Redacción
Guanajuato.-
Aunque el avance del semáforo de salud a naranja es un respiro para los agremiados de la Asociación de Bares y Cantinas de la capital, el aforo permitido no es suficiente para poder salir de la crisis que tiene  su economía cuesta abajo, ya que desde hace casi un año no han podido recuperar las ventas que tenían antes de la pandemia.

Así lo dio a conocer el presidente de la agrupación de cantineros, Enrique Nieto, quien afirmó que, aunque ven positivo el avance en materia de las restricciones de salud para prevenir los contagios de Covid, es insuficiente para poder recuperar su economía.

Informó que son 70 establecimientos del gremio los que estarían operando en el semáforo naranja de salud.

“Por lo menos ya nos dejaron trabajar en cantinas y bares, esperamos que haya un repunte en las ventas, ya lo que sea es un respiro para los compañeros, no es suficiente, pero ya podemos mantenernos y poder sobrevivir”.

Explicó que es obligatorio cumplir con las restricciones de aforo y protocolos de salubridad, para que puedan permanecer con sus negocios abiertos y no regresar a semáforo rojo y que se vuelvan a cerrar.

Los empresarios de la vida nocturna de la capital buscarán un acercamiento con la Dirección de Fiscalización, para que se aclare el aforo permitido, ya que según señaló Enrique Nieto “No sabemos si el 20 o el 30, según fiscalización es el 20 y la secretaría de salud dice que es el 30”.

Reiteró que, desde hace meses, los bares y cantinas operan con pérdidas y falta de ventas, las cuales no se han podido cuantificar.

“Como cada negocio es muy diferente, cada quien sabe sus pérdidas, hemos dejado de ganar, las pérdidas son el pago de salarios que hemos hecho, estando cerrados, hemos dejado de ganar durante un año, aunque sea lo suficiente para subsistir, estamos en cero de utilidades y menos 50 de ingresos”.

Recordó que eventos como el Festival Internacional Cervantino, Semana Santa, Día de las Flores, así como la llegada de estudiantes universitarios, eran los puntos fuertes para las ganancias de los centros nocturnos.

MD