Yadira Cárdenas

Salamanca.- El robo de rejillas de las alcantarillas continúa siendo un problema difícil de controlar, tan solo en lo que va del año el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Salamanca (CMAPAS) ha atendido  60 reportes, por lo que se trabaja para sustituirlas con material que no sea atractivo como concreto.

Francisco Javier Rodríguez Ortiz, gerente general del organismo operador, informó que ha sido difícil erradicar esta práctica luego de que aún existen cientos de rejillas o coladeras de metal en la ciudad. Sin embargo, se ha tratado de protegerlas, en otros años soldándolas para evitar que fácilmente se las llevaran. Sin embargo, existen otras que están al alcance de las personas que se dedican a robárselas.

“Estamos procediendo a cambiarlas por otro material, pueden ser por de concreto u algún otro material, estamos buscando alternativas porque aún existen muchas rejillas de acero en la ciudad, hay colonias donde de alguna manera tienen todo el tiempo para estar llevándoselas y nos afectan esa situación”

Aunque no se informó sobre el total de robos de esta índole el año pasado mencionó que en lo que va del 2021 se han atendido 60 robos de rejillas, principalmente en algunas zonas como Villa Salamanca 400, Las Estancias y también se han denunciado en las calles aledañas a la refinería que son de injerencia de la empresa federal. Por lo tanto, no se puede intervenir.

Francisco Javier Rodríguez Ortiz destacó que la reposición de las tapas y rejillas no ha generado gasto extra en el presupuesto del organismo, ya que se ha considerado dentro de las necesidades que van surgiendo, “vamos a seguir avanzando en reposición de material, esperemos que al menos baje un poco esta problemática que realmente nos afecta”.