Nayeli García

Irapuato.- Contrarias a las medidas de sanidad establecidas por la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús llevó a cabo su fiesta patronal con venta de antojitos mexicanos y juegos mecánicos.

En los últimos días, el programa de festejos de la parroquia ha incluido peregrinaciones, venta de antojitos mexicanos y demás actividades masivas al exterior e interior de la Iglesia ubicada sobre el tercer cinturón de Irapuato a inmediaciones de la glorieta de los Niños Héroes.

Este jueves de temprana hora, instalaron juegos mecánicos y los puestos de la vendimia para llevar a cabo la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, sin que ninguna autoridad haya realizado un llamamiento de atención la tarde del jueves.

Esto, pese a que el Semáforo Estatal de Reactivación Económica que ubica al estado hasta el 13 de junio en semáforo amarillo prohíbe este tipo de actividades, ya que señala que los lugares de culto, tiene prohibido la realización de fiestas patronales, no se pueden hacer peregrinaciones, no se pueden hacer actividades en el atrio de  la parroquia, no se pueden hacer eventos masivos, y sólo se permite un aforo al interior de los templos del 75%.

Incluso el obispo Enrique Díaz Díaz había considerado no incrementar tanto el aforo en las parroquias, pues consideraba apresurado la reapertura de espacios y negocios debido a que la pandemia del Covid, aún está presente y siguen los contagios, además de que aún falta mucha población por vacunar.

Cabe recordar que hace un año, también esta parroquia llevó a cabo una misa que tuvo que ser suspendida por la Policía Municipal de Irapuato al llevarse a cabo pese a la prohibición de este tipo de eventos, pues en aquella ocasión aún no se hubo una fiesta patronal, se había determinado el cierre total de los centros de culto.