Foto: Especial

Agencias

Ginebra, Suiza.- La pandemia entró en una fase ‘crítica’, advirtió la OMS ayer, día en que Europa registró más de un millón de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria.

Los 52 países y territorios de la región (que va, al este, hasta Azerbaiyán y Rusia) totalizan al menos 1 millón 531 muertes (en más de 46.5 millones de casos), por delante de América Latina y el Caribe (832,755 muertes, 26.2 millones de contagios), y del área comprendida por Estados Unidos y Canadá (585,760 muertes, 32.3 millones de  casos).

Sin embargo, las tendencias son muy diferentes y hasta contrapuestas en estas zonas geográficas. Varias experimentan disparadas en las infecciones, con restricciones en vigor, mientras las autoridades intentan acelerar las campañas de vacunación.

Fuente: Johns Hopkins

Asia (285,824 decesos) registra récords en el sur, donde se intensifican las medidas para frenar al virus. En cambio, en Europa, Reino Unido vive en un momento de esperanza, pese a haber sido en un momento de la pandemia uno de los territorios más afectados y a pasar un invierno confinado: ayer celebró al alcanzar su meta de vacunación a mayores de 50 años, y volvió a habilitar pubs y peluquerías.

Más de 2.9 millones de personas han muerto en todo el mundo.

Punto crítico

Tras más de un año de su inicio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió ayer que la pandemia está en un “punto crítico […], creciendo de forma exponencial”, pero que se podría controlar “en unos meses” si se tomaran las medidas adecuadas.

India (mil 300 millones de habitantes) registró un rápido aumento de infecciones en las últimas semanas, y llegó a 13.5 millones, por encima de los 13.48 millones de Brasil. En cantidad absoluta de muertes, sin embargo, aún se encuentra lejos del gigante sudamericano. En Brasil, que suma 353 mil fallecimientos, la mayoría de las personas ingresadas en cuidados intensivos tienen menos de 40 años.

Paraguay está en una situación urgente, con los hospitales desbordados, pocos testeos y un alza de casos acelerada que llevó a un récord de 78 muertos en 24 horas.

Pero en otros territorios, despuntan destellos de esperanza.

Un rayo de luz

Desde ayer, los ingleses pueden acudir a las terrazas de los pubs y de los restaurantes, una medida bien acogida por el sector pese a las frías temperaturas. Reino Unido, confinado por tercera vez en enero (y algunas regiones como Londres desde mediados de diciembre), experimenta una fuerte mejoría.

Tiene menos de 3 mil casos y 50 muertes diarias. Los hospitalizados no llegan a 3 mil, contra los casi 40 mil en el peor momento de enero.

Casi el 60% de la población ha recibido una primera dosis y ayer alcanzó con algo de anticipación su objetivo de ofrecer al menos una primera dosis a los mayores de 50 años y a los más vulnerables o expuestos, anunció el gobierno.

El gobierno prevé que todos los adultos hayan recibido una dosis para finales de julio, pese a las preocupaciones por los posibles riesgos de trombos vinculados con la vacuna de AstraZeneca.

Esta semana se espera un alivio en las restricciones sanitarias en Italia, Irlanda y Eslovenia.

Francia, inmersa en la tercera ola, extenderá la vacunación a todas las personas de 55 años o más, con las vacunas de AstraZeneca o de Johnson & Johnson.

ndr