PAN: NO HAY FELICIDAD COMPLETA; MORENA, COMO GANSO BOCA ARRIBA

NO SE PUEDE TODO. Al PAN nadie le quita el gusto de ser el partido hegemónico en Guanajuato y presumir en lo nacional que este sigue siendo uno de sus grandes bastiones. Pero esa gran victoria no significa felicidad completa porque perdieron 2 municipios emblemáticos aunque recuperaron otros que no gobernaban.

AGRIDULCE. Morena tiene un sabor un poco más amargo porque pierde 4 de los 5 municipios que gobernaba: Apaseo el Alto, Comonfort, Acámbaro y San José Iturbide pero retiene el más poblado de todos que es Salamanca y gana además Doctor Mora y le arrebata Silao al PAN.

EN CONCRETO. En números fríos, el PAN, con los números del PREP, se perfila para ganar 22 Ayuntamientos, 7 para la alianza de PRI-PRD (todos con priista a la cabeza); 3 para Morena, los mismos que para el PRI y Verde, 2 para el PRD al igual que para Redes Sociales Progresistas y Movimiento Ciudadano y uno para una candidatura independiente.

SUBE Y BAJA. En el balance de las alcaldías por partido político, con respecto a la elección de 2018, el PAN tiene 3 menos pues hace 3 años ganó 25; el PRI tenía 11 y ahora gobernará 10; Morena gobierna en 5 y ahora solo lo hará en 3; el Verde tiene 2 y ahora asumirá el poder en 3; el PRD ganó 2 alcaldías, al igual que en 2018; Movimiento Ciudadano que no gobernaba ningún municipio, ahora lo hará en 2 al igual que el debutante Redes Sociales Progresistas mientras que Huanímaro será gobernado por 1 independiente.

CANTIDAD Y CALIDAD. El PAN para esta elección retiene 12 alcaldías y recupera 9 municipios que no gobernaba: San Francisco del Rincón, Dolores Hidalgo, Acámbaro, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, San José Iturbide, Juventino Rosas, Comonfort y Manuel Doblado. En contraparte, pierde Silao y San Miguel de Allende además de Ocampo, Cuerámaro, Yuriria, San Diego de la Unión, Tarandacuao, Huanímaro, Tarimoro, Tierra Blanca, Xichú y Doctor Mora. Doce municipios que ganó hace 3 años.

REVOLUCIÓN DE MEDIA TABLA PARA ABAJO

A LA BAJA. Por su parte, el PRI de los 11 que gobernaba, retiene 5: San Luis de la Paz, Uriangato, Jerécuaro, Romita y Abasolo y gana otros 5 que no tenía entre los que destaca San Miguel de Allende que gobierna el PAN. También recupera Tarimoro, Ocampo, Cuerámaro y Tarandacuao. En contraparte pierde 6: Dolores Hidalgo y San Francisco del Rincón que eran los 2 más importantes que tenía además de Santiago Maravatío, Pueblo Nuevo, Jaral del Progreso y Manuel Doblado.

MAURICIO, SALVANDO LA HONRA. El PRI es uno de los grandes perdedores de la jornada dominical. Su votación en alcaldías cayó del 16 al 12% aunque en algunas estuvo incluso por debajo del 10% y en una buena cantidad no tendrá un solo regidor. Si no fuera por el campanazo en San Miguel de Allende diríamos que ya está muy cerca de los santos óleos.

ALGO ES ALGO. El Verde mientras tanto pierde Apaseo el Grande que gobernaba hace 3 años y ratifica San Felipe además de ganar Yuriria y Huanímaro.

LA REVELACIÓN. Movimiento Ciudadano mientras tanto gana 2 alcaldías después de no gobernar ninguna en este trienio. La primera, Moroleón marcada por la tragedia tras el asesinato de la candidata Alma Barragán, sustituida luego por su hija que gana la elección y la segunda en Pueblo Nuevo con el expriista Leonardo Solórzano.

EN EXTINCIÓN. El PRD por su parte, gana Xichú y Tierra Blanca pero pierde Moroleón y Santa Cruz de Juventino Rosas, fiel reflejo de su desplome y su inminente pérdida de registro. Su alianza con el PRI fue un fiasco.

PRESCINDIBLES. Redes Sociales Progresistas también perderá el registro pero gobernará Jaral del Progreso y San Diego de la Unión. Nueva Alianza también lo pierde pero mantiene Villagrán; PT, Fuerza por México y Encuentro Solidario que confirman que 11 fuerzas políticas en la entidad es un exceso.

LOS MANDONES. En la legislatura, el triunfo del PAN en 21 de 22 distritos, lo confirma como indiscutible mayoría en el próximo Congreso. Morena se puede sacudir la amargura del balance municipal con el 21% de porcentaje de la votación que le dará una bancada de 7, sumando la curul que ganan de mayoría y en una de esas, llegar a 8 con los restos mayores.

Y SIN EMBARGO… Esa bancada que será superior a la actual, gobernar Silao y arrebatarle 2 de 15 distritos federales al PAN en Guanajuato son razones suficientes para concluir que Morena fue doblegado pero no avasallado ni vapuleado en este territorio comanche.

POSIBLE REPARTO. El PRI a lo mucho aspira a mantener las 4 plurinominales que hoy tiene. Tres son seguras y la otra que sería Adolfo Alfaro del distrito 10 de Manuel Doblado, a la espera del resto mayor. Movimiento Ciudadano y Verde ya tienen segura una pero aspiran a una segunda, con mayores posibilidades para el Verde que tiene más votos en la elección del Congreso.

