Unidos se opuso, mientras China restringió los viajes al exterior cuando las infecciones llegaron a su máximo en seis meses.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostuvo que una moratoria de los refuerzos al menos hasta finales de septiembre ayudaría a reducir la desigualdad en la distribución de dosis de vacunas entre países ricos y pobres y ayudar a combatir la pandemia que se ha cobrado ya 4.2 millones de muertos en el mundo.

“No podemos aceptar que países que ya utilizaron la mayor parte del suministro mundial de vacunas utilicen aún más, mientras que las personas más vulnerables del mundo siguen sin protección”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Pero Washington rechazó la idea.

“Sentimos que es una elección falsa y que podemos hacer ambas cosas”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Agregó que Estados Unidos ha donado más dosis que ningún otro país.

“Tenemos suficiente suministro para que, si la FDA decide que los refuerzos son recomendables para una parte de la población, podamos proveerlos”, dijo.

La OMS considera que la moratoria permitiría llegar a la vacunación de 10% de la población mundial a fines de septiembre.

Al menos 4 mil 270 millones de dosis se han inoculado en todo el mundo hasta ahora.

En países considerados de altos ingresos por el Banco Mundial, 101 dosis cada 100 personas han sido inyectadas. Pero en los 20 países de ingresos más bajos, la cantidad cae a 1.7 cada 100 personas.

Israel, un país con elevada tasa de vacunación, comenzó a aplicar la semana pasada una tercera dosis a los mayores de 60 años y Alemania anunció que hará lo mismo desde septiembre. Pero la jefa de vacunas de la OMS, Kate O’Brien, dijo que no hay pruebas convincentes sobre la necesidad de la tercera dosis.

De su lado, China endureció las restricciones para la movilidad, con suspensiones en los transportes a nivel local o limitando los desplazamientos al extranjero tras registrar un aumento de casos.

No obstante, se abstuvo de prohibir los viajes al extranjero. Desde mediados de julio, se han registrado cerca de 500 casos en todo el país.

Tokio 2020 ha detectado 322 casos incluyendo deportistas, funcionarios y personal de los medios de comunicación. La mayoría de los contagiados son residentes de Japón que trabajan en los Juegos.

En América Latina, varios países que apostaron a la rusa Sputnik V se quejaron de retrasos en las entregas de la segunda dosis.

El Fondo Ruso de Inversiones Directas aseguró que esas demoras se “resolverán” en agosto “gracias al aumento importante de la capacidad de producción”.

Las demoras están agravadas porque la Sputnik V, al contrario que otras vacunas, se compone de dos dosis distintas que no se pueden intercambiar, por lo que la población que está a la espera de la segunda dosis está semivacunada.

Guatemala anuló la compra de 8 millones de dosis de la vacuna rusa que sufrieron atrasos en la entrega, y Argentina amenazó ayer con romper el contrato pero ayer dijo que se lanzará a combinar a la Sputnik con dosis de AstraZeneca y Moderna.

Chile anunció la instalación de dos plantas para vacunas del laboratorio chino Sinovac, que produce la vacuna Coronavac, aplicada a gran parte de la población chilena.

En Cuba la situación “sigue siendo preocupante”, advirtió La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y se hace más compleja por las “largas filas para obtener alimentos” y el agotamiento de la paciencia de la gente para respetar las restricciones.

EZM