PAN y PRD en el Senado confrontan al apagón analógico

Los partidos políticos fijaron sus posturas en San Lázaro. Foto: SUN

SUN

MÉXICO, D.F.- Los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática (PRD) presentaron proyectos de reforma para prorrogar el llamado “apagón analógico”, que debe llevarse a cabo el 31 de diciembre.

Los partidos políticos fijaron sus posturas en San Lázaro. Foto: SUN
Los partidos políticos fijaron sus posturas en San Lázaro. Foto: SUN

Miguel Barbosa Huerta propuso seis meses y Javier Lozano un año, con ajustes al artículo 5 transitorio del decreto de la reforma de telecomunicación, a fin de proteger el derecho de las audiencias a la televisión.

El senador del PRD, Miguel Barbosa Huerta, en la iniciativa que presentó de parte suya Zoé Robledo ante el pleno, señala que el vencimiento del plazo para la transición digital, el 31 de diciembre próximo, pone en riesgo la viabilidad de diversos medios públicos de comunicación con programación cultural.

Javier Lozano, del PAN, planteó que después de junio, pasadas las elecciones de 2016, empiece la entrega de convertidores analógicos, en vez de pantallas digitales, y que la entrega la lleve a cabo el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Zoé Robledo dijo que el propósito de la reforma al quinto transitorio de la reforma de telecomunicaciones sólo debe referirse a una fecha, no a disposición alguna.

El proyecto perredista planeta que la transición digital terrestre culminará el 30 de junio de 2016, y señala la obligación de los poderes de la unión para dotar de pantallas o decodificadores, y aportar presupuestos para dicho fin.

Señala que “concesionarios y permisionarios están obligados a devolver, en cuanto culmine el proceso de transición a la televisión digital terrestre, las frecuencias que originalmente les fueron concesionadas por el Estado, a fin de garantizar el uso eficiente del espectro radioeléctrico, la competencia y el uso óptimo de la banda de 700 megahertz.

La iniciativa de Lozano Alarcón prorroga al 31 de diciembre de 2016 el “apagón analógico”, y señala que “con el fin de garantizar la equidad en los procesos electorales, no se permitirá la distribución o entrega, bajo cualquier modalidad o forma legal, de equipos receptores o decodificadores, durante el periodo del 1 de enero al 30 de junio de 2016”.

Tampoco se permitirá que se lleven a cabo campañas relacionadas con la distribución o entrega de equipos, y será el Instituto Federal de telecomunicaciones, después de las votaciones del 4 de junio que podrá “distribuir exclusivamente decodificadores en las ciudades que existan faltantes para cubrir el 90% de los padrones de beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social”.

Comentarios

Comentarios