Vida Pública

Peregrinan sin miedo al Covid-19 “con la bendición de Dios”

Luz Zárate

Celaya.- “No me da miedo el coronavirus porque voy con la bendición de Dios“, afirmó Manuel Ibarra, un peregrino que pasó por Celaya este jueves rumbo a San Juan de los Lagos.

Él y otros nueve sanjuaneros van ‘a paso rápido’ para llegar a San Juan de los Lagos el próximo jueves 28 de enero, antes de que cierren la Catedral Basílica de San Juan de los Lagos, pues el 31 de enero y el 1 y 2 de febrero el templo permanecerá cerrado para evitar aglomeraciones y contagios de coronavirus Covid-19.

“Salimos el 10 de la Ciudad de México y vamos a San Juan de los Lagos. Queremos llegar el 28 antes de que nos cierren el Templo. Somos menos que otros años, pues muchos no vinieron por lo del Covid, pero nosotros vamos con la bendición de Dios y cuidando las medidas. ¿Que si nos da miedo?, ¡Claro que no porque vamos con la bendición de Dios!”, dijo Manuel, quien caminaba a toda prisa, pues era el guía y cuidaba la seguridad de los sanjuaneros que pasaron por Celaya.

Los peregrinos arribaron por la carretera libre Querétaro-Celaya, caminaron por todo el bulevar Adolfo López Mateos, para llegar a descansar al Mercado Hidalgo, en donde comerían y reposarían un poco y así emprender nuevamente el camino rumbo a Villagrán, en donde pernoctarían.

Saltan prohibiciones

Fotos: Martín Rodríguez

Manuel contó que por todas las ciudades por las que han pasado se han tenido que quedar “en las afueras de los pueblos”, pues las autoridades locales no les han permitido pernoctar en las áreas públicas o en las explanadas de los templos debido a la pandemia por el Covid-19.

Los peregrinos dijeron que saben que las autoridades de salud y eclesiásticas prohibieron las peregrinaciones, pero —aseguraron— en México hay libre tránsito  y nadie les puede prohibir visitar a la virgen, pues para ellos ya es una tradición caminar desde su ciudad de origen hasta el santuario de San Juan de los Lagos, en donde agradecen los favores recibidos o pagan mandas.

Y debido a que las peregrinaciones no están permitidas en varios municipios, hicieron el recorrido caminando en grupos pequeños, otros van en camionetas. Contaron que pasan caminando rápidamente en los municipios que creen que no los dejarán entrar.

Bajo riesgo

Fotos: Martín Rodríguez

Cada año, a partir del 21 de enero, pasaban contingentes muy numerosos de sanjuaneros que, a pie o en bicicleta, buscan llegar a San Juan de los Lagos para agradecer algún favor.

En años pasados, las autoridades municipales o eclesiásticas les facilitaban algún lugar para que pernoctaran de manera segura y se realizaban operativos para salvaguardar su integridad. Ahora, ni la iglesia ni el municipio avalan las peregrinaciones.

Incluso este año, los operativos serán para vigilar que no se realicen peregrinaciones y los elementos de Protección Civil estarán muy atentos para actuar en caso de que intenten pernoctar en Celaya.

Los peregrinos que pasan por Celaya cada año, en su mayoría, son provenientes del Estado de México, de la Ciudad de México, de Hidalgo, Querétaro, entre otros. Pertenecen a distintos grupos, la mayoría están integrados a la Caravana Nacional de la Fe, con destino a San Juan de los Lagos, aunque algunos siguen hasta Fresnillo, Zacatecas, en donde visitan al Santo Niño de Atocha.

ndr

Related posts