Florina Zarate, candidata al gobierno de Xichú, se incorporó a la función pública en el trienio 2006-2009 encabezado por Perfecto González. Por primera vez en 70 años un partido distinto al PRI gobernaría ese municipio y eran muy altas las expectativas de que el PAN propiciara cambios sustantivos, de hecho su crecimiento se había cimentado en la movilización de la sociedad civil ante el hartazgo por los abusos de los gobiernos priistas.

Por ese tiempo Florina era una joven que había salido de su comunidad para ocupar un cargo de asistente en Presidencia, sin embargo, su cercanía con Perfecto -que desde entonces se convertiría en la persona a quien gobierno del estado entregó el control político de ese municipio- la llevaría paso a paso a otras posiciones. Como coincidencia que no parece fortuita, a la par que se hizo pública una relación sentimental entre ambos, ella se fue insertando en donde él ya tenía centrados sus intereses: en el manejo de los dineros públicos y en la articulación de todo un amplio entramado de negocios al amparo del poder.

En su segundo periodo de alcalde, 2012-2015, González ya tenía operando a través de prestanombres su empresa Grupo Constructor Vazgón S.A. de C.V, que usaba como plataforma para urdir toda una red de complicidades que a la fecha abarca varios municipios; Florina, por su parte, al tiempo que era auxiliar en Tesorería cursaba contabilidad los fines de semana en San Luís de la Paz. Fue en la siguiente administración 2015-2018, cuando para seguir con el control absoluto del presupuesto de Xichú, Perfecto la colocó al frente de la Tesorería como parte de los espacios que le cedió el alcalde entrante Eloy Leal; ejerció ese puesto los últimos cinco años, hasta el pasado febrero luego que Perfecto logró que le dieran la candidatura, dejando en el camino a la alcaldesa Guadalupe Ramírez quien buscaba reelegirse.

Un ejemplo: contrato de 6.5 millones

Siendo Perfecto alcalde por segunda vez y Florina auxiliar en Tesorería, una fuente consultada por Divisadero escuchó circunstancialmente un diálogo en el que éste le expresaba preocupación sobre la comprobación de un gasto, a lo que ella contestó: “Tú de eso no te preocupes, por eso me tienes aquí”. Todo apunta a que la ahora candidata siempre supo que estaba en donde se manejan los dineros para cuidarle la espalda en los negocios que ha hecho con el presupuesto municipal Perfecto González, quien entre los políticos del noreste es un ejemplo notable de lo que en Derecho Penal se tipifica como probable enriquecimiento ilícito, esto ha sucedido bajo la protección y pleno conocimiento de Miguel Márquez y Diego Sinhue.

Para prueba de lo anterior, aquí un ejemplo: una tarde de finales de 2017, el director de Obra Pública, Rafael Bustamante, reunió en las instalaciones de Casa de Cultura a los habitantes de dos de las principales calles de cabecera. Anunció que se rehabilitarían, ante la pregunta de dónde provenía la empresa, contestó: “es de Querétaro”. Sin embargo mintió, pues para esa fecha ya estaba firmado el contrato y días después los habitantes del poblado pudieron observar que el personal y la maquinaria eran de la empresa de Perfecto González. El adoquín que levantaban lo almacenaban en terrenos de su propiedad y dirigía los trabajos Marciano Vázquez, su socio y uno de sus principales prestanombres.

Pronto hubo evidencias de que se había instrumentado toda una trama de encubrimiento. Mediante los mecanismos de transparencia pudo obtenerse el contrato No.DOPM/PMXG/LS/CALLE/SEDESHU-MPIO/ESTATAL/023/17. Está fechado el 1 de diciembre de 2017 y quien aparece como contratista es la “Empresa Comercializadora OPALEGUI S.A. DE C.V.” con sede en el municipio de Victoria, la cual no tiene trayectoria en construcción pues su giro principal es la venta de insumos y materiales agrícolas, el dueño es Guillermo Chavero Arvizu, vinculado con el PAN. El monto fue de 6 millones 419 mil 430 pesos provenientes de Sedeshu y fueron adjudicados por el municipio de modo directo, aunque disfrazándolo de ‘licitación simplificada’. En el apartado ‘Declara el contratista’ (pág. 3), el documento especifica: “no subcontratará obra”.

Durante meses los trabajadores usaron ropa con el nombre de la empresa ‘Vazgon’, dejaron de hacerlo en mayo de 2018 luego que correo público un reporte sobre temas ambientales y marginalmente mencionó presuntas irregularidades en esos trabajos. Un empleado comentó a esta columna, que cuando apareció la información de inmediato les prohibieron usar las playeras y contestar preguntas relacionadas con el contratista o la empresa que realizaba esa obra. También a los camiones les borraron el nombre.

Pero no paraba ahí el mecanismo de corrupción alrededor de esos casi 6.5 millones: una de las maneras como Miguel Márquez y Diego Sinhue han arropado a Perfecto González en los periodos intermedios cuando no está de alcalde, es otorgándole una plaza de ‘articulador’ en la oficina regional de Sedeshu. Así fue en 2011 poco antes de ser presidente por segunda vez, luego, al dejar el cargo, se volvió a incorporar a la nómina estatal del 1 de marzo 2016 hasta el 15 de abril de 2018 cuando se fue a coordinar la campaña de Guadalupe Esquivel.

Esas temporalidades evidencian que al momento de obtener a través de un tercero el jugoso contrato: ‘Rehabilitación de calle Ing. Lesser, Juárez e Hidalgo’, era funcionario público en la misma institución de la que se bajó el recurso.

Pero esta trama de ilegalidad iba más lejos: entre sus funciones como ‘articulador’ estaba “Recibir y revisar las propuestas de inversión y expedientes técnicos. Fungir como enlace ante el municipio que le sea asignado para la recepción de propuestas de inversión de los programas que implementa la Secretaría”. Y según respuesta dada por la propia Sedeshu a la solicitud de información con folio 01740620, el municipio que tenía asignado por esas fechas el exalcalde era precisamente… Xichú.

Entre los firmantes de ese contrato aparece Florina Zárate, al mismo tiempo tesorera y su pareja sentimental con la que ha procreado cuatro hijos. Pero este es solo un ejemplo, pues por las funciones que ha desempeñado en Tesorería la ahora candidata, durante nueve años decenas de contratos y facturas relacionadas con Perfecto González (quien usa múltiples prestanombres) han pasado por sus manos, y en muchos de esos documentos está estampada su firma. Esas transacciones suman muchos millones de pesos…