Luis Telles

Yuriria.- Los días 1 y 2 de noviembre permanecerán cerrados los panteones municipales y se reitera la prohibición de fiestas patronales en cabecera, colonias y comunidades del municipio, como medida preventiva para evitar contagios por coronavirus, así lo acordaron por unanimidad integrantes del Ayuntamiento en pleno.

El alcalde, Salomón Carmona Ayala señaló que, es una tradición, es costumbre rendir tributo a los difuntos, “a nuestros familiares”, los días 1 y 2 de noviembre irlos a visitar a los panteones, “pero así como paso el día de las madres, yo consideró que también debemos de tomar la misma decisión para evitar contagios por Covid”.

Recordó que, cuando se dio apertura a los tianguis, se duplicaron los contagios, “entonces por razones obvias, no queremos tener una sociedad enferma, entonces deberán estar cerrados los panteones para evitar aglomeraciones”.

Salomón Carmona propuso iniciar una campaña de concientización para que la gente, acuda a los panteones a visitar a sus seres queridos, “desde ahorita, no tienen que ser el día 1 y 2 (noviembre), pueden ir, llevarle sus coronas, arreglos florales, rendirles su pleitesía, su recordatorio como debe ser, esto es para que no haya multitudes como regularmente las hay”.

Señaló que, el gobierno municipal es el primero en promover e impulsar las tradiciones y costumbres de “nuestro” pueblo, pero “desgraciadamente” la pandemia ha afectado a todos, no hay las condiciones para poder abrir los panteones durante los dos días en mención.

Precisó que, se considera ya un plan de contingencia aplicado por los elementos de Protección Civil, para que se cumpla en el acceso el uso de cubrebocas, uso de gel antibacterial y para que el número de personas en el panteón no supere las 100.

“Las fiestas patronales en las comunidades, entendemos que son tradiciones muy arraigadas, pero si queremos evitar la propagación de la pandemia que llego atacarnos, también debemos ser conscientes, al fin y al cabo, esto no va a ser eterno, así es de que en este año se eliminan las fiesta, hasta que nos den luz verde, pero mientras tanto hay que ser mesurados”, concluyó.

LC