EL TEMA. Al gobernador de Jalisco Enrique Alfaro se lo preguntaron ayer y dijo que no es una medida que estén pensando implementar en lo inmediato pero que ya se ha planteado en la mesa de salud del estado que gobierna. El secretario de Salud de Guanajuato, Daniel Díaz Martínez, no dio espacio para la especulación. Dijo que ni siquiera se ha planteado algo similar.

MEDIDAS EXTREMAS. Se trata de una suerte de pasaporte sanitario para ingresar a lugares de ocio y entretenimiento, una medida que ha impuesto el presidente de Francia Emanuel Macron a sus gobernados de manera temporal y que apenas se debatirá entre los legisladores de ese país.

ALTERNATIVAS. Es decir, un certificado que indique que una persona ya cumplió su esquema de vacunación, que superó la covid-19 en los últimos 6 meses o un test que indique que resultó negativo en las últimas 48 horas. La medida está a debate en aquel país europeo.

CASI IMPOSIBLE. A como lo ha manejado en el discurso el presidente Andrés Manuel López Obrador, es impensable que en México pueda siquiera debatirse una medida semejante. Se trata de lo que algunos podrían llamar como la dictadura sanitaria que chocaría de inmediato con quienes por alguna razón han decidido no vacunarse.

LA DUDA. Y resulta natural que en un país de libertades, una restricción de esa naturaleza genere polémica y debate. Día con día, las autoridades sanitarias en nuestro país informan del avance en la estrategia de vacunación. Es difícil ahora, estimar siquiera qué porcentaje de la población ha decidido no vacunarse. ¿Se vale restringir su libertad de tránsito?

MENOS GRAVE. Los datos que surgen hasta ahora en esta tercera ola que apenas se hace presente en Guanajuato nos llevan a inferir que las vacunas resultan efectivas en la medida que las muertes y las hospitalizaciones con personas graves han disminuido en las últimas semanas.

EL FUTURO INMEDIATO. México y Guanajuato en lo particular entrarán a una fase crucial en las próximas semanas. Los niveles de contagios mínimos que se registraron en las últimas semanas no volverán y al contrario, estos aumentarán de manera natural.

SIGUIENTE ESTACIÓN. Y esa intensificación de la tercera ola que no sabemos en qué nivel esté en 30 días, coincidirá con la víspera del anunciado regreso a clases presenciales que será la prueba de fuego de la estrategia para enfrentar la pandemia.

LA CITA. Discusión de restricción de libertades, regreso a clases, semáforos amarillos y rojos sin confinamiento total. La pandemia antes del invierno.

LA DEL ESTRIBO…

Con la novedad de que Mauricio Trejo Pureco, alcalde electo de San Miguel de Allende, ya ganó el primer round de impugnaciones de Luis Alberto Villarreal.

El Instituto Nacional de Elecciones declaró infundada la queja de rebase de tope de gastos de campaña porque los gastos denunciados por el panista están debidamente registrados.

Tampoco se acreditaron los gastos supuestamente no registrados y el INE consideró que algunos conceptos denunciados por el PAN no pueden ser considerados gastos de campaña. En resumen, en materia de fiscalización, no hay falta que perseguir según el INE.

Quizá por eso, anoche, Villarreal, alcalde con licencia escribió un tuit en el que arremetió contra su excontendiente:

“Tengo pruebas de que Mauricio Trejo sobrepasó el tope de gastos de campaña ¿Tú crees que ese bandido gastó 412 mil pesos en su campaña? Nosotros tampoco. Por eso, vamos a impugnar el dictamen del INE, la cantidad es irrisoria y ridícula, solo refleja los excesos de ese ladrón”.

El marcador dice Mauricio 1, Luis Alberto 0.

VILLARREAL: A CINCO AÑOS DEL PACTO, SIN CARGO

Que cosas tiene la política. Hace cinco años Luis Alberto Villarreal, como único referente del bronx panista en Guanajuato, literalmente pactaba una rendición ante el oficialismo que encabezaba ya Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, ya para entonces el precandidato.

Y hace unos meses, se imaginaba en otra circunstancia, celebrando esa alianza. Triunfador en la reelección y tratando de consolidar un pequeño bloque que le diera para candidatearse para gobernador en 2024 a sabiendas de que iba a ser complejo pero que había canicas para negociar algo más.

Pero se le atravesó su acérrimo adversario en San Miguel de Allende, Mauricio Trejo, quien aprovechó sus fallas y su soberbia para arrebatarle el triunfo y dejarlo casi en la lona de cara a su futuro político.

