Opinión Pólvora e Infiernitos

Pandemia: Feria y regreso a clases

TRÁNSFUGAS: LAS PROYECCIONES DE LOS REBELDES 2021

QUINIELA. ¿Qué partido enfrenta el riesgo mayor de escisiones en los meses por venir con motivo de ambiciones no satisfechas de militantes y simpatizantes en Guanajuato?

LA LÓGICA. La lógica diría que el PAN por ser la principal fuerza política y el favorito en los siguientes comicios, enfrenta el riesgo mayor de deserciones. Pero no será el único caso, el PRI ya sufre una sangría que puede ser pequeña para algunos pero de gran impacto si se toma en cuenta su debilidad acumulada en los últimos.

DIAGNÓSTICO. En el caso panista, luego de definir la paridad de género en municipios y distritos y recibir en su búnker a los inconformes, el dirigente estatal Román Cifuentes ya debe tener un panorama claro de los municipios en los que podría haber mayor fuga en la entidad.

CONTEXTO. Hace 3 años, resintieron la partida de Ricardo Sheffield Padilla como su exfigura de mayor peso pero la de efectos más negativos fue la de Beatriz Hernández Cruz que ganó con Morena, Salamanca, una plaza que parecía inexpugnable para la oposición.

LA REPESCA. El PAN no se irá indemne en los comicios por venir. Por lo pronto ya aseguró la permanencia de algunos como el exalcalde de Irapuato Sixto quien había coqueteado con México Libre. Veremos también qué ocurrirá con los que andaban en el partido malogrado de Margarita Zavala y Felipe Calderón.

CLARITOS. El PRI es el otro partido que ya comienza a resentir los estragos de las deserciones aunque no sean oficiales. La tajada que se advierte para el exembajador Francisco Arroyo en Movimiento Ciudadano y el virtual abandono de exdirigentes como José Pedroza que trabaja con el precandidato morenista a la alcaldía leonesa Marcelino Trejo, tendrá consecuencias quizá mínimas pero que son significativas en un partido que lleva 2 trienios de capa caída. Seguro no serás las únicas.

A VER. Y bueno, Morena podría seguir siendo el partido más atractivo para los tránsfugas en busca de candidaturas pero no deja de poner a reflexionar su inestabilidad y eterna fractura que algún impacto tendrá en sus afanes de elevar su votación y posiciones en el estado.

PARADOJAS. En otras palabras, los seguidores de la 4T, más que cuidarse de los que se vayan, tienen que cuidarse de los que se quedan. Esas divisiones podrían liquidar sus sueños guajiros de seguir arrebatándole espacios al PAN en estas tierras.

LA DEL ESTRIBO…

El coordinador de la bancada panista en San Lázaro Juan Carlos Romero Hicks ya mandó su carta adelantada a Los Reyes.

Le pide al presidente Andrés Manuel López Obrador, convoque a una Convención Nacional Hacendaria, se reúna con los gobernadores del país y con los alcaldes. Que establezca una estrategia clara y creíble de combate a la corrupción y que corrija la estrategia de seguridad.

“Basta de mentir en las mañaneras, robar sueños y traicionar la confianza que se le depositó”, dijo ayer el exgobernador a través de un video en la víspera de que se cumplan 2 años del arranque del presente sexenio.

¿Y de qué sabor quiere su nieve el exrector?

RECORDAR ES VOLVER A GRILLAR

LEY DE SEGURIDAD INTERIOR: A 4 AÑOS DE LAS CONTRADICCIONES AZULES Y TRICOLORES

Sentimientos y votos encontrados se daban hace exactamente 3 años tras la aprobación polémica de la ley de Seguridad Interior.

Diputados del PRI, del Partido Verde, e incluso de PAN y del PRD avalaban en lo general esa ley que regula la actuación de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública y que es seriamente cuestionada por organizaciones civiles.

En Guanajuato, celebraba el gobernador Miguel Márquez Márquez que estaba esperando la aprobación de esa ley como regalo navideño adelantado justo cuando centenares de policías militares se aproximaban a la base que se construye a velocidad de rayo en Irapuato.

Curiosamente, el mandatario panista, les tenía que agradecer a los diputados priistas solamente porque, oh paradojas, los de su partido, o votaron en contra o se abstuvieron o de plano no acudieron a la sesión. Pero ninguno votó a favor.

