Manuel Arriaga

Cuerámaro.- El peligro de inundación sigue latente en Cuerámaro y las autoridades han intensificado las acciones para tratar de prevenir daños, la lluvia sigue y va a continuar toda la semana.

La alcaldesa, Ana Rosa Bueno Macías, acompañada por el secretario del Ayuntamiento, Agustín Trujillo Magdaleno; el titular de obras públicas, Miguel Ángel Segoviano; José Refugio Pantoja Trujillo (Desarrollo Social); Francisco Pantoja Granados (desarrollo Económico); los regidores Ale Jasso y Alejandro Rosales; y todos los elementos de protección civil a cargo de Ulises Mosqueda Anguiano, realizaron un recorrido de supervisión en las zonas más afectadas por lluvias.

El lunes visitaron las localidades Presa de Uribe, Los Reyes, 18 de Marzo, Ramales, El Tule y la Presa El Coyote.

Ahí, la alcaldesa instruyó para realizar obras con maquinaria y materiales en varios puntos de las comunidades a fin de reforzar los puntos más críticos por donde pudiera filtrarse el agua de lluvia.

Este martes visitaron Sarteneja y Las Coloradas, en la primera con maquinaria, materiales, bombas charqueras y costalera con apoyo de las propias familias de la zona afectada, se logró reforzar el punto conocido como 7 compuertas del Arroyo Hondo, que anegó toda la parte norte de la Comunidad de La Sarteneja, por suerte sólo en los traspatios, a un costado de la iglesia de la comunidad.

Más tarde se visitó la zona de Las Coloradas, donde el agua anegó una gran parte de terreno muy pegado al bulevar salida a Irapuato, ahí se tuvo que evacuar a dos familias porque el agua alcanzó sus habitaciones.

En este punto con maquinaria se abrió un canal para auxiliar en el desfogue del agua hacia el canal de drenaje pluvial.

La alcaldesa Ana Rosa Bueno Macías señaló que en Cuerámaro, sólo 3 familias han sido evacuadas.

La alcaldesa Ana Rosa Bueno Macías, comentó este día que el agua no cede, pero la voluntad de todos los que estamos trabajando para asegurar la tranquilidad de las familias en esta contingencia por lluvias e inundaciones, tampoco lo hará.

“Después del recorrido por todas las comunidades más afectadas, hoy podemos decir que la situación y el peligro sigue latente, el agua sigue y va a continuar, pero lo más importante es que la situación está controlada gracias a la oportuna intervención de todas las corporaciones del municipio: Protección Civil, Seguridad Pública, Transito, el equipo del Ayuntamiento y las áreas de apoyo, como: oficialía mayor y todos los compañeros de Desarrollo Social, de Desarrollo Agropecuario y Obras Públicas”, señaló la alcaldesa.

“Hasta el momento hemos tenido que evacuar a tres familias, 2 de Las Coloradas y otra de Santo Domingo. En total 5 viviendas las más afectadas donde el agua alcanzó un nivel de agua. Las más afectadas con 50 centímetros de tirante al interior y dos más con 10 y 20 centímetros. Todas las demás el agua está en el traspatio”, afirmó Bueno Macías.

Agrego que “aún no hemos realizado un diagnóstico para determinar la pérdida de hectáreas de siembra (agrícolas), porque esta parte fue la que primero alcanzaron las agua de lluvia”.

La alcaldesa agradeció el apoyo del gobierno del Estado a través de las diferentes instancias como:  Protección Civil Estatal, Secretaría de Desarrollo Agroalimentario, La Comisión Estatal del Agua y Comisión Nacional del Agua.

Habilita el DIF municipal 2 albergues

El DIF municipal por conducto de su titular la Claudia Gabriela Bueno Macías y su personal, habilitaron dos albergues el Centro Gerontológico y el Complejo Deportivo para que se conviertan en refugio temporal de las familias que necesiten un lugar donde resguardarse de las lluvias el tiempo que necesiten.

Por lo pronto el DIF está proporcionando alimentos para las familias, principalmente para las que están trabajando y ayudando en las maniobras para reforzar los bordos de arroyos y canales, así como ayudando con su equipo propio a desfogar el agua.

También la alcaldesa aclaró, que para tranquilidad de las familias de Cuerámaro, la Presa del Aguacate no está en riesgo. Es falso que tenga una fisura y que se pueda reventar. Hasta el momento la presa se encuentra con buen nivel de agua y desfogando correctamente. Así que no hay porque inventar cosas y generar intranquilidad a las familias.

LC