Silvia Sandoval

Irapuato.- El obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, insistió en no relajar las medidas de sanidad ahora con la puesta en marcha del semáforo naranja para las actividades productivas.

Aseguró que las iglesias continuarán con el aforo del 25% de asistencia, e invita a la ciudadanía a cuidarse el triple, “porque esta pandemia ya cumplirá en México un año y mientras no haya vacunas para todos, no podemos estar seguros” confirmó Enrique Díaz Díaz

Enfatizó que los ciudadanos no deben bajar la guardia y dejarse llevar por el color del semáforo Covid, “no quiere decir que la pandemia ha terminado, debemos redoblar las medidas sanitarias porque éstas llegaron para quedarse y seguir usándolas, las muertes no cesan”, sentenció el prelado.

Aseguró que ante la falta de responsabilidad de la población por evitar salir, es urgente que ésta se siga cuidando y tome en serio las medidas sanitarias para frenar los contagios.

Insistió en invitar a la sociedad a que tenga cuidado de seguir las medidas de prevención, “éstas deben permanecer independientemente del color del semáforo lo importante es que cuidemos las medidas que son necesarias para ir frenando la pandemia”, aseveró el obispo Enrique Díaz Díaz.

ndr