Jazmín Castro

León.- Con el regreso a clases comerciantes de la Zona Piel reportaron un incremento del 30% en la venta de zapato escolar, sin embargo, el calzado deportivo se mantiene detenido ante la falta de actividades.

José Cruz y Mónica Torres son vendedores de calzado para niño en la Zona Piel desde hace 13 años, instalan un puesto en la vía pública y, aunque es pequeño, lograron regresar, pues la pandemia golpeó su economía con tal fuerza que buscaron otras fuentes de ingreso.

No obstante, el anuncio del regreso a clases y la reactivación económica fue la mejor noticia que recientemente recibieron y de inmediato pusieron manos a la obra para surtirse nuevamente de calzado escolar y tenis para regresar a las calles de la ‘central’.

Reconocen que en promedio sus ingresos se incrementaron en un 30% en comparación al año pasado, donde su venta fue casi nula, y aunque no se compara a aquellos días de un nuevo ciclo escolar como en el 2019, algo es algo, “pues no es lo mismo que años anteriores, pero se siente bien vender y que esto funcione, ¿cuándo nos íbamos a imaginar que no se vendiera zapato para la escuela, pues nadie pensó que fueran a cerrar y siempre creímos que es el calzado más seguro de vender”, dijo José Cruz.

Con ellos, coinciden otros comerciantes de calzado en la Zona Piel que consideran ventas entre un 20 y 30%, lo que brinda una esperanza de cerrar el año con mejores números, eso sí, cruzando los dedos para que no se den más contagios de covid-19 y los eventos de fin de año se cancelen, pues también representan un repunte significativo en sus ingresos.