Redacción

Redacción

Celaya.- El reporte de robo de una camioneta Toyota genera persecución y enfrentamiento entre policías municipales y sujetos armados, que dejó tres hombres sin vida y dos oficiales lesionados.

Mediante los arcos carreteros del C5 ubicados en la carretera San Miguel de Allende, de un vehículo tipo pick-up marca Toyota Hilux, color roja, la cual contaba con reporte de robo, se detectó la unidad hurtada el pasado 14 del corriente; sin perder de vista la unidad con las cámaras de vigilancia, se solicitó el apoyo a los uniformados, quienes la ubicaron cuando transitaba sobre la autopista con dirección al estado de Querétaro.

Esto generó una persecución, en la cual se solicitó ayuda a las autoridades de los municipios aledaños, así como a la Guardia Nacional, pero sin dejar de tener a la vista dicho vehículo.

La persecución continuó varios kilómetros, donde mediante comandos verbales y luces estroboscópicas se les hacía la indicación que detuvieran la marcha del vehículo, sin lograrlo.

Fue a la altura de la gasolinera del “Trébol de Los Apaseos” donde los sospechosos viraron de forma intempestiva hacia la derecha para incorporarse a la carretera Panamericana y retornar con rumbo al municipio de Celaya.

Siendo en el puente vehicular ubicado en los límites entre Apaseo el Grande y Celaya, en el cual los presuntos responsables tomaron la lateral y por el exceso de velocidad perdieron el control de la dirección, se impactaron contra los muros de contención del puente, provocando con esto a su vez, que la unidad de Policía Municipal se estrellara contra ellos.

Derivado del accidente, se localizaron a tres hombres al exterior del vehículo Toyota, por lo cual se solicitó el apoyo de paramédicos para su valoración médica, sin embargo, las tres personas ya no contaban con signos vitales, quienes de momento no han sido identificadas.

También por parte de la Policía Municipal un oficial resultó lesionado y otros más de menor consideración.

Así mismo se localizaron en el lugar, dos armas largas calibre .223 y una calibre 7.62 abastecidas con cartuchos útiles, cargadores, así como tres chalecos balísticos.

La zona fue acordonada y quedó a cargo de personal de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG), quienes realizarán las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades.

Te podría interesar:

SZ