Y es que, mientras en el blanquiazul hubo una división, pues de 109 diputados, 48 se abstuvieron de votar, 17 lo hicieron en contra y 30 se ausentaron, solo 15 legisladores panistas la aprobaron.

Los priistas Erika Arroyo, Bárbara Botello, Azul Etcheverry, David Mercado, Ricardo Ramírez, Yulma Rocha y Timoteo Villa levantaron la mano a favor.

Del lado panista, votaron en contra, Ricardo Sheffield y Erandi Bermúdez. Se abstuvieron Alejandra Reynoso, Alejandra Gutiérrez, Adriana Elizarraraz, Ariel Corona, René Mandujano, Olimpia Zapata y Lorena Alfaro. No estuvieron en la sesión, Verónica Agundis, Karina Padilla y Miguel Angel Salim.

Sucede que los azules querían la enchilada completa y no solo la ley de seguridad interior que regula la intervención de las fuerzas armadas en los estados sino reformas que dieran forma al Mando Mixto en las policías estatales y locales.

A Miguel Márquez le urgía esta ley para darle sustento legal a la apuesta que trae luego del incremento de la violencia provocada por el crimen organizado en Guanajuato.

Ante la debilidad operativa de buena parte de las policías municipales con sus honrosas excepciones, de alguna manera, el gobernador quería apantallar y echar montón a los malosos.

Una concepción totalmente distinta a la que tiene su sucesor, Diego Sinhue quien, con sus decisiones y estrategia echó abajo aquella apuesta. Casi un sexenio perdido en estrategias totalmente opuestas a las que hoy se echan a andar.

LA IMAGEN DEL DÍA

PANDEMIA: FERIA Y REGRESO A CLASES

Más allá del festival de los semáforos, el gobierno de Guanajuato deberá asumir en los días siguientes 2 decisiones importantes que impactarán en la movilidad de los ciudadanos en entornos diametralmente opuestos, el entretenimiento y la educación: la Feria León 2021 en enero y el regreso a clases presenciales.

El punto es que la primera determinación que va a asumir es la de la diversión pues en cuestión de días deberá decidir en conjunto con el gobierno leonés si se va a llevar a cabo la Feria de León 2021 que en los hechos, ya está en marcha con la autorización de los costos de entrada para la verbena.

Eso no significa que el evento se va a desarrollar a como dé lugar sino simplemente de previsiones que se tienen que tomar en el ámbito administrativo porque tienen que ver con los ingresos del Municipio en el siguiente año fiscal.

Pero es evidente que ya hay un retraso en el anuncio oficial del evento. Solo como referencia, la edición de este año que arrancó el 10 de enero y culminó el 4 de febrero, se anunció el 13 de noviembre con todo y el programa de actividades.

Es decir, al día de hoy son 17 días de retraso, entendibles porque la autoridad aún no decide si en realidad se va a hacer y cómo es que se va a hacer. Hace algunos meses en las proyecciones que había para el evento, uno de los escenarios que se contemplaban era posponer la verbena para varios meses después.

No obstante, esto no es tan sencillo porque, los proveedores y los espectáculos son los mismos en varias ferias del país y si León quisiera retrasarla se empalmaría en fechas con otras o por lo menos con muy poco tiempo de distancia para que no estén disponibles.

Lo cierto es que hoy, la evolución que ha tenido la pandemia hace que la eventual decisión de ratificar la Feria 2021, linde con la irresponsabilidad con todo y que se tomen medidas de sana distancia y se privilegien los espacios al aire libre.

Si en diciembre, de facto estaremos en un incremento de casos positivos, activos y hospitalizaciones, no hay lógica que permita imaginar un evento que congrega a miles a diario. En otras palabras, una cosa es decir “la vida tiene que seguir y la economía no se puede parar” y otra retar de esa manera a la Covid19.

Será esa decisión la que empiece a perfilar lo que puede pasar con el tema educativo que es otro reto mayor porque aquí se trata de un gran porcentaje de menores de edad y sobre todo niños en los que no es fácil aplicar la sana distancia.

En ambos casos, la Feria y el regreso a clases, impactarán el momento de la pandemia pero también el hecho de que, mientras no haya vacuna, solo habrá de 2 sopas: arriesgar la apertura gradual o cerrar de nuevo lo cual será cada vez más complejo.

Related posts