Roberto Lira / Luz Zárate

Celaya.- El presidente de la Comisión de Gobierno y Reglamentos, el regidor Ezequiel Mancera Martínez informó que al entrar en vigor el color amarillo en el semáforo estatal de reactivación, se aprobó modificar el acuerdo que prohíbe el consumo de alimentos en la vía pública y mercados.

Mancera Martínez señaló que el consumo de alimentos en la vía pública será permitido hasta con diez comensales que mantengan distanciada, además de no colocar bancos, mesas o sillas; asimismo, en los mercados la capacidad permitida para tener comensales será del 30%.

El edil dijo que no hay otros cambios en las medidas de prevención contra la covid-19, la venta de bebidas alcohólicas continuará hasta las 22:00 horas, con el cierre de los establecimientos, asimismo los eventos sociales podrán tener 100 asistentes, y las multas para los comerciantes de comida que no acaten estas medidas continuarán entre las 15 a 40 UMAS, es decir de los mil 344 pesos a los tres mil 584 pesos.

Respiran comerciantes

La modificación en esta restricción para consumir alimentos en los puestos de la vía pública, será un respiro para los comerciantes que se dedican a este giro, pues adicional a lo que han bajado las ventas desde que inició la pandemia, esta medida representa un 30% menos en sus ventas.

Temen contagios

Los ciudadanos que sí temen contagiarse de la covid-19 pidieron a las autoridades que, pese que el cambio de semáforo a color amarillo permite la apertura de parques y jardínes, dichos espacios no sean abiertos a la ciudadanía, pues no se respetan las restricciones como el uso de las bancas o las aglomeraciones.