Fernando Velázquez

León.- Ante la celebración de eventos religiosos sin las debidas precauciones con mucha gente, el secretario de Salud en el estado, Daniel Díaz Martínez, adelantó que se reunirá con líderes religiosos para tomar cartas en el asunto.

En entrevista, indicó que le pedirá a los obispos que inhiban este tipo de celebraciones entre sus feligreses, pues de lo contrario la cadena de contagio seguirá.

“Ellos nos estaban ayudando a ser promotores de que no se realicen este tipo de eventos, eso está poniendo en riesgo las peregrinaciones y las fiestas patronales de fin de año, las visitas incluso de los paisanos que vienen a esos festejos en sus comunidades, no podrá ser posible de realizar (…) ya platicamos con los alcaldes y probablemente no haya peregrinaciones tampoco para que eso no sea un fenómeno que incremente los contagios”, dijo el secretario de Salud.

Vigilarán cumplimiento

Además, apuntó que para el próximo 28 de octubre, día de San Judas Tadeo, se vigilará que en los templos se tomen las medidas preventivas y el horario esté restringido para evitar aglomeraciones.

Cuestionado sobre cuándo podría haber aficionados en los estadios, Daniel Díaz reconoció que hasta hace algunos días se estaba ‘muy cerca’ de poder permitirlo, pero la reciente alza en los contagios mermó esa posibilidad.

“Mientras haya desorganización en algunos giros comerciales como los restaurantes no respeten el aforo, los horarios, que permiten que los jóvenes permanezcan sin usar cubrebocas, que relajen las medidas (…), eso es lo que hace que otras actividades deportivas y sociales no puedan reactivarse”, declaró el secretario de Salud.