“Perverso”, abandono animal

|| correo publicó ayer un artículo en el que se evidencia el abandono que sufren animales que antes trabajaron en circos; se exhibe que no reciben la atención necesaria luego de la prohibición que entró en vigor en 2014. Foto: Especial

Voces del partido verde hacen llamado a las autoridades para intervenir por los animales; Considera Sergio Contreras que es una ilegalidad el trato hacia las especies que trabajaron en los circos

Daniel Vilches

León.- El abandono de los animales de circo es una perversidad y es urgente que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Profepa, intervenga para su salvaguarda y rescate.

A mí me parece una perversidad qué quienes sacaron provecho económico de animales (…) ahora que no tiene la posibilidad es extraer un beneficio económico sean abandonados (…) Es totalmente inadmisible”

Beatriz Manrique, Diputada federal PVEM

Así lo expresó la diputada federal del PVEM, Beatriz Manrique tras darse a conocer que estos animales, con los cuales se lucró para un espectáculo circense, viven ahora en condiciones deplorables.

Lo anterior, pese a que  hace cinco años se  aprobaron las reformas al Reglamento de Protección de Animales Domésticos y al Reglamento de Espectáculos y Festejos, el cual prohíbe la participación de animales silvestres y domésticos en estos espectáculos.

“A mí me parece una perversidad qué quienes sacaron provecho económico de animales, especialmente de los silvestres protegidos bajo la ley, ahora que no tienen la posibilidad es extraer un beneficio económico sean abandonados. Es totalmente inadmisible y la Profepa tendrá que intervenir”, declaró la legisladora.

Por su cuenta, Sergio Contreras, líder del PVEM en la entidad, destacó que quienes aún mantengan animales silvestres o domésticos resguardados bajo esas prohibiciones están cometiendo un ilícito.

Además de que se demuestra, en el caso de León, que  las autoridades no están haciendo su trabajo en materia de supervisión y rescate.

“Está prohibición lleva ya dos años, el que estén sufriendo animales. Pueden ver animales que todavía estén en circos, pero ya están bajo un estado de ilegalidad. Le ley se aprobó en el 2014 a nivel federal, entonces ya hablamos de años con una disposición, y la Profepa o la autoridad municipal no hacen su chamba”, destacó el político.

Mientras tanto, la regidora e integrante de la Comisión de Gestión Ambiental del Ayuntamiento de León, Fernanda Odette Rentería Muñoz, señaló que es urgente que tome acciones la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Explicó que debe generarse un exhorto a los dueños de los circos “no puede ser que mientras me dio dinero lo traté bien, y ahora que ya no es parte de mi circo, no le doy las condiciones adecuadas”.

“Son víctimas de explotación laboral,  las autoridades deben buscar que se les brinde un trato digno a los animales, aunque ya no sean parte de su show”, concluyó.

Semarnat, imposibilitada

Moisés García

Guanjuato.- El diputado del Partido Verde Ecologista de México, Israel Cabrera Barrón, señaló que es responsabilidad de los propietarios de los animales brindarles una vida digna, aunque aceptó que es complicado que la Profepa pueda hacer cumplir estas medidas por cuesiones burocráticas.

Explicó que el proceso para poder hacer cumplir estas medidas se divide en dos tiempos específicos: la jurisdicción del primero de ellos recae en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa),  dependencia que está encargada de verificar que se cumplan o no dichas condiciones, para luego hacer llegar cada uno de los casos que se registren a la Dirección General de la Vida Silvestre, dependencia que no cuenta con delegaciones estatales y que debe encargarse de la aplicación de sanciones en este sentido.

Aclaró que debido a que se trata de una atribución que sólo puede ser ejercida por la Profepa primero, y por la Dirección General de la Vida Silvestre, en la Semarnat no existe un área que pueda intervenir en este tipo de abusos, pues así están configurados los organigramas.

Aseguró que a pesar de que la preocupación por éstos temas ha incrementado entre la sociedad, “hace falta avanzar en la legislación de la materia”, para lograr que se restablezca la dignidad a estos animales.