Redacción

Salamanca.- La PAOT clausuró 4 bancos de material pétreo;  2 en León y uno en Irapuato y otro en Tarimoro, por no contar con los permisos correspondientes; inspeccionó el relleno sanitario de Salvatierra para vigilar que cumpla con la norma; además se clausuró 2 hornos ladrilleros, uno en Valle de Santiago y el otro en Manuel Doblado.

Las diligencias encabezadas por Anselmo Conejo Cornejo, Procurador Ambiental y de Ordenamiento Territorial, en compañía de inspectores ambientales, se ejecutaron en las comunidades Loza de los Padres y Ojo de Agua de los Reyes en León, donde los dos bancos de material pétreo no acreditaron la Autorización en Materia de Impacto Ambiental.

En ambos casos, las empresas podrán volver a operar en tanto acrediten a la autoridad estatal la autorización requerida.

La clausura del banco de material pétreo de Irapuato, sucedió luego que este realizara extracción de material sin contar con la autorización en materia de impacto ambiental. El banco debió aplicar acciones para compensar la afectación al suelo y vegetación, al extraer material que ocasionó daños en una superficie mayor a los 24 mil metros cuadrados.

Entre las acciones de compensación para que el banco de material siguiera operando se encuentran: la reforestación de 150 árboles Mezquites, dando el debido mantenimiento de riego, aplicación de biofertilizantes, poda o faldoneo, considerando que cada especie debe contar con la distancia debida entre cada árbol, cubriendo 2 mil 400 metros cuadrados de reforestación.

El operativo realizado en coordinación con la Dirección General de Sustentabilidad de Irapuato, se efectuó luego de que los responsables del banco de material hicieran caso omiso al citatorio donde debían presentar la evidencia del cumplimiento, procediendo con la clausura de acuerdo al Código de Procedimiento y Justicia Administrativa para el Estado y los Municipios de Guanajuato.

 Inspectores ambientales de la PAOT, señalaron que el banco se mantuvo inactivo, sin maquinaria o equipo, añadiendo no se percibía evidencia de algún proyecto de regeneración y reforestación, por lo que procedieron a colocar los sellos con la leyenda de clausura.

 Además, se clausuró el horno ladrillero de Valle de Santiago, al carecer de la Licencia Ambiental de Funcionamiento y la evidencia documental de contar con una bitácora de operación para la fundición de tabique.

En ambos casos, las clausuras permanecerán hasta que los responsables comprueben lo solicitado por la dependencia, como medidas correctivas por operar sin apegarse a lo señalado en la normativa ambiental vigente.

En tanto en Salvatierra, inspectores ambientales realizaron un recorrido dentro de las instalaciones del relleno sanitario en donde se detectó el cumplimiento parcial, pues no se cubre el programa de monitoreo ambiental, biogás, lixiviado y acuíferos.

 Por lo anterior, la PAOT de manera continua seguirá realizando los recorridos de vigilancia e inspección en los sitios de disposición final del Estado de Guanajuato.

MD