Redacción

Guanajuato.- Capitalino fue condenado a pasar más de un siglo tras las rejas luego de haber sido encontrado culpable de los delitos de violación, espuria calificada y corrupción de menores en agravio de cinco víctimas.

La Fiscalía realizó la investigación pertinente a través de la cual se demostró la culpabilidad de Francisco N., quien recibió una condena de 110 años y 6 meses de prisión, además le fueron negados los beneficios que la ley contempla en estos casos. El sentenciado deberá cubrir el pago de una multa y la reparación del daño en favor de las víctimas.

Durante las averiguaciones, personal del Ministerio Público tomó las declaraciones de los cinco menores víctimas del sentenciado, representados por un familiar, quienes mediante una denuncia narraron los hechos delictivos acontecidos en diversas temporalidades en un domicilio de la ciudad de Guanajuato, información que se anexó a la carpeta de investigación y juntó a los resultados de las pesquisas en campo, como datos de prueba.

Toda la evidencia recabada fue presentada ante el Juez de control que llevó el caso por la agencia del Ministerio Público y con ello se pudo acreditar la responsabilidad de Francisco N en los delitos imputados.

El caso de los cinco menores afectados fue turnado a la Unidad de Atención Integral a las Mujeres de la Fiscalía Regional D, en donde un equipo multidisciplinario brindó atención integral médica y psicológica a las víctimas.

ndr