Cuca Domínguez

Salamanca.- Alejandra Ramírez, la mujer afectada luego de que una jauría de perros la atacó, afirmó que sigue sin recibir ayuda del gobierno.

Reportó que le ha resultado fibrosis en sus piernas a raíz de las lesiones por las mordeduras, por lo que necesita tratamiento y, debido a que no cuenta con los recursos suficientes, además de que sus hijos son estudiantes de universidad y se está complicada su situación.

La afectada por el ataque de la jauría de perros que ocurrió en las inmediaciones del Ecoparque cuando se ejercitaba el pasado 29 de julio, destacó que ya ha recurrido a todas las instancias gubernamentales y no le quieren ayudar con el gasto médico para atenderse.

“Me llamaron del DIF municipal para decirme que me iban a dar atención psicológica y despensas por tres meses y no les firmé; más que eso requiero del apoyo para mi atención médica”, señaló.

Alejandra explicó que la atención que requiere es de médicos especialistas, “y tan solo para la rehabilitación pago 250 pesos por sesión y la requiero porque es la que me está ayudando a restablecer mis pies, porque ya no puedo estar parada mucho tiempo y mucho menos sentada, porque requiero de atención especializada por la fibrosis que me desencadenó estas heridas”, mencionó Ramírez.

La mujer destacó que del gobierno del estado la visitarán en su casa para entrevistarla, “espero que me ayuden pronto, tengo dos hijos estudiando en la universidad, ellos necesitan apoyo económico, porque el sueldo de mi esposo no es suficiente. Yo trabajaba y lo que necesito es pagar el gasto que se ha generado por las lesiones que me provocaron los perros que me atacaron”, precisó.