Luz Zárate

Celaya.- Aunque ya se terminó de derrumbar las casas que se compraron como parte de la liberación del derecho de vía para construir el Distribuidor Celanese, aún no comienza la obra. La fecha de inicio de construcción, se había dicho que sería a finales de julio.

El Gobernador Diego Sinhue Rodríguez, en su visita que realizó a Celaya la semana pasada, informó que está por comenzar la obra. Sin embargo no dio una fecha exacta, sólo anunció que ya se concluyó con el pago de afectaciones, para iniciar en próximas fechas la construcción del Distribuidor Vial Celanese, que tendrá una inversión de 600 millones de pesos.

Cabe recordar que el viernes 16 de julio se desalojó a varias familias de la comunidad Santa Anita, cuyas casas pasaban por el trazo de la obra, y fueron adquiridas por Gobierno del Estado para poder construir el distribuidor. En total se demolieron nueve viviendas. 

Para la realización de esta obra, el gobierno estatal tuvo que pagar las afectaciones; mientras que el gobierno federal logró convenir con la empresa Ferromex la aportación de 600 millones de pesos para la construcción del Distribuidor Celanese, que es una de las obras que se necesitan para poner en operación una parte del Libramiento Ferroviario también conocido como Ferroférico.

Para concretar el Ferroférico, el Gobierno del Estado ha tenido que negociar con más de mil 250 personas para la liberación del derecho de vía, que implica toda la obra. 

El Secretario de Desarrollo Económico, Mauricio Usabiaga, destacó que la negativa de algunas personas para vender e incluso los altos costos que estuvieron pidiendo por sus predios, influyeron en el retraso de la obra.

Usabiaga destacó que hubo propietarios que llegaron a bloquear las negociaciones por más de 7 años, a quienes incluso se les sobrepagó el precio con tal de que vendieran.

La proyección de esta obra lleva por lo menos 16 años, en cuyo tiempo se han realizado las negociaciones entre los afectados y las autoridades estatales y federales. 

Hace tres semanas se concretó el desalojo de los habitantes de estas viviendas afectadas, para posteriormente comenzar la demolición de las 9 viviendas situadas en la comunidad Santa Anita, ubicadas a un costado de la carretera Celaya-Salvatierra.

El tiempo estimado de construcción del distribuidor es de un año y se prevé que el Ferroférico en la parte que le corresponde a Ferromex esté funcionando a finales del 2022. 

El gobierno municipal aportará 7 millones de pesos y el Gobierno estatal 13 millones de pesos para la construcción de un colector de agua que se necesita para esta obra. El resto de la inversión lo aporta Grupo México a través de Ferromex, lo que corresponde a 600 millones de pesos para este tramo del Ferroférico.

Desalojaron a familias

Alrededor de seis viviendas fueron las que se tenían que ser desalojadas, de las cuales tres familias de la comunidad Santa Anita señalaron que sí les efectuaron el pago, mientras que el resto coincidió en que las autoridades competentes les dijeron que su pago estaba desde el 2016 en el juzgado, pero argumentaron que jamás fueron notificados.

Desde la tarde del viernes un contingente de alrededor de 50 oficiales estatales arribaron a la comunidad que se encuentra salida a Salvatierra como apoyo para las autoridades estatales que ejecutaron el desalojó.

Las nueve casas situadas en la comunidad Santa Anita, ubicadas a un costado de la carretera Celaya-Salvatierra, fueron compradas por Gobierno del Estado para poder construir este distribuidor y se demolieron el pasado 20 de julio.

El tiempo estimado de construcción del distribuidor es de un año y se prevé que el Ferroférico en la parte que le corresponde a Ferromex esté funcionando a finales del 2022.