Cuca Domínguez

Salamanca.- El presidente de la Unión de Expendedores de Vinos y Licores de Salamanca, Jorge Jiménez González, informó que este sector es el más atrasado en la recuperación económica y tienen una leve esperanza que puedan incrementar sus ventas durante este mes de diciembre.

“Nuestro mercado está muy retraído en lo que es el mercado de vinos y licores, pero se tiene la esperanza que para los meses de diciembre, haya un reporte de lo que sean las ventas, por los aguinaldos y prestaciones que pueden beneficiar a los comercios de este giro”, precisó.

Destacó que después de la pandemia del Covid-19 cerraron cerca de 12 negocios relacionados con bares; mientras que hasta este momento los centros nocturnos no han abierto, por ello es que esperamos que en este mes de diciembre se incrementen las ventas.

Foto: Cuca Domínguez

Jiménez González destacó que el consumo bajó en un 55% en este momento, es decir, que luego de la pandemia —cuando las ventas se cayeron a cero, además que los negocios cerraron por no ser esenciales— , hoy apenas se vende el 45%.

“Además el consumo en las cocheras, el consumo en las fiestas caseras se ha incrementado y eso disminuye las ventas en los comercios establecidos. Ahora hay otro factor: estamos espantados con los repuntes del Covid-19 y las nuevas variantes que pueden llevar a este sector a cerrar, habrá que recordar que al considerarse no esencial, es de los primeros en ser afectados”.

Precisó que en este momento operan unas 40 cantinas o bares, en riesgo de cierre están unos siete, pues debido a que son negocios que se rentan, prefieren no hacerlo por temor a que les vaya a ir mal. En general, concluyó, “la situación es grave”.

Te puede interesar:

ac