PAN Y MATRIMONIO IGUALITARIO: CUANDO LA CORTE LOS ALCANCE

LOS SABRÁN. Vaya usted a saber si la fracción del PAN en el Congreso ya tiene un as bajo la manga o de plano no le interesa abordar el tema luego de que la mayoría de sus diputados no están a favor de aprobar el matrimonio igualitario en el estado, según un sondeo interno que le platiqué hace unos días.

INCONDICIONALES. El chiste es que ayer, la aplanadora azul respaldada por tres priistas, menos Yulma Rocha, rechazaron una propuesta de exhorto al procurador de los Derechos Humanos en el estado, Vicente Esqueda Méndez para que, entre otras cosas, revise si hay omisiones de parte del Congreso local al no abordar las iniciativas que hay para aprobar la unión entre personas del mismo sexo en la entidad.

INEVITABLE. Sí claro, ya sabemos que los puntos de acuerdo y los exhortos son como las llamadas a misa, pero a la aplanadora panista se le acumulan los llamados para hacer un guiño ante un tema que ya rebasa sus principios de doctrina y en la práctica, tendrán que aceptar tarde o temprano.

EN LO DICHO. El exhorto planteado por el morenista David Martínez para que se pronuncie el ombudsperson es, evidentemente, una nueva medida de presión de los opositores al panismo hacia el PAN para que aborde un tema que no le gusta y es contrario a sus principios de doctrina.

DE PLANO. El punto es que si no legislan por su voluntad, no impedirán que esas uniones sean una realidad en Guanajuato, ya sea a través de los amparos o de fallos de la Suprema Corte que podría obligarlos a ponerse al día en esa materia.

UNA MÁS. Ayer, dijeron que no a la petición opositora de que Vicente Esqueda diga si con la negativa a legislar se violan o no los derechos de la comunidad de la diversidad sexual en Guanajuato. La petición morenista fue respaldada por el Verde, por Dessiré Ángel, de Movimiento Ciudadano; y por Yulma Rocha, del PRI.

SILENCIO EN LO PÚBLICO… Los otros priistas votaron junto al PAN y no argumentaron nada en tribuna pero sí mandaron un boletín horas más tarde para decir que no fueron con el exhorto porque Morena no sustenta legalmente sus posturas y que era ilegal invocar a Derechos Humanos.

EN RESUMEN. Lo que pareció en la sesión es que tres cuartos del PRI se alineaban a la resistencia panista que tarde o temprano será doblegada por la terca realidad.

LA DEL ESTRIBO…

Todo un poema el PRD y su proclividad al conflicto. Hasta en vías de extinción, sus pocos militantes se pelean.

Resulta que el sol azteca ya se quedó sin registro en Guanajuato pero a nivel nacional lo mantiene con lo mínimo. Por tener registro nacional, tiene derecho a representación en el consejo del IEEG aunque no a financiamiento.

Resulta que uno de los miembros del consejo directivo en Guanajuato que estuvo suspendido de sus derechos están en desacuerdo con los representantes que su dirigencia nacional nombró en el órgano estatal. El pleito llegó ayer al seno del IEEG que se declaró incompetente para decidir. El tema se resolverá en tribunales. El punto es que estos perredistas, seguirán de la greña hasta que la muerte los separe.

DE LOS MOCHES AL CORTÓN DE RECURSOS FEDERALES: OTRA DE RADICALISMOS

Los excesos del pasado reciente en nuestra política han llevado al gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador a tomar decisiones radicales que tampoco son sensatas pero que embonan con su afán de centralizar el poder.

Una de ellas, la de restringir en su totalidad los recursos para obras de infraestructura en los estados y municipios para sustituirlos por proyectos igual de faraónicos como el Tren Maya.

Y esos excesos del pasado, eran cuestionados por los propios gobernantes del PAN como ocurrió hace seis años con el entonces mandatario Miguel Márquez Márquez.

Márquez Márquez alertaba a alcaldes de la entidad ante la presencia de gestores que están ofreciendo servicios para supuestamente enlazar con las diferentes dependencias a nivel federal para bajar recursos y les pedía tener mucho cuidado porque los recursos bajaban vía aprobación presupuestal, vía convenios de carácter institucional y no necesariamente de una forma discrecional.

El jefe del ejecutivo estatal declinaba identificar a los ediles que habían intentado sorprender; solo les pedía tener “mucho cuidado” porque cada tres años era lo mismo y los citados gestores quieren aprovechar el reciente arribo al poder de los ediles para ofrecer este tipo de servicios.