LA DEL ESTRIBO…

De ganadores y perdedores dominicales, San Miguel de Allende tiene a los 2 máximos ejemplares. Mauricio Trejo es el nuevo héroe priista tras el campanazo contra Luis Alberto Villarreal a quien le sabe a humillación la derrota porque pierde con el PRI en su peor momento. Y como en tierra de ciegos, el tuerto es rey, Trejo ya puede ser considerado el nuevo Juan Camaney del tricolor rumbo al 2024.

Villarreal, por su parte, ya puede ser borrado de la lista de prospectos panistas para ser candidato a gobernador aunque él se resista. Los números son implacables. Karina Padilla en Salamanca se convierte en la única panista que pierde un distrito local.

En contraparte, Emanuel Reyes de Morena sigue dando de qué hablar. Hace 3 años ganó por la alianza PAN-PRD y en San Lázaro se hizo “moreno”. Tres años después gana un distrito en donde el PAN soñaba con carro completo. Casi nada.

RAZONES DEL PASADO PARA LA DEBACLE DEL PRI

El abandono sistemático y mal disimulado de su dirigencia nacional, el vínculo en varios momentos con personajes y hechos de corrupción, la dependencia de figuras que le impidió cultivar cuadros propios y la división interna provocada por la postulación de no priistas son algunas de las explicaciones al derrumbe electoral del PRI que escribió otra página oscura el pasado domingo.

Aquí, algunas pistas del porqué el PRI está donde ahora se encuentra.

Hace exactamente 9 años, en plena campaña electoral, muy cerca del cierre de las campañas que llevarían al PRI de regreso a Los Pinos, Pablo Zárate Juárez, coordinador de la campaña en una circunscripción que abarcaba varios estados del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto, era señalado por el gobierno de Estados Unidos como parte de una red de lavado de dinero del exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington.

La noticia tenía su impacto directo en Guanajuato pues el susodicho había estado en 2 actos del entonces candidato a la gubernatura Juan Ignacio Torres Landa.

Exactamente un año después, en 2013, el propio Torres Landa moría al desplomarse la avioneta en la que viajaba con otras personas.

Dos años después, en 2015, el expanista y exsecretario de Salud federal, Angel Córdova Villalobos perdía estrepitosamente frente a Héctor López Santillana. Pero, pese al mayúsculo descalabro, fue menor al que se perfila ahora de Ricardo Sheffield.

Hace 6 años, con todo y el candidato ciudadano, importado de las filas panistas, 2 veces secretario de estado y con buen conocimiento público, el PRI y sus coaligados solo alcanzan 31% de la votación, frente a 55% del PAN.

Córdova decía en su rueda de prensa de aceptación del resultado que hubo “cosas raras” mientras que al hoy flamante delegado de Banobras, Aurelio “Chachis” Martínez tuiteaba: “Me preguntan, qué pasó ayer y les contesto fácil: algunos vendieron la lista de movilización. Eso es una ching… para el PRI y al candidato”, escribió.

Solo algunos hechos que coinciden con esta fecha. Hay muchos más en este largo infierno que vive el tricolor que al paso que va, en el 2024 estaría más cerca de perder el registro que del milagro de recuperarse.

LA DEBACLE DEL VERDE; LA EMERGENCIA DE MC

La forma en la que se desploma el PRI es un tema que estaba diagnosticado y pronosticado pero no así, el patinón del Verde cuya votación cayó de forma espectacular en Guanajuato mientras la de Movimiento Ciudadano creció de manera importante hasta desbancarlo en varios municipios como tercera fuerza política.

Movimiento Ciudadano es el ganón entre la chiquillada política porque crece en votación y le disputa la cuarta posición al Verde que se desploma en votación con respecto a 2018.

Lo que más dolió al Verde es haber sido superado en León donde su candidato, el también dirigente estatal Sergio Contreras de haber logrado 56 mil 441 votos en 2018 y quedar a unos cuantos sufragios de desbancar al PRI del tercero, en esta ocasión apenas consiguió arriba de 15 mil. Moraleja: segundas partes no son buenas.

Hace 3 años superó el 10% de la votación y ahora no alcanza ni el 3%. Lo peor del caso es que perderá muy probablemente la posición que creía segura en el Ayuntamiento pues Movimiento Ciudadano con Juan Pablo Delgado y su campaña que pegó en el sector juvenil, lo desplazó de la cuarta posición.

Juan Pablo Delgado hizo casi duplicar la votación de MC de 10 mil 616 votos en 2018 a casi 19 mil lo que le da 3.55% de la votación y el derecho a tener un regidor.

Lo curioso es que, a nivel estatal, MC logró 99 mil votos en Ayuntamientos por 96 mil del Verde pero en la votación del Congreso, el Verde consiguió 88 mil contra 85 mil de MC que podrían ser la diferencia para que los del tucán consigan 2 pluris y dejen con una a los naranjas y fuera de la jugada a la exCoparmex Dessiré Angel.

Finalmente, el Verde parece pagar el plato en Guanajuato de venderse cada trienio al mejor postor en lo federal. Eso de bailar una pieza con distinto personaje ya es indefendible. A pesar de que Contreras quiso deslindarse de Morena y alejarse de Sheffield, el electorado no se la compró.

Y mientras este partido, queda atrapado en los devaneos de sus dirigentes nacionales, MC puede capitalizar la coyuntura y ser una fuerza de a deveras en Guanajuato siempre y cuando no siga siendo palera del PAN en lo local o el “nuevo Verde” a nivel nacional si Dante Delgado hace efectivos, los pronósticos que lo ligan como aliado de Morena en lo que viene.