Cuca Domínguez

Salamanca.- El secretario general del la Confederación Nacional Campesina local (CNC) Héctor Ortega Razo lamentó que al cierre del año pasado y el inicio de este los campesinos sigan siendo parte de las estadísticas porque la inseguridad está afectando su patrimonio.

Ortega Razo señaló que continúan los robos de transformadores en pozos agrícolas, de maquinaria, entre otros, por lo que urgió a que se implemente una estrategia en materia de seguridad para poder atender este tema.

‘Falta una estrategia’

“El tema de la seguridad es bien delicado en el que cada quien tiene su punto de vista, pero considero que hace falta estrategia de parte de las autoridades; la realidad es que no hay estrategia, solo actúan reaccionado a lo que ya ha ocurrido, ha llegado la Guardia Nacional, la Policía Municipal y otras corporaciones que se pasean por las calles, pero en realidad no atienden a una estrategia como tal, no la hay y eso preocupa porque los robos de toda índole siguen”, aseguró.

Ortega Razo dijo que el sector sigue siendo uno de los más afectados por la inseguridad, siguen los robos de pozos agrícolas, de maquinaria agrícola, de camionetas a campesinos, “aunque no tenemos cifras precisas, porque en el caso de robos de maquinaria menor o a pozos, no se denuncia porque se pierde más tiempos”, aseguró.

Ante esta situación urgió a que realmente se combatan estos atracos que afectan a todo el sector, “porque el campesino a fuerzas tiene que reponerlos si quiere seguir trabajando y como es el sustento de muchas familias se tiene que endeudar para reponer lo que le robaron”, comentó.

El líder cenecista salmantino destacó que es necesario conjuntar esfuerzos autoridad y campesinado para juntos combatir la seguridad en las zonas rurales, porque de lo contrario todos seguiremos siendo afectados, “si no hay cultivos, la gente de la ciudad no come y de eso no se trata, mejor encontrar una buena estrategia para disminuir la incidencia delictiva en el campo”, reiteró.

EZM