Nayeli García

Irapuato.- El deterioro que sufre día con día el Centro Nacional Paralímpico ubicado en Irapuato frustra a Gobierno del Estado, que pese a estar listo financieramente para recibirlo, requiere la voluntad política del Gobierno Federal para entregarlo para su operación, mientras tanto no se podrá dar mantenimiento ni vigilancia al inmueble.  

“Con mucha frustración vemos que esto está sucediendo y quisiéramos que no sucediera, pero no tenemos la facultad para meternos porque en ese momento estaría recayendo en nosotros la responsabilidad de cada uno de estos hechos”, señaló el director general de la Code, Marco Heroldo Gaxiola Romo.  

Esto ante el nuevo estudio que hizo la Dirección de Obra Pública Municipal en donde advierte daños de hasta 104 millones de pesos, lo que significa que en año y medio los saqueos del inmueble pasaron de 40 a los 104. 

Lee también: Centro Paralímpico: tras abandono, requiere el doble de recursos para operar

 Marco Heroldo dijo que la semana pasada se reunieron con autoridades de la Comisión Nacional del Deporte Conade y sí muestran interés para entregarlo a Gobierno del Estado o bien regresar la propiedad a la Universidad de Guanajuato, sin embargo,  las competencias internacionales los han distraído y retrasado, mientras que los gobiernos locales están atados de mano para cuidar los más de 500 millones de pesos invertidos. 

“Nosotros ni siquiera podemos meter guardias de seguridad ahí, ni hacer nada porque nos podemos hacer cómplices de la situación y del impacto que se está generando tan negativo en el espacio. Eso de lo que les hemos compartido a la Conade, les llevamos evidencia clara, les llevamos videos, les llevamos evidencia fotográfica, de audio y video”, señaló. 

De no poder llevar a cabo la reversión, se buscará una alternativa con el municipio para compartir responsabilidades y poder dar mantenimiento y vigilancia al inmueble. 

Será hasta agosto que se tenga alguna respuesta al respecto. 

MD