Foto: Especial

Agencias

Ciudad de México.- Un perro de raza pequeña cautivó a paramédicos que brindan servicio para la alcaldía Iztapalapa; por varios metros, siguió la ambulancia en la que trasladaban al hospital a una persona que había sufrido un accidente automovilístico.

Ya que no dejaba de ladrar llamó la atención de la unidad, esta se paró y de inmediato el can, identificado como ‘Juan’, se subió.

Aún lesionado y medio inconsciente, el joven accidentado que era trasladado al Hospital General de Iztapalapa identificó al perro y les dijo a los paramédicos que lo dejaran junto a él, que no molestaba y además era su amigo.

‘Juan’ durante todo el trayecto no ladró ni molestó y una vez que ingresara al lesionado al hospital, permaneció junto a la ambulancia esperando a su dueño. 

Después de realizar el traslado, se desinfectó la unidad para siguientes servicios.  Más tarde se dio a conocer que los familiares del joven herido y de ‘Juan’ se acercaron al hospital para llevárselo a su domicilio, ahora ahí espera a su dueño.

ndr