Hace exactamente cinco años armaba una reunión a la que asistieron las entonces diputadas federales Alejandra Reynoso, Lorena Alfaro y Alejandra Elizarraraz; los que eran locales Jesús Oviedo y Alejandro Navarro y por supuesto a los entonces alcaldes Ricardo Villarreal y Antonio Arredondo.

En ese momento Reynoso era senadora; Oviedo ya el coordinador de la bancada en el Congreso local; Alfaro había sido presidenta del Congreso; Navarro ya era alcalde de la capital del estado, Ricardo Villarreal diputado federal y Antonio Arredondo era subsecretario de Desarrollo Social y Humano.

Hace unos ocho años, Villarreal se convirtió en uno de los hombres fuertes del dirigente en turno del PAN, Gustavo Madero. Pero se engolosinó y solito se descarriló. Su caída no la provocó el escándalo de los moches que lo llevó a las portadas de medios nacionales sino aquellas fotografías en medios con bailarinas en Puerto Vallarta.

Villarreal, a diferencia de Sheffield aceptó pactar con el grupo en el poder. Y pactar significa desde luego, cargos para los afines a su causa.

En el trayecto, el grupo ya no parece tan compacto o ya no le deben todo a él. Lorena Alfaro será alcaldesa de Irapuato y Jesús Oviedo tendrá cargo en el gobierno del estado. Alejandra Reynoso no depende de él o nunca lo ha hecho.

Antonio Arredondo está en capilla, investigado por la ASEG y Ricardo Villarreal será otra vez diputado federal…

PRI Y MORENA: LOS OPOSITORES EN SU PROPIO LODAZAL

Mientras el PAN-Gobierno hace alarde de su control de daños y de ese sello distintivo de no sacar sus trapos sucios al espacio público, Morena y PRI que son la segunda y tercera fuerza política en la entidad, no ocultan sus guerras intestinas.

En el PRI de plano, se les extravió la institucionalidad. El miércoles por la noche, el comité directivo estatal del tricolor emitió un comunicado y un tuit en el que informaba de la emisión de las constancias de mayoría a sus 4 diputados y diputadas electas.

El pequeño detalle es que en la foto que adjuntaron solo aparecen en la imagen, Ruth Tiscareño, Alejandro Arias y Gustavo Alfaro junto a otros miembros del comité estatal. No está Yulma Rocha quien se enteró por las redes sociales de esa foto. No fue convocada ni siquiera para guardar las apariencias.

De ese nivel está la generosidad en el PRI lo que hace pensar 2 cosas: uno que si no hay un acuerdo para fingir demencia al menos y actuar institucionalmente, habrá bancada PRI y “representación Yulma” y la otra, que la coordinación ya debió pactarse entre Arias, Alfaro y Tiscareño.

En condiciones naturales, podríamos pensar que Arias puede hacer valer su antigüedad y erigirse como el nuevo coordinador. Pensar en Tiscareño sería echarle más a la sal a la herida del agandalle. Una salida elegante del dueto antes mencionado sería entregarle la coordinación a Alfaro. Ya veremos.

Del lado de Morena no cantan mal las rancheras aunque ayer, Ernesto Prieto puso hielo a sus declaraciones y manifestó su respeto al impugnado David Martínez pero no dijo que pensara retirar el recurso en su contra que hoy está en la Comisión de Honestidad de Morena pero que regresará pronto a tribunales.

También levantó banderita blanca en son de paz con Alma Alcaraz con quien disputó en tribunales el control del partido. Pero ese pleito solo está adormilado. Hay quienes dicen que Prieto mantiene su guerra interna frente a Alcaraz sino que quiere la coordinación de la bancada siguiente y mantener el control del partido.

Ya dijo a quien quiera oírlo que cometió un error hace tres años, al dejar que la secretaria general se quedara al frente de Morena. Es decir, quiere carro completo, bancada, dirigencia y vía libre para controlar las decisiones de cara a 2024.

No será fácil porque con una bancada con tres diputados más a los cinco que ganaron en 2018, un Ricardo Sheffield herido políticamente y el superdelegado Mauricio Hernández tratando de tener juego en la bancada que viene, Prieto y su grupo tendrán frentes abiertos.

Pretender todo el pastel no es una opción muy sana. Tendrá que hacer pactos y ceder rebanadas. La alianza natural es con el bloque de Hernández Núñez. Apenas empezamos a conocer a los morenos que ya abren hostilidades rumbo a 2024.