Gilberto Navarro

Guanajuato.- Debido a la pandemia, este año no hubo celebración por el día de Santa Cecilia, la patrona de los músicos.

Y es que, por medidas de salubridad, los músicos no pudieron celebrar a Santa Cecilia como todos los años, con fiesta y presentaciones de los grupos en la Plaza del Músico.

Pero no dejaron pasar la fecha sin recordar a la santa que los protege, a las seis de la mañana, mariachis la visitaron en su santuario y entonaron “las mañanitas”, para celebrarla y aprovecharon para pedir favores a su fe, las más importantes “salud y familia”.

También se ofició una misa en el templo de Belén y de ahí, los músicos partieron a ganarse la vida con sus instrumentos.

En el Jardín Unión, el mariachi “Mexicanisimo” descansa en una banca en espera de que algún visitante o local los contraté para llevar alegría con su música a la comida en alguno de los restaurantes, una serenata o incluso acompañar con sus notas un funeral.

Cada 22 de noviembre, se conmemora a “Santa Cecilia de Roma”, nació en el Siglo VI en una familia noble romana que la obligó a casarse con un noble, con el que no consumó su matrimonio, debido a que había consagrado su vida a dios.

Al convertirse al cristianismo, las autoridades romanas la condenaron a muerte por asfixia, quemando su casa, pero sobrevivió.

Se dice que se nombró patrona de los músicos, por el Papá Gregorio XIII en 1549, ya que durante el martirio alababa a dios cantando y tocando música con varios instrumentos.

SZ