“Que tengan mucho cuidado, que no los vayan a sorprender, la verdad es que he escuchado, no me consta pero ya van varias personas, alcaldes que me han comentado que han llegado a ofertar recursos que pueden gestionar a nivel federal”, declaraba Márquez.

Un par de años antes, en 2013, por estas mismas fechas, el entonces coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, era colocado en el ojo del huracán político a raíz de publicaciones en un diario de circulación nacional que lo responsabilizaban de cobrar “moches” para asignar recursos a alcaldes de municipios del país.

El también exalcalde de San Miguel de Allende se defendía de las acusaciones. Se decía ofendido y hasta pedía a la PGR, investigara el caso.

Villarreal siempre lo negó todo, fundado en el argumento de que públicamente, ningún alcalde lo había señalado ni mucho menos denunciado penalmente.

El entonces dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero lo sostuvo a piedra y lodo pese al escándalo que se desató.

Hoy, el PRI y el PAN cuestionan la estrategia del gobierno federal que cerró la llave de los recursos para proyectos de obra en las entidades y hay razones para entender y atender esas quejas.

El problema es que en su momento, las acciones y omisiones de gobiernos emanados de ambos partidos propicIaron que la 4T se fuera al otro extremo. Tiene Morena poca autoridad moral para sostenerlo, pero la mayoría suficiente para aprobarlo.

LUIS ERNESTO Y LIBIA DENISSE: EL CORTO CIRCUITO

La fracción mayoritaria del PAN en el Congreso local sigue arrastrando la cobija y exhibiendo, si no su división, por lo menos una pésima comunicación. Cuando no, una escasa operación política.

Peor aún, otra vez quedó clarísimo el corto circuito en los canales de comunicación entre la secretaria de Gobierno, Libia Denisse García Muñoz Ledo y el coordinador de la bancada, Luis Ernesto Ayala.

No es la primera vez en lo que va de esta legislatura pero ahora el papelón fue mayor de los diputados azules. Solo hay que ver el gesto de “trágame tierra” con el que subieron a tribuna Bricio Balderas y Armando Rangel, presidente e integrante de la comisión de Asuntos Municipales para admitir que votarían exactamente en contra, de como lo hicieron el martes pasado, un exhorto al Ayuntamiento de Victoria.

Un exhorto propuesto por la diputada del PRI, Ruth Tiscareño, para que la secretaria de Gobierno interviniera en la resolución de un conflicto al interior del cabildo de Victoria gobernado por el PAN pero en el que no tiene mayoría.

Resulta que se tomaron algunas decisiones con la presencia de solo cinco miembros del Ayuntamiento de los 10 que lo integran y no había quorum. PRI y Morena piden se reponga la sesión.

Los priistas solicitaron la intervención de Libia Denisse García. El pasado martes se votó por unanimidad a favor el exhorto a la número 2 de Palacio de Gobierno.

Pero ayer, los panistas simple y sencillamente se echaron para atrás luego de que, oh sorpresa, -sin querer queriendo- el del Verde, Gerardo Fernández, subiera a tribuna a calificar como un “absoluto despropósito” el punto de acuerdo. Es decir, no subió a defender a Libia Denisse pero eso pareció.

Ya para entonces en la fracción del PAN se había activado la “operación Chimoltrufia” (así como dicen una cosa, dicen otra). Quien sabe si en un arranque de sensatez o para prevenir el riesgo de una votación dividida, vino la señal de votar en contra lo que iba a ser a favor. Y el PRI se quedó colgado de la brocha. Hay versiones de que algunos diputados panistas fueron de ofrecidos hace unas semanas con el tricolor para decirles que ellos les sacaban adelante su punto de acuerdo.

Todo mal. De ternura, los argumentos de Bricio Balderas y de Armando Rangel que tuvo que dejar la presidencia de la mesa para ir a tribuna a poner cara de arrepentido. Que cuando discutieron el acuerdo en comisión no sabían que ya la secretaria se había acercado a Victoria.

Pero que de unos días a la fecha, ya se había atendido el tema. Imagínese usted cómo anda la comunicación en el PAN que los diputados no se informan de lo que hace la secretaria y aparecen hechos bolas en plena sesión.

Ruth Tiscareño todavía subió a tribuna a decir que sí, que Libia Denisse había ido a Victoria pero no para abordar ese tema. Una pena lo de la aplanadora azul y la secretaria de Gobierno. Parece la escuelita de Ortiz de Pinedo.