Luz Zárate

Celaya.- Desde el pasado lunes en el Barrio de San Miguel y otras zonas de la ciudad se ha escuchado el estruendo de los cohetes,  a pesar de que está prohibida la venta, almacenamiento y quema de juguetería pirotécnica.

La Dirección de Fiscalización hasta el momento no ha detectado venta clandestina de juguetería pirotécnica.

Durante la tarde y noche del lunes, los tronidos se escucharon en las calles del centro, el Barrio de San Miguel y de San Juan, por lo que algunos se asustaron debido a que pensaban que eran balazos, pero era sólo el tronido de los cohetes de aquellos que ya se preparan para las fiestas patrias.

En los barrios y algunas colonias y comunidades, es tradición quemar juguetería pirotécnica -aun cuando está prohibido-, y debido a que no se realizarán grandes festejos ni Grito de Independencia la noche del 15 de septiembre y el 16, debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, los ciudadanos se reúnen y festejan en sus casas.

Y a fin de evitar algún incidente, las autoridades municipales iniciaron los operativos desde el pasado 15 de agosto y terminarán en los primeros días de enero del 2022, informó la directora de Fiscalización, Azucena Arredondo Mendoza.

Arredondo informó que estos operativos se llevan junto con la Dirección de Protección Civil y la Dirección de Policía Municipal haciendo recorridos en tianguis, mercados y comunidades. Sin embargo, por el momento no se ha decomisado pirotecnia.

Por lo que, la Secretaría de Seguridad Ciudadana exhorta a la población denunciar la compra, venta o almacenamiento de pirotecnia, por lo cual pueden marcar de manera anónima al número de emergencias 911.

El Director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza, señaló que en las festividades de fin de año es cuando se incrementa la quema de pirotecnia, a diferencia del mes de septiembre que sí se percatan de la quema, pero es menor.

Cabe recordar que en septiembre de 1999 Celaya vivió la mayor tragedia en la historia del municipio, cuando una bodega donde se almacenaba pólvora explotó en la calle Antonio Plaza causando la muerte de 72 personas –según las cifras oficiales- y al menos 350 heridos, además de incalculables daños materiales, desde entonces se prohibió la quema y venta de pirotecnia en el municipio.

Las investigaciones del llamado ‘Domingo Negro’ concluyeron que la tragedia fue resultado del almacenamiento ilegal de cuatro toneladas de pólvora y fuegos artificiales, que se encontraban guardados en la bodega de la “Abarrotera Celaya”, ubicada en la calle Antonio Plaza, por lo que en la actualidad para evitar una tragedia similar se tiene prohibida la venta clandestina de pirotecnia, así como su quema.

Lee también: Decomisan casi una tonelada de pirotecnia cerca de donde fue tragedia del Domingo Negro

Mantendrán operativos hasta enero

Foto: Martín Rodríguez

A partir de este mes patrio incrementa la quema de pirotecnia, la cual está prohibida en Celaya luego de las explosiones de 1999, por lo que se realizarán operativos para detectar la venta clandestina de juguetería pirotécnica.

El director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza señaló que, aunque en septiembre sí se detecta el uso de pirotecnia, sucede más en las fiestas de Fin de Año.

Por lo que la directora de Fiscalización, Azucena Arredonde Mendoza informó que los operativos iniciaron desde el pasado 15 de agosto y terminarán en los primeros días de enero del 2022.