Nayeli García

Irapuato.- Aún con las lluvias torrenciales registradas en las últimas semanas en Irapuato, los mantos acuíferos de la ciudad no han podido recargarse y se estima que este año haya un abatimiento de entre uno a tres metros en sus niveles de profundidad, comentó el director de la Japami, Humberto Rosiles Álvarez.

“Este año aparentemente tuvimos muchas precipitaciones, peor es un año que está por debajo del promedio y ni siquiera se supera lo del año anterior, vamos un poco abajo y se estima que este año no alcance a los 600 milímetros que tiene el Municipio”, señaló el director.

Lamentó que el abatimiento de los acuíferos continúe y estimó que este año entre uno a tres meses se va a bajar el nivel del acuífero, por lo que pidió a la ciudadanía cuidar el agua y evitar los desperdicios.

“No nos queda más que optimizar el uso por parte de los usuarios, es el 93% del agua que nosotros dotamos es para casa habitación y lo demás es industria y comercio, por lo que hay que abatir el desperdicio, hay que ser racionales, ubicar los desperdicios y eso va a evitar y disminuir la producción”, puntualizó.

Humberto Rosíles comentó que, aunque en Irapuato aún se tiene agua para abastecer a la ciudadanía, se buscan fuentes externas y superficiales, pero sobre todo de optimización para disminuir la producción y poder administrar mejor este recuso vital para la vida